PUBLICIDAD

Cómo llegar ...

EN AVIÓN

Para llegar a Pátzcuaro vía aérea, la mejor opción es volar a Morelia, capital del estado de Michoacán, que cuenta con un aeropuerto internacional, para después, seguir por carretera hasta alcanzar este Pueblo Mágico.

EN AUTOBÚS

Pátzcuaro recibe camiones y transportes públicos (colectivos) provenientes de Morelia, Quiroga, Tzintzuntzan, Ihuatzio, entre otras poblaciones cercanas a la zona lacustre y del Pueblo Mágico de Santa Clara del Cobre.

POR CARRETERA

Pátzcuaro se comunica, al noreste, con Morelia (aproximadamente 50 km) siguiendo por la carretera federal núm. 120 y, al norte con Quiroga y Tzintzuntzan, al suroeste con Zirahuén, y al sur con Santa Clara del Cobre.

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Delegación Regional de Turismo de Pátzcuaro
Arciga No. 32, Centro.
Tel. 01 (434) 342 121401 (434) 342 1214.
www.patzcuaro.gob.mx

Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
Fotos de la semana

Pátzcuaro

Ubicado al suroeste de Morelia, este Pueblo Mágico de Michoacán te sorprenderá con sus hermosos escenarios de encanto colonial, pintados de amarillo el 1 y 2 de noviembre para celebrar a los Santos Difuntos.

Pátzcuaro: Encanto colonial a orillas del gran lago


A menos de 50 kilómetros al suroeste de Morelia, en la ribera del  Lago de Pátzcuaro y rodeado por una imponente naturaleza, se encuentra este poblado de encanto colonial y de coloridas tradiciones.

En Pátzcuaro se respira un aire provincial gracias a las casas de blancos muros y techos de teja que están en armonía con plazas y jardines, así como a la amabilidad de su gente. Los habitantes han aprovechado los beneficios de los suelos volcánicos para la elaboración de bello arte popular y para el desarrollo de huertas y flores como la begonia, representativa de la localidad, además de bugambilias, rosas, malvones y otras plantas usadas para fines curativos.

Los atractivos de este Pueblo Mágico michoacano alcanzan su mayor esplendor durante las fiestas de Día de Muertos (1 y 2 de noviembre) cuando los panteones y las calles de su centro e islas se cubren de cempasúchil y velas para honrar a los fieles difuntos, generando un espectáculo ambarino único en México y el mundo.

Conoce más

Pátzcuaro fue una de las primeras ciudades fundadas por los purépechas, también conocidos como tarascos, hacia el año 1300. Su nombre significa “la puerta del cielo” y fue el principal centro religioso de esta civilización puesto que se creía que aquí ascendían y descendían los dioses.

En tiempos de la Colonia, resalta el papel de Vasco de Quiroga, el primer obispo de Michoacán y defensor de los indígenas quien estableció hospitales, jardines y casas de huéspedes. El Tata Vasco, como era conocido por los nativos, trasladó la sede episcopal a Pátzcuaro y de 1539 a 1580 se mantuvo como la capital del estado de Michoacán.

Dentro de sus personajes destacados también está Gertrudis Bocanegra, mujer criolla que se unió a la causa por la Independencia de México como espía. En la Plaza de San Agustín se halla una estatua en su honor.

Lo típico

Los artesanos de origen purépecha de Pátzcuaro son famosos en todo el país por sus creaciones en madera, hierro forjado, alfarería, cestería, textiles y artículos lacados. La tradicional actividad de la pesca en el lago es un elemento recurrente en su arte popular. Puedes adquirir artesanías en la Casa de los Once Patios y en los tianguis y mercados.

Además, en los pueblos cercanos la gente elabora muy bellas artesanías: cerámica y vestidos tradicionales en Erongarícuaro; figuras de madera en el mercado cerca del muelle general; y máscaras para las danzas tradicionales en Tócuaro.

SABÍAS QUE

En Pátzcuaro los purépechas establecieron un importante centro ceremonial, mismo que fundó Curátame en 1324 y que fue gobernado por Tariácuri a partir de 1372.

