PUBLICIDAD
Mapa Fauna Protegida de México
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Peña de Bernal, la Puerta de la Sierra Gorda (Querétaro)

Como un celoso vigía se yergue en “la puerta” de la Sierra Gorda, la Peña de Bernal, gigantesco monolito de más de 350 metros de altura, sólo superado en todo el mundo por el Peñón de Gibraltar, en el Mediterráneo, y el Pan de Azúcar, en Río de Janeiro.

Como un celoso vigía se yergue en “la puerta” de la Sierra Gorda, la Peña de Bernal, gigantesco monolito de más de 350 metros de altura, sólo superado en todo el mundo por el Peñón de Gibraltar, en el Mediterráneo, y el Pan de Azúcar, en Río de Janeiro.

Al pie de la peña, en 1647 un destacamento de soldados vascos fundó la Villa de Bernal, una pequeña población –hoy tiene seis mil habitantes– que cobra vida los fines de semana, cuando llegan de todas partes de México, y aun del extranjero, multitud de visitantes deseosos de contemplar de cerca ese portento de la naturaleza.

Caminar por las estrechas callecitas de Bernal, visitar su parroquia de San Sebastián, que data de principios del siglo xviii, y departir con sus hospitalarios habitantes es ingresar a un mundo mágico que tiene como telón de fondo la peña, y que permite a quienes viven en sus alrededores alcanzar una vida larga y plena. Se dice que el promedio de vida de los bernalenses es nada menos que 94.7 años.

Por si todo esto fuera poco, en la Villa de Bernal se come sabroso, se encuentran artesanías de todo México y se fabrican excelentes natillas y dulces de membrillo, guayaba y cacahuate. Pasear por Bernal dejará siempre un dulce sabor de boca al visitante.

Compartir

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación