PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la naturaleza
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cholula del siglo XV

Por: Ángel Gallegos

Desde el inicio de la era cristiana y hasta el siglo XVI, se levantaron en la parte central de la actual República Mexicana, numerosas ciudades y centros ceremoniales donde los supremos sacerdotes rindieron culto a las antiguas divinidades de la época prehispánica.

Uno de los más importantes asentamientos que se levantaron en aquellos tiempos fue la ciudad de Cholula, importante capital indígena cuyos vestigios arqueológicos, aún se pueden apreciar en las inmediaciones de lo que ahora es la moderna Cholula, localizada en el estado de Puebla, a escasos 20 km al poniente de la “Ciudad de los ángeles”.   

La zona arqueológica de Cholula aún conserva los restos de lo que fuera la mayor edificación piramidal del México antiguo. Se trata de una estructura que en realidad se conforma de siete estructuras sobrepuestas, y que aproximadamente mide 400 m por lado. Los trabajos para la restauración de esta construcción prehispánica iniciaron a finales de la década de los años 60, y aunque otras pirámides y edificios prehispánicos aún permanecen ocultos bajo la tierra, los más recientes trabajos arqueológicos dieron como resultado, el descubrimiento de importantes pinturas con que fueron decorados algunos de los muros de la edificación. Estos murales, entre ellos el más popular conocido con el nombre de los “bebedores”, han permitido a los investigadores conocer varios de los aconteceres de la vida religiosa de los antiguos habitantes de la ciudad de Cholula.   

Según las viejas tradiciones históricas, luego de haber sido expulsado de Tula, el mítico sacerdote Quetzalcóatl permaneció durante algún tiempo en Cholula. Tras una breve estancia, el señor “serpiente emplumada” abandonó esta ciudad para más tarde embarcarse hacia su destino final, en las costas del este.   

Años más tarde, hacia 1519, y precisamente después de arribar por las costas del este en Veracruz, el conquistador español Hernán Cortés y sus hombres pudieron conocer a la antigua ciudad de Cholula en todo su esplendor, pues fue precisamente esta, uno de los sitios por donde las huestes europeas avanzaron durante su trayecto hacia la ciudad de México.   

Aquí tuvo lugar uno de los pasajes más sangrientos de la conquista de México cuando el capital español ordenó la matanza de decenas de guerreros desarmados iniciándose con ello, la caída y sistemática destrucción de la afamada “Chollolan”, erigiéndose así, sobre las ruinas de la antigua capital indígena, una nueva ciudad colonial caracterizada por la construcción de numerosas iglesias cristianas, las cuales, en la actualidad, constituyen el principal atractivo de este hermoso rincón poblano.   

Compartir

ComScore
IASA Comunicación