Suscríbete: Newsletter Revista

Ciudad de Oaxaca

México Desconocido

México Desconocido

Oaxaca tiene un sabor único, pues además de sus tesoros artísticos y arquitectónicos, en ella convergen distintas culturas que aumentan su riqueza, convirtiéndola en una de las urbes más creativas y coloridas de México.

La capital oaxaqueña. En esta hermosa ciudad se entremezclan etnias y culturas, que dan vida a tradiciones, artesanías y sabores únicos en el mundo.

Fundada en el siglo XVI, sus edificios son grandiosos ejemplos del barroco novohispano: por doquier aparecen iglesias y capillas, la mayoría de ellas levantadas en cantera verde, siendo quizás el Templo de Santo Domingo de Guzmán la muestra más soberbia de su arquitectura.

Pero hoy Oaxaca es también una ciudad cosmopolita, con restaurantes de alta cocina mexicana, mezcalerías y boutiques de exquisito arte popular (entre alebrijes, bordados y barro negro). Además, en sus alrededores se descubren misteriosas zonas arqueológicas y la maravilla naturale de Hierve el Agua.  


Todo lo que necesitas para tu viaje

Centro Histórico

Declarado Patrimonio Cultural por la UNESCO (1987), el Centro es hogar de joyas coloniales. El Zócalo (Plaza de la Constitución) está rodeado por edificios antiguos y por los portales, donde abundan restaurantes y cafés. En el extremo noroeste está la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, con una exquisita fachada en cantera verde; a un lado de ella está La Alameda, donde se reúnen los lugareños a descansar o escuchar música y a un costado está el Museo de los Pintores Oaxaqueños. Otros recintos museísticos que vale la pena conocer son: el Museo Textil de Oaxaca y el Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo.

Andador Macedonio Alcalá

Se trata de una elegante avenida plagada de librerías, restaurantes, tiendas de artesanías y cafés. En el camino seguramente te encontrarás con exposiciones artísticas (formales y callejeras), mujeres que venden maravillosas artesanías como alebrijes y bordados y puestos de comida (¡prueba el tejate!). También es probable que en tu andar te veas inmerso en un desfile, comparsa o festejo de una boda.

Mercados 

Al sur del Zócalo se ubican los famosos mercados Benito Juárez, donde se venden desde flores y frutas frescas hasta artesanías, y 20 de Noviembre, en el que encontrarás mole, chapulines, tlayudas, tamales y chocolate, entre otros productos oaxaqueños.

Centro Cultural Santo Domingo

Este excelso espacio está compuesto por el Templo de Santo Domingo de Guzmán, de hermosa fachada de cantera verde y con un interior admirable que constituye una de las muestras más valiosas de arte barroco religioso en el mundo; y el Ex Convento de Santo Domingo, que alberga el Jardín Etnobotánico, el magnífico Museo de las Culturas de Oaxaca y la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa.

Basílica de Nuestra Señora de la Soledad

Al poniente de la ciudad se alza este templo de impresionante fachada en forma de biombo. Está enmarcada por el Jardín Sócrates, donde se venden nieves exóticas, y la extensa Plaza de la Danza.

Zonas arqueológicas

A 10 kilómetros de la Antigua Antequera se localiza Monte Albán, ciudad zapoteca suspendida entre las montañas. Aquí podrás observar la Gran Plaza, la Plataforma (mayor construcción, con 40 metros de altura), juegos de pelota y el Edificio de los Danzantes, que destaca por sus glifos y personajes en posturas sugerentes.

Muy cerca está Mitla, un impresionante sitio arqueológico mixteco que destaca por sus templos decorados con finas grecas. Otras ciudades prehispánicas en Oaxaca que debes visitar son Zaachila, Dainzú, Yagui y Lambityeco.

El árbol del Tule

Muy cerca de Oaxaca se ubica Santa María del Tule, un poblado cuyo atractivo principal es un legendario ahuehuete de enormes proporciones y más de 2 mil años de antigüedad.

Hierve el Agua

Es la maravilla natural más impresionante de la entidad oaxaqueña, ubicada a unos 70 km de la capital. Se trata de un balneario natural formado por un conjunto de manantiales efervecientes que han labrado la roca de la sierra, dando como resultado cascadas petrificadas y extrañas figuras.

La Guelaguetza

Es la celebración más importante en la ciudad de Oaxaca. Es una fiesta colorida que se realiza en julio en el Cerro del Fortín (en un auditorio especial para el evento), donde los pobladores hacen gala de sus bailes y atuendos típicos.

La Noche de Rábanos

Se celebra un día antes de Nochebuena y consiste en una exposición de figuras de rábanos elaboradas por artesanos locales, que van desde vírgenes y nacimientos hasta escenas de la vida cotidiana. Al día siguiente se realizan las Calendas, desfiles con carros alegóricos, acompañados con música, faroles de colores y silbatos.

Día de Muertos

El 1 y 2 de noviembre se elaboran tapetes de flores, ofrendas y altares. 

Semana Santa

Se organiza la Procesión del Silencio.

 

La gastronomía oaxaqueña vale por sí misma la visita. Aquí podrás comer mole (de distintas variedades), tlayudas (tortilla delgada de gran tamaño, con asiento de cerdo, frijoles y lechuga), tamales en hoja de plátano, chapulines y bebidas como el agua de calabaza o chilacayota, tejate, chocolate y mezcal.

Casa Oaxaca
Constitución 104 - 4, Oaxaca

Pitiona
Allende 108, Oaxaca

Zandunga
García Vigil 512, Oaxaca

Los Danzantes
Macedonio Alcalá 403, Oaxaca

El Biche Pobre
Calzada de la República

Hacienda Los Laureles

www.haciendaloslaureles.com

Hotel Azul Oaxaca

www.hotelazuloaxaca.com/

Quinta Real Oaxaca

www.quintareal.com/oaxaca

Palacio Borghese

www.palacioborghese.com/

Conoce más sobre este destino

Comparte tu experiencia

Sigue explorando