PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Alameda Central

Comenzarán bien el día recorriendo a hora temprana, uno de los sitios de mayor antigüedad y tradición de la ciudad.

La Alameda Central fue el primer jardín y paseo de la capital. Hacia 1592 el virrey Luis de Velasco, hijo, solicitó al Ayuntamiento que se creara un sitio de esparcimiento y ornato para la ciudad. El nombre de Alameda se debe a los álamos que ahí se plantaron. Durante la época colonial, fue un sitio de recreo preferido por la alta sociedad, razón por la que se le dotó de una reja que impedía la entrada a la gente humilde. Sin embargo, durante el siglo XIX, sufrió grandes cambios: se quitó la barda que la cerraba, se convirtió en un centro de reunión y paseo popular, se modificaron los jardines, se secaron definitivamente las acequias que la rodeaban; de 1853 data la fuente central y en 1892 se alumbró con luz eléctrica.

Comenzarán bien el día recorriendo a hora temprana, uno de los sitios de mayor antigüedad y tradición de la ciudad. La Alameda Central fue el primer jardín y paseo de la capital. Hacia 1592 el virrey Luis de Velasco, hijo, solicitó al Ayuntamiento que se creara un sitio de esparcimiento y ornato para la ciudad. El nombre de Alameda se debe a los álamos que ahí se plantaron. Durante la época colonial, fue un sitio de recreo preferido por la alta sociedad, razón por la que se le dotó de una reja que impedía la entrada a la gente humilde. Sin embargo, durante el siglo XIX, sufrió grandes cambios: se quitó la barda que la cerraba, se convirtió en un centro de reunión y paseo popular, se modificaron los jardines, se secaron definitivamente las acequias que la rodeaban; de 1853 data la fuente central y en 1892 se alumbró con luz eléctrica.

A lo largo de su existencia, la Alameda ha sido escenario de grandes duelos amorosos y fuente de inspiración de artistas.

En su paseo por la Alameda, no todo es naturaleza, también encontrarán grandes y bellas obras de arte, como el Hemiciclo a Juárez, monumento en mármol concebido por el arquitecto Guillermo Heredia, que fue inaugurado en 1910 con motivo de las fiestas del Centenario de la Independencia de México y el monumento al músico alemán Beethoven, que esculpido por Gladembech, fue obsequiado a la ciudad en 1921, en ocasión de cumplirse los cien años de la Novena Sinfonía.

Actualmente jóvenes, niños y adultos se reúnen en la Alameda domingo a domingo, y especialmente los días festivos, para disfrutar de los espectáculos gratuitos de danza y música que ahí se organizan

Destinos
Estados
Áreas naturales
Ciudades
Barrios Mágicos del DF
Ciudades Coloniales
Playas
Pueblos mágicos
Pueblos con encanto
Zonas arqueológicas
Tipos de viaje
Fin de semana
Aventura y ecoturismo
De placer
Cultural
Recreativo
Tips de viaje
Conoce México
Historia
Naturaleza
Cultura
Gastronomía
Revistas
REVISTA NUEVA México Desconocido portada edición del mes
EDICIÓN ESPECIAL México Desconocido portada edición especial
Alto Nivel Cine PREMIERE Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación