PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la naturaleza
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Hidalgo del Parral, Chihuahua. Aires de otro tiempo

Por: México desconocido

Infinidad de casas con hermosas fachadas que aún sobreviven, son mudos testigos de la antigua bonanza minera de la ciudad.

Desde tiempos inmemoriales, el norte de México ha sido una zona donde el establecimiento de la vida sedentaria ha significado un fuerte reto a la naturaleza y a la tenacidad humana. Por eso, en el caso de Chihuahua, su densidad demográfica no corresponde con su extensión territorial; aún así, venciendo los inconvenientes climáticos, geográficos y demográficos, ha logrado contribuir de manera importante al desarrollo económico de nuestro país.

Un vivo ejemplo de lo anterior lo constituye Hidalgo del Parral, ciudad que en el siglo XVII llegara a consolidarse como importante centro minero de la Nueva Vizcaya, y que alcanzara notoriedad mundial por ser el sitio donde, desafortunadamente, fuera asesinado el célebre “Centauro del Norte”, Pancho Villa.

Siendo un lugar habitando por diversos grupos indígenas, sobresaliendo los rarámuris (tarahumaras), la región de Parral comenzó a llamar la atención de los codiciosos conquistadores allá por 1631, año en que fueron descubiertas las primeras vetas argentíferas de la zona, las cuales se explotaron durante casi todo el siglo XVII. Dichas minas llegaron a producir tal cantidad de plata que, en su mejores épocas, opacaron inclusive a las del rico Real de Minas de Zacatecas.

De ese periodo de bonanza minera sobreviven, aunque hoy en día ya no se trabajen, las ruinas de la mina “La Prieta”, que fuera la primera en ser explotada y que sentara las bases para el posterior poblamiento de Parral.

CAMINANDO POR PARRAL
Contrario a lo que mucha gente pueda creer, la ciudad de Hidalgo del Parral (conocida simplemente como Parral), posee un sinnúmero de atractivos que, además de habernos de sus relevancia histórica, nos asombran como su singular belleza.

Fundada por el alférez real Juan Rangel de Biesma, Parral se yergue sobre la cota de los 1 965 msnm y se localiza a 232 km al sudoeste de la capital del estado y a 1 355 km de la ciudad de México.

En un breve paseo por la ciudad, uno de los primeros edificios que llaman la atención es la parroquia de San José, hermosa construcción del siglo XVII cuya portada principal está custodiada por columnas y rematada por un nicho con la imagen del santo patrono de la iglesia, San José, con un niño de la mano. Sobre este nicho destaca un pequeño ventanal circular. Los muros laterales del templo están sosteniendo por contrafuertes y sobre su esquina sur se levanta su única torre campanario. Por lo que toca a su interior, sus retablos, el principal y los laterales, son de un bello estilo barroco y están recubiertos con oro de hoja. Una singularidad de esta parroquia es que en su presbiterio se encuentran depositados los restos mortales del fundador de Parral.

Parroquía en Hidalgo del Parral

Contiguo a la parroquia está el jardín principal, en cuyo centro podemos admirar un bello kiosco de estructura metálica con techo y piso de madera. Entre el kiosco y la parroquia se levantó una estatua al fundador Juan Rangel de Biesma. Si nos sentamos a descansar en una de las bancas de este apacible jardín, podemos observar a infinidad de indígenas rarámuris que bajan a la ciudad a vender sus artesanías; también se pueden ver las viejas instalaciones de la mina La Prieta, hoy abandonadas.

Reiniciando nuestro recorrido por la ciudad, hacia el poniente de la misma nos encontramos con la maravillosa estructura conocida como la Casa Stallfurth, edificio de dos pisos del que resaltan sus magníficos decorados, así como la balconería del piso superior. Casi enfrente de ésta se localiza el Templo de Guadalupe, singular construcción realizada en piedra hacia principios de este siglo, y frente a ésta encontramos una austera plaza con una fuente de corte modernista, en cuya esquina noroeste vemos la Iglesia de la Soledad, levantada en el siglo XVII con su fachada lisa y su torre de un solo cuerpo; su interior se destaca por el retablo dorado de marcado estilo churrigueresco su techo de viguería.

Casi a espaldas de este pequeño templo, se localiza uno de los edificios más bellos de Parral, el Palacio de Alvarado, hermosa casa de dos pisos rematada por una balaustrada de hermosa elaboración.

Palacio de Alvarado

Caminando en busca del famoso Museo de Villa, nos topamos con la Casa Griensen, llamada así en honor de la heroína parralense Elisa Griensen, quien en 1916 expulsó a un contingente norteamericano que perseguía a Francisco Villa. Esta casa posee una fachada ricamente labrada y decorada con columnas de mármol y una balaustrada con motivos geométricos; su patrio interior está delimitado por una arquería sostenida por columnas metálicas.

A unos cuantos pasos de la mansión se ubica el Museo de Villa, que ocupa el edificio desde donde se disparó al caudillo; en el exterior del mismo existe una placa alusiva al sitio en que muriera el general, y en su interior pueden admirarse pinturas, fotografías y algunos objetos personales del “Centauro del Norte”, el museo cuenta además con una pequeña biblioteca.

Siguiendo con el paseo por la ciudad, resulta interesante visitar la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, la cual fue construida hacia finales del siglo pasado; la fachada está decorada con implementos mineros, y el interior con guijarros y troncos que los mismos mineros colocaron.

Para dar término a nuestra visita, podemos admirar infinidad de casas con hermosas fachadas que aún sobreviven, como mudos testigos de la antigua bonanza minera de la ciudad. También nos topamos con la iglesia de Nuestra Señora del Rayo y, a unas pocas cuadras de ésta, el majestuoso Teatro Hidalgo, edificio de dos pisos, con balaustrada y frontón curvo en el que aparece el nombre del teatro. Frente a éste se levanta una columna con la escultura de don Miguel Hidalgo.

Teatro Hidalgo

En la ciudad de Hidalgo del Parral se pueden encontrar todos los servicios que requiere el turista, tales como hospedaje, restaurantes, teléfonos, transportes, etcétera.

Por último, cabe mencionar que la principal festividad de Hidalgo del Parral se lleva a cabo cada 20 de julio, fecha en que se conmemora el aniversario luctuoso de Francisco Villa. Ese día, además de realizar un desfile y un acto cívico, se escenifican los sucesos ocurridos en 1923 y el momento en que fue asesinado el general.

SI VAS A HIDALGO DEL PARRAL...
Si partes de la ciudad de México hay que tomar la carretera federa (México-León-Zacatecas-Durango) hasta llegar a Hidalgo del Parral. Saliendo de la ciudad de Chihuahua debe tomarse la carretera estatal Chihuahua-Durango, y a 232 km encuentra esta antigua ciudad minera.

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación