PUBLICIDAD

Cómo llegar ...

EN AVIÓN

Para llegar a Papantla vía aérea, la mejor opción es volar a la ciudad industrial de Poza Rica para después, seguir por carretera hasta alcanzar este bello Pueblo Mágico.

EN AUTOBÚS

Papantla recibe camiones y transportes públicos (colectivos) provenientes de Poza Rica y de las poblaciones costeras de Tecolutla y Nautla, ambas en la Costa Esmeralda.

POR CARRETERA

Este Pueblo Mágico se comunica, al noroeste con Poza Rica (21 km) siguiendo por la carretera núm. 180, misma vía que también, lo conecta (hacia el oriente y suroriente) con Tecolutla y Nautla.

Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
Fotos de la semana

Papantla

Ubicada al norte del estado de Veracruz, en la región del Totonacapan (donde predomina el olor a vainilla), esta población te conquistará con sus centenarias tradiciones entre las que destaca la Danza del Volador.

Papantla, la población que huele a vainilla

 

Ubicado al norte del estado de Veracruz, cerca de la zona arqueológica de El Tajín, se ubica este Pueblo Mágico con aroma a vainilla. Papantla -que significa “la ciudad de los pájaros ruidosos”- es precisamente famosa por ser el origen del singular ritual de los hombres voladores que se realiza desde hace un milenio para invocar la fertilidad de la tierra, mismo que es considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

Los campos de los alrededores son colinas de verdes intensos que dan lugar a paisajes excepcionales, entre los ríos Cazones y Tecolutla. El trazo de las calles de este poblado de clima cálido es irregular, dejando tranquilos rincones rodeados por casas con techos de tejas. Una que otra mansión colonial perdura aún con sus portones, zaguanes y patios llamados asoleaderos, donde tradicionalmente la vainilla se ponía a secar al sol.

 

Hoy Papantla recibe a sus visitantes haciendo gala de sus tradiciones de pasado totonaca, donde los atrevidos voladores y el dulce sabor a vainilla son los protagonistas. Definitivamente, este pueblo te dejará con un buen sabor de boca y con ganas de regresar.

 

Conoce más

Papantla fue fundada hacia el año 1200 por indígenas de Tuzapan, herederos de los olmecas, quienes llegaron a dominar la extensa región donde floreció la cultura totonaca, creadora de la imponente ciudad de El Tajín. Al llegar los españoles, la bautizaron como Papantla de Santa María de la Asunción y hoy se llama Papantla de Olarte, en honor al insurgente Serafín Olarte, nacido en esta localidad.

 

En cuanto al ritual de los Voladores de Papantla, antiguamente éste iniciaba con ir a buscar el palo que debía medir 17 metros. Antes de cortarlo, los participantes ejecutaban una danza pidiendo perdón al rey del monte. En el zoclo donde se colocaría el palo se ponía una ofrenda de tabaco, aguardiente y una gallina negra. Actualmente sólo se lleva a cabo la parte del ritual donde los danzantes suben al palo y saltan, dando cada uno 13 vueltas al ritmo de la flauta que representa el canto de las aves y el tambor a la voz de Dios. (De acuerdo con los especialistas, este ritual evoca el descendente camino de los rayos del sol (el ave sagrada) hacia la tierra para fecundar con su poder y calor los campos del Totonacapan, por ello a los voladores también se les conoce como hombres-pájaro).

 

Lo típico

El principal cultivo en la zona es la vainilla, de la cual los lugareños no sólo elaboran dulces, sino figuras y artesanías derivadas de su vaina. En textiles es posible conseguir vestimentas típicas de los danzantes, quienes también son representados en figuras de barro y cerámica vidriada. Otros materiales usados son la palma para la fabricación de cestos, sandalias, abanicos y sombreros; de la madera, se elaboran flautas y tamborcillos que llevan carrizo y piel de ardilla. Todo esto lo puedes adquirir en el Mercado Hidalgo.

ATRACTIVOS

Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción

La construcción religiosa más importante de este pueblo -contigua a la plaza donde se realiza el ritual de los voladores- es esta parroquia típicamente franciscana. Fue edificada en el año de 1700 sobre una colina de escasa altura, y de ella destaca el detalle de las cenefas de madera decoradas con motivos de las plantas de vainilla y el símbolo de Nahui-Olín, el quinto sol de la cosmogonía náhuatl.

 

A un costado de la iglesia, cubriendo las paredes laterales de la plataforma sobre la que se levanta, el artista Teodoro Cano creó el Mural Escultórico de la Cultura Totonaca, en el que se representa la historia del antiguo pueblo totonaca y su evolución, enmarcadas por una enorme serpiente emplumada.

 

Detrás de la parroquia se ubica el Cerro del Campanario, donde se yergue el Monumento al Volador. Desde este paraje se obtiene una de las mejores vistas de la ciudad.

 

Museos y templos

Otros de los edificios de interés de Papantla son la Capilla de Cristo Rey, construida a mediados del siglo pasado, y que es una pequeña copia de la catedral de Notre Dame en París; el Museo de la Ciudad; y el Museo Teodoro Cano, donde se exhiben colecciones de piezas prehispánicas de barro, pinturas y otras obras del maestro Cano y de estudiantes del taller de Papantla. Además, no dejes de visitar el Museo de las Máscaras, el del Totonacapan y la Casa de la Cultura.

ALREDEDORES

El Tajín

A 10 km de Papantla está la llamada Ciudad del Dios del Trueno, uno de los centros político-religiosos más importantes de Mesoamérica, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por su arquitectura. Su edificio más conocido es la Pirámide de los Nichos, que ha dado lugar a numerosas interpretaciones de su cosmovisión. También son destacables sus 17 juegos de pelota y las pinturas murales que aún son visibles en algunas construcciones.

 

Parque Temático Takilhsukut

A dos kilómetros de la zona arqueológica se localiza este espacio donde se alberga el Centro de Artes Indígenas, que se creó con la intención de proporcionar a los artesanos de los diferentes pueblos del estado las condiciones favorables para desarrollar su oficio. Aquí también se puede aprender totonaca y conocer el proceso de hilado del algodón.

 

Costa Esmeralda

Entre el pueblo de Nautla y el río Tecoluta se extiende una franja costera con aguas color esmeralda. Su oleaje tranquilo y fina arena la convierten en un paraje ideal para disfrutar y relajarse. Además de las playas, ofrece una extensa zona de manglares conocida como Ciénega del Fuerte, donde se puede practicar el kayak y paseos en lancha. En esta zona hay agradables hoteles y spas.

FIESTAS Y EVENTOS

Fiesta de Corpus Christi

Aunque la fecha varía, generalmente se celebra en junio (comienza el jueves de Corpus y dura nueve días) y constituye la principal fiesta del poblado. Durante ella se realiza la famosa danza de los Voladores de Papantla, que consiste en un descenso giratorio desde lo alto de una estructura vertical, al ritmo de un toque musical que ejecuta un danzante en su punta. Durante esta festividad también es posible contemplar otro tipo de danzas, como la de Los Guaguas, donde el colorido de sus trajes es su mayor atractivo, componiendo el Festival Xanatah.

 

Festival Ninín

Se lleva a cabo del 28 de octubre al 2 de noviembre y es el equivalente del Día de Muertos.

GASTRONOMÍA

La variedad de los platillos de la región del Totonacapan es enorme; no dejes de probar los bocoles, el zacahuil, y en temporada, el caldo de flor de izote (los puedes consumir en el restaurante Nakú). También toma unos besos papantecos, bebida local elaborada a base de vainilla, aguardiente y leche condensada, y una nieve de vainilla como postre. Asimismo, en esta zona podrás degustar mole con carne de cerdo, gallina o guajolote; tamales de frijol y acoyotl, picadillo o envueltos en hoja de plátano con carne de cerdo; bollitos de anís y pintos, y atoles de diversos sabores.

 

ACTIVIDADES
Corredores Turísticos del Estado de México. Vol.3
México Desconocido en USA
Especial: México Emergente
Mineral de Pozos, un pueblo fantasma en territorio Guanajuatense(eBook)
ComScore
IASA Comunicación