PUBLICIDAD
¡Descarga GRATIS! 100 años Toma de Zacatecas. MxD Niños
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Golfo de California, ¿un mar desierto?

Por: México desconocido

Ubicado al noroeste del país, este escenario natural, de increíbles aguas azul intenso (también conocido como el Mar de Cortés), se puede explorar desde diferentes puntos de Sonora, Sinaloa y las Baja Californias.

La región del Mar de Cortés (al noroeste de la República Méxicana), integrada por las aguas que bañan las playas de los estados de Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, es considerada por muchos, como uno de los escenarios naturales más maravillosos del mundo.  
  
Si el visitante pudiera realizar un recorrido por la región y admirar la diversidad de ecosistemas terrestres y marinos que ofrece, este podría comenzar en Sinaloa, en el puerto pesquero de Atalta ubicado a tan solo 63 km de Culiacán, en donde a parte de probar el chilorio, platillo típico de la región, a no poca distancia de allí, el visitante se puede encontrar con El Dorado, lugar dotado de magníficas playas como: Arenitas, Ponce y Casino del Mar; de las que parten múltiples embarcaciones abarrotadas de aficionados a la pesca deportiva del pez vela y del marlín.  
  
En ese mismo estado, al suroeste de Los Mochis, el visitante puede tomarse un descanso en las playas cercanas a Topolabampo: Punta Copas, Las Hamacas y la popular Maviri, desde donde parten los botes que, navegando por las aguas del Mar de Cortés, se detienen ante el Farallón de San Ignacio, una espectacular formación rocosa que con el tiempo se ha convertido en santuario de aves y diversas especies de fauna marina.  
 
Ya en el estado de Sonora, a solo 20 km de Guaymas, se encuentra San Carlos, un lugar especial donde las playas cristalinas, el azul profundo del cielo y la tierra firme, casi desértica y coronada por montañas, se conjugan para ofrecer al visitante, una de las más inolvidables visiones de la creación de la naturaleza. Aquí, en San Carlos se realiza un torneo veraniego de pesca y se puede también practicar el buceo en las aguas de Punta Doble y Punta San Antonio.  
 
Al norte de ese estado se encuentra Puerto Peñasco, un lugar que ofrece al visitante, la espectacular visión de la Reserva del Pinacate, un maravilloso ecosistema compuesto por numerosos cráteres y extrañas formaciones terrestres; no muy lejos de allí, en la isla San Jorge todavía se dejan ver lobos marinos y en ocasiones hasta juguetones delfines.  
 
Por su parte, en Baja California, la ribera occidental del Mar de Cortés ofrece al visitante un suave oleaje en Playa Rosarito, ubicada a 26 km de Tijuana y, las magníficas playas de Ensenada: Tres Hermanos, El Estero, San Carlos y la bahía Todos los Santos, donde también se practica el buceo, aunque aquí se realiza a grandes profundidades. No lejos de ahí, desde Santo Tomás y El Ciprés, durante el invierno, el visitante puede contemplar hacia el horizonte, el fascinante paso migratorio de las ballenas hacia el sur.  
 
Ya en Baja California Sur, las aguas azules de Loreto reciben al visitante para también dejarlo conocer la Misión jesuita del sigloXVII; mientras que la capital de este estado, La Paz, fundada en 1535 por el propio Hernán Cortés, ofrece a tan sólo 18 km de distancia, las playas de Pichique, donde en sus cercanías, pueden tomarse los botes que conducen a las islas de Espíritu Santo y Partida; a ellas acuden los amantes del buceo para contemplar la vida de los grandes amos del mar como es el tiburón martillo.  
  
Pero sin duda, el destino favorito de cientos de turistas que visitan la región del Mar de Cortés, es Los Cabos, un espectacular corredor náutico que une a San José del Cabo con Cabo San Lucas. Es este lugar, donde se dan cita los visitantes que buscan tener un placentero descanso o bien, aquellos que buscan tener la oportunidad de practicar el veleo, el windsurf, y sentir la emoción del buceo, y que decir de aquellos que acuden por el simple gusto de admirar la magnífica vista que la naturaleza nos ofrece en el Arco, la singular formación rocosa que distingue a Los Cabos; desde donde el Mar de Cortés se despide de sus visitantes, quienes con seguridad, regresarán a esta región donde la realidad rebasa la imaginación.

¿Conoces el Mar de Cortés? Cuéntanos tu experiencia... ¡Comenta esta nota!

Compartir

ComScore
IASA Comunicación