PUBLICIDAD
¡Descarga GRATIS! 100 años Toma de Zacatecas. MxD Niños
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los destinos turísticos del Estado de México

Por: Alejandra Becerril Monroy

El Estado de México, ubicado en la parte central del país, es una de las zonas más altas de la llamada altiplanicie mexicana. Por su extensión, de 21 461 kilómetros cuadrados de magníficos paisajes naturales, ocupa el vigésimo quinto sitio entre los estados.

El Estado de México, ubicado en la parte central del país, es una de las zonas más altas de la llamada altiplanicie mexicana. Por su extensión, de 21 461 kilómetros cuadrados de magníficos paisajes naturales, ocupa el vigésimo quinto sitio entre los estados.

Limita al norte con Querétaro e Hidalgo, al sur con Morelos y Guerrero; al oeste con Michoacán, al este con Tlaxcala y Puebla, y prácticamente rodea como un penacho al Distrito Federal. En esta entidad se encuentra una de las mayores riquezas históricas del país, pues está ubicada en el territorio que durante siglos ha sido el centro cultural de distintos imperios prehispánicos, del virreinato y de la República.

En el Estado de México principia la historia del hombre de Mesoamérica, como lo demuestran antiquísimos testimonios de que estaba habitado desde hace más de 10 000 años, evidencias que se basan en los hallazgos de Tepexpan, Tequixquiac y Tlapacoya.

En la prehistoria fue sede de avanzadas culturas que se desarrollaron en la altiplanicie mexicana, como las de Teotihuacan, Tenayuca, Teotenango, Calixtlahuaca y Malinalco.

Por otro lado, el virreinato nos legó un gran número de estructuras de incalculable valor artístico, como Acolman, Tepotzotlán, Tlalmanalco, Malinalco y Zinacantepec, entre otras.

Por eso es necesario proporcionar al viajero información fidedigna sobre los atractivos turísticos que posee el Estado de México, de modo que pueda gozar de sus bellezas, de sus apacibles lugares de descanso, de sus bulliciosos y alegres sitios de esparcimiento, de la exquisitez de sus comidas, de la abundancia de sus recursos, de sus vestigios arqueológicos, de sus monumentos históricos...

Dar a conocer su arte, sus fiestas tradicionales y los inalterables valores de su gente, es el objetivo que se persigue al difundir los sitios por descubrir en el Estado de México.

Casi todo cuanto un viajero puede buscar es posible encontrarlo en el Estado de México: museos, actividades culturales, atractivos arquitectónicos, lagos y lagunas, servicios gastronómicos, criaderos de truchas, conventos, balnearios, zonas arqueológicas, artesanías, fiestas y ferias, etcétera.

Hay parajes y paisajes para todos los gustos, sin excepción ni impedimento para disfrutarlos, pues existen caminos, carreteras y transportes, así como establecimientos para comer, hospedarse o divertirse, que facilitan el acceso y el deleite.

En término de colores, de sabores, de creencias y de cultos, el viajero podrá evocar imágenes que no se ven ni se sienten en ningún libro o película, porque aquí se viven de manera directa, como experiencia viva.

Por todo lo anterior, es un placer tener la oportunidad de invitar a los distinguidos lectores a recorrer nuestra geografía –a manera de ejemplo tenemos a Ixtapan de la Sal, Malinalco, Metepec, Tepotzotlán, Toluca, Valle de Bravo y Villa del Carbón–, la cual queremos compartir como muestra de la tradicional hospitalidad del mexiquense.

Fuente: Guía México desconocido No. 71 Estado de México / julio 2001

ComScore
IASA Comunicación