PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fiestas patronales

Por: Francisco Palma Lagunas

Las fiestas patronales son características de nuestra cultura y no hay rincón del país donde no se realice una celebración dedicada a alguna imagen religiosa vinculada con la tradición católica.

Milpa Alta, con sus diferentes pueblos es un ejemplo claro de las celebraciones anuales. Se trata de una región donde se han conservado en mayor grado las tradiciones y costumbres pues sus poblados se encuentran apartados de la gran ciudad. Ir a Milpa Alta es como estar en otro lugar; pero, dentro de la demarcación capitalina.

Por otra parte, las fiestas patronales son una muestra de las tradiciones nacionales, y expresan muchas de las ideas y de las concepciones del mexicano sobre la religión y su cosmovisión. Están plagadas de elementos simbólicos que conjugan tradiciones occidentales con otras de origen mesoamericano.

Así mismo, las fiestas patronales propician la convivencia social y ayudan a las personas a satisfacer algunas de sus necesidades espirituales, sociales o de simple diversión mediante sus variadas expresiones, como pueden ser las misas y las procesiones, el baile o la feria.

En las fiestas participan y acuden todo tipo de personas, desde los niños más pequeños hasta los de mayor edad. Además, el festejo no es exclusivo para los originarios o residentes del lugar, pues está abierto para quienes deseen acudir.

No obstante, las celebraciones siempre corren a cargo de los mismos habitantes del pueblo. Con meses de anticipación se preparan para que el día de festejo del santo todo salga lo mejor posible y en muchas ocasiones se cuenta con el apoyo económico de quienes emigraron a otras ciudades del país o del extranjero, los por lo general regresan en esos momentos para reforzar sus lazos con la comunidad y afianzar su identidad.

De igual forma la fiesta patronal de alguna comunidad da a los individuos que la conforman un rasgo identificativo, que lo liga más a su colectividad por la simple pertenencia y sus tradiciones. Con sus rituales colectivos, danzas, procesiones, música, trabajos y diversiones son de gran importancia , pues a través de éstas se reflejan algunas de las más concretas expresiones de nuestra cultura mestiza.

En torno a la fe, la creencia y la devoción de las personas hacia los santos patronos parte toda esta concepción. Así, las fiestas no se podrían entender sin esta idea de la gente sobre las imágenes a las que se encomienda el pueblo.

Fuente: México desconocido No. 334 / diciembre 2004

Destinos
Estados
Áreas naturales
Ciudades
Barrios Mágicos del DF
Ciudades Coloniales
Playas
Pueblos mágicos
Pueblos con encanto
Zonas arqueológicas
Tipos de viaje
Fin de semana
Aventura y ecoturismo
De placer
Cultural
Recreativo
Tips de viaje
Conoce México
Historia
Naturaleza
Cultura
Gastronomía
Revistas
REVISTA NUEVA México Desconocido portada edición del mes
EDICIÓN ESPECIAL México Desconocido portada edición especial
Alto Nivel Cine PREMIERE Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación