PUBLICIDAD
Corredores Turísticos del Estado de México. Vol. 4
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fin de semana en Pátzcuaro, Michoacán

Por su atmósfera llena de misticismo, el "Pueblo Mágico" de Pátzcuaro se ha convertido en uno de los rincones más encantadores de México. Custodiado por el azul del lago, aquí se desarrolló un importante centro ceremonial purépecha, cultura que permanece viva en la lengua, las artesanías, la gastronomía, así como la gente orgullosa de sus raíces indígenas.

VIERNES
Por ser una comunidad tranquila y apacible, de aspecto romántico, Pátzcuaro no se caracteriza por tener complejos turísticos de grandes proporciones, sin embargo, te aseguramos que el hospedaje en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad te llenará del ambiente hospitalario que caracteriza a su gente.

Te recomendamos alojarte en La Mansión de los Sueños, ubicada en el centro de la ciudad, ya que así podrás conocer sus edificios y monumentos más atractivos, como la Plaza Vasco de Quiroga o Plaza Grande, en la cual se encuentra una estatua de bronce del primer obispo de Michoacán, obra del escultor Francisco Zúñiga.

Cerca de ahí se encuentra tanbién la Plaza Gertrudis Bocanegra nombrada en honor de esta heroína del movimiento de independencia, en donde además de su famoso mercado, se encuentra el ex Convento de San Agustín, en el que se aloja también la Biblioteca Pública “Gertrudis Bocanegra”, edificio fundado en 1576 y que fungió como convento de los Agustinos. En su interior se exhibe un bellísimo mural pintado por Juan O’Gorman, que muestra un interesante resumen de la historia del pueblo purépecha.

Plaza Vasco de Quiroga



SÁBADO
Después de un merecido desayuno en el que podrás saborear las exquisitas muestras de la gastronomía purépecha como las corundas o los uchepos, puedes continuar con tu recorrido por el centro de Pátzcuaro, en donde hallarás numerosos mercados de artesanías que te permitirán apreciar la creatividad de las manos michoacanas, expertas en elaborar muebles de madera rústicos, coloniales y de acabado antiguo, típicos del lugar; también encontrarás canastos tejidos de chuspata –planta que crece a orillas del lago–, y finísimos trabajos en laca, técnica artesanal que se desarrolló en la época colonial, así como los textiles, centenaria herencia de las indígenas purépechas.

Dirígete ahora a la calle de Enseñanza y Alcantarilla donde hallarás el Museo de Artes e Industrias Populares que en el siglo XVI fue sede del antiguo Colegio de San Nicolás, fundado por don Vasco de Quiroga, en el que se preparaban los españoles para convertirse en sacerdotes y se enseñaban diversos oficios a los indígenas.

En sus instalaciones podrás observar muestras de la interesante producción artesanal de los indígenas de la región, como el maque, técnica que utiliza tierra, aceite de chía y colorantes obtenidos de las cochinillas; pasta de caña, con la que se han elaborado desde siglos atrás principalmente figuras religiosas; madera tallada y esculturas estofadas, así como algunas técnicas de origen prehispánico como el maravilloso arte plumario.

Cerca del museo encontrarás el Templo y Colegio de la Compañía de Jesús de fachada barroca, construido en el siglo XVIII y que actualmente es la Casa de la Cultura. Cerca de aqui se encuentra el Templo de El Sagrario, construida hacia finales del siglo XVII y dedicada a la Virgen del Rosario. En su interior podrás admirar un hermoso retablo también de estilo barroco.

Siguiendo con el recorrido llegarás a la famosa Casa de los Once Patios, que data de 1742 y fungió como convento de las monjas Dominicas de Santa Catarina. A poca distancia de este edificio encontrarás la calle de Dr. Coss, donde se halla la Pila de San Miguel, nombrada así por la imágen de este santo arcángel que según la leyenda fue colocado por don Vasco de Quiroga para ahuyentar al diablo que molestaba a las mujeres que iban a la fuente en busca de agua.

Atravesando la calle de Navarrete, hallarás el Templo y Hospital de San Juan de Dios, de mediados del siglo XVII, y de ahí llegarás al Templo y Plazuela de San Francisco, donde cada fin de semana hay un tianguis de losa de barro, artesanía de madera y canastos tejidos. La portada del claustro es de estilo plateresco, y en su interior podrás admirar una imagen del Señor de la Tercera Orden, hecha en pasta de caña de maíz.

Más adelante llegarás al Hospitalito, el templo más antiguo de Pátzcuaro fundado por los franciscanos en el siglo XVI, que ostenta una portada de tipo renacentista, mientras que en la cuadra siguiente se encuentra el Santuario de Guadalupe, templo neoclásico de principios del siglo XIX que aún conserva parte de sus esculturas originales que representan cuatro de las siete virtudes teologales: Caridad, Templanza, Fortaleza y Fe.

Puedes ahora dirigirte hacia la salida a Morelia, para que conozcas la Capilla de "El Humilladero" ubicada sobre la Avenida Benigno Serrato. Construida en el siglo XVII, esta edificación conserva un Cristo crucificado cuyo cuerpo, junto con la cruz, fue esculipdo con una sola pieza de cantera.

Antes de cerrar este día tan ajetreado, no dejes de visitar la Capilla del Calvario, ubicada en la salida suroeste de la ciudad y que habría sido edificada en 1666 por el religioso Marcos Ramírez del Prado, en un antiguo cementerio donde estaba sepultado el emperador purépecha Tariácuri. El camino de acceso conduce hasta el Cerro del Estribo, desde donde tendrás una excelente vista de la ciudad y del lago de Pátzcuaro.

Finalmente, reserva parte de la tarde para conocer la Mansión de Iturbe, antigua casa de comercio y arriería del siglo XVII, que perteneció a don Francisco de Iturbe y Heriz, aún en poder de la familia que la transformó en hotel conservando su estilo original, una joya virreinal. Ahí podrás disfrutar de un delicioso guiso tradicional festivo: el churipo, caldo de res con verduras, chile, huevo y acompañado por unas típicas enchiladas morelianas o un sabroso pozole.

Casa de los Once Patios en Pátzcuaro

DOMINGO
En este día, después de desayunar, te invitamos a recorrer los alrededores de Pátzcuaro, no sin antes visitar la Basílica de Nuestra Señora de la Salud, el templo más importante de Pátzcuaro construido por don Vasco de Quiroga sobre un centro ceremonial prehispánico. En su interior se venera la imagen de la Virgen de la Salud hecha con pasta de caña de maíz del siglo XVI.

Trasládate ahora hasta Santa Clara del Cobre, poblado ubicado a tan sólo 24 km de Pátzcuaro, en el que además de sus edificios históricos, como el templo de Santa Clara, conocerás todo lo relacionado con la industria metalúrgica del cobre, actividad que constituye parte esencial de la dinámica económica de la región.

No dejes de visitar el Museo del Cobre y los talleres de cobre martillado, donde conocerás el proceso para la elaboración de una infinidad de piezas, desde miniaturas de menos de un cm, hasta gigantescas bañeras. De estas artesanías destacan las de cobre natural, las de un tono verdoso hechas con la técnica de patinado y las que tienen incrustaciones de plata y oro.

Te invitamos ahora a conocer la Zona arqueológica de Tzintzuntzan, también conocida como Las Yacatas, a tan sólo 15 km de Pátzcuaro. Aquí podrás visitar su museo de sitio que exhibe piezas de metal como muestra de la tradición metalúrgica michoacana, además de piezas de barro, utensilios de labranza, hueso y artículos ornamentales de turquesa, oro y jade. Este fue el centro ceremonial prehispánico más importante del estado Tarasco, formado por cinco construcciones conocidas como Yácatas, de 400 m de largo y 180 m de ancho, de forma rectangular y semicircular.

De regreso en Pátzcuaro, puedes dirigirte ahora a la zona del lago para visitar la isla de Janitzio a bordo de una lancha donde podrás viajar cómodamente hasta este lugar. La imagen de Janitzio es como la de una ilusión, ya que esta sorprendente montaña parece flotar en medio del lago, coronada por una gigantesca estatua de José Ma. Morelos y Pavón. En ella es donde usualmente tienen lugar las fiestas más llamativas del Día de Muertos.

No te pierdas la vista que se observa desde lo alto del monumento a Morelos, ya que tendrás una vista privilegiada de los alrededores. Una vez allí, corona tu esfuerzo con un vaso de alipus, bebida de toronja con charanda, chile piquín, sal, naranja y limón, que te refrescará antes de emprender el ascenso por el caracol que te llevara hasta lo más alto de monumento.

Finalizado este recorrido, no olvides traer un recuerdo de tu visita a este bellísimo rincón del occidente mexicano, del cual todavía existen muchos rincones que te esperan en tu próxima visita.

Basílica de Nuestra Señora de la Salud en Pátzcuaro

CÓMO LLEGAR
Pátzcuaro se encuentra a 50 kilómetros al suroeste de Morelia, por la carretera Núm. 126. El aeropuerto más cercano se encuentra en la ciudad de Morelia, al igual que la central de autobuses. Desde la Ciudad de México puedes llegar por la carretera Núm. 55, por la carretera a Toluca y después, a la altura de Atlacomulco, en el kilómetro 133, dar vuelta a la izquierda en dirección a Maravatío y Morelia.

TIPS
-En la Plaza Vasco de Quiroga tendrás oportunidad de visitar otros sitios de singular importancia, como el Palacio de Huitziméngari, que se dice perteneció a Antonio de Huitziméngari, hijo del último Cazonci o gobernnate puréoecha, quien era ahijado del virrey Antonio de Mendoza. También hallarás la famosa Casa del Gigante, casa construida en el siglo XVII, conocida también como Mansión de los Condes de Menocal, con techumbres de teja y prolongados aleros, además de bellos patios de arquerías de cantera.

-A 52 kilómetros al sureste de Pátzcuaro se encuentra la ciudad de Tacámbaro de Collado, fundada en 1535. Esta ciudad conserva las callejuelas empedradas y su plaza rodeada de portales. Aquí podrás visitar su catedral del siglo XVI, las ruinas de la capilla de Santa María Magdalena y otros atractivos naturales como las cascadas de Santa Paula y Santa Rosa, y el apacible bosque de Cerro Hueco y la laguna.

-Cerca de Santa Clara de Cobre se encuentra el lago de Zirahuén, considerado uno de los más hermosos de Michoacán. Se ubica a sólo 11 kilómetros al noroeste de Santa Clara del Cobre y se llega por una calzada adoquinada que tiene espléndidas vistas panorámicas. En este lago podrás pasear en lanchas de alquiler o caminar por los tupidos bosques de copnpiferas de los alrededores. Zirahuén cuenta, además con cabañas en renta para todos los presupuestos.

DÓNDE COMER
La Pérgola
Carretera Pátzcuaro-Quiroga km 2, La Playa

Las Redes
Av. Américas 6, Morelos

Los Escudos
Portal Hidalgo 73, Centro

Doña Paca
Portal Morelos 59, Centro

Tarasco
Av. Lázaro Cárdenas 450, Revolución

DÓNDE DORMIR
Hacienda Mariposas C/E
Carretera Pátzcuaro-Santa Clara km 3

La Mansión de los Sueños C/E
Ibarra 15, Centro

Best Western Posada de Don Vasco
Av. Lázaro Cárdenas 450, Centro

Compartir

ComScore
IASA Comunicación