ATRACTIVOS

Antiguo Colegio de San Nicolás

Entre los edificios de la época de la Colonia destaca este centro de enseñanza jesuita de estilo barroco, fundado en el siglo XVI por don Vasco de Quiroga. Su portada de forma ochavada y la interesante alineación de arcos y columnas con la entrada y el vestíbulo, la convierten en uno de los sitios más admirados. Ahora este inmueble funciona como Museo de Artes e Industrias Populares, donde ahora hay una exposición de objetos arqueológicos y arte religioso de la época colonial.

Casa de los Once Patios

Alguna vez fue el convento dominico de Santa Catarina, establecido en 1747. Las modificaciones en el trazo urbano permitieron sólo la conservación de cinco de sus patios originales, excelentes representantes de la belleza artística del antiguo edificio, con sus arcadas, columnas de piedra y aleros de teja.

Plaza Vasco de Quiroga

En este zócalo, reconocido como uno de los más bellos de América, podrás observar casonas señoriales y bellos edificios. Resalta el hecho de que en sus alrededores no hay construcciones eclesiales ni de gobierno, puesto que Vasco de Quiroga lo diseñó para que fuera un espacio de convivio entre las distintas castas. Como su nombre lo indica, aquí verás una escultura del primer obispo de Michoacán y fundador de Pátzcuaro.

Conoce sus iglesias, templos, museos, casonas y plazas

El Templo del Sagrario, que destaca por sus arcos almenados, fue edificado en el siglo XVII y sirvió como anexo al convento de las religiosas de Santa Catarina. Anteriormente fue el aposento de la Virgen de la Salud hasta que a principios del siglo pasado fue trasladada a la Basílica.

La Basílica de la Virgen de la Salud, de fachada sencilla y tejado a dos aguas, fue donde don Vasco de Quiroga fundó la catedral en 1538. Los restos de este célebre obispo yacen ahora en el interior, junto a una imagen de la virgen. Muy cerca se construyó el Templo de la Compañía de Jesús durante el siglo XVII, que estuvo a cargo de los jesuitas, mientras que el antiguo colegio anexo es hoy la Casa de la Cultura.

Otras construcciones religiosas coloniales de relevancia son el Templo y Hospital de San Juan de Dios y las capillas del Cristo del Humilladero y del Calvario.

Por otro lado, la plaza chica Gertrudis Bocanegra hace honor a un personaje importante de la historia de la Independencia. La Plaza de San Francisco está rodeada por los templos del mismo nombre, la Iglesia del Hospitalito y el Santuario de Guadalupe. Hay además un bello parque frente a la basílica.

Entre las casonas virreinales más destacadas están la del Gigante, antigua propiedad de los condes de Menocal, y el Palacio de Huitziméngari, perteneciente al príncipe purépecha del mismo nombre. Estas dos casas cuentan con bellos patios arcados y techos de tejas, y en la última podrás ver unos relieves con forma de perros.

Los antiguos edificios han sido remodelados y ahora están ocupados por museos y centros culturales. Tal es el caso de la Biblioteca Pública Gertrudis Bocanegra y del Teatro Emperador Caltzontzin, hoy ubicados en el antiguo Templo y Ex Convento de San Agustín, cuyos muros están decorados con pinturas de Juan O’Gorman.

ALREDEDORES

Las siete islas del lago

Visitar Pátzcuaro y no disfrutar de las islas del lago sería un error, debido a que en conjunto albergan curiosos pueblitos de imagen típicamente michoacana.

La más famosa es Janitzio, célebre por una película en la que actuó María Félix, además de ser una importante productora de pescado blanco, especialidad de la cocina de la región. Jarácuaro, distinguida por sus habitantes que aún conservan el habla y costumbres purépechas. Pacanda, que destaca por la laguna en su interior. Tecuena, es la isla más pequeña, ideal para un paseo tranquilo. Urandenes, es un conjunto de tres islas con canales que se caracteriza por la recolección de pescado blanco y las redes mariposas empleadas para esta actividad. Yunuén, la cual tiene una forma peculiar de media luna, y su belleza radica en la población de garzas que ahí habitan. Finalmente está Copujo, un terreno bajo que a veces puede ser inundado o cubierto por vegetación acuática.

Zonas arqueológicas

Cerca de Pátzcuaro existen ciudades prehispánicas como Tzintzuntzan, o “lugar de colibríes”, fundada por los purépechas y que conserva un centro ceremonial edificado sobre una plataforma. También visita Ihuatzio, la cual fue utilizada como observatorio astronómico y centro ceremonial hasta la llegada de los españoles. En ambos casos se observan edificios de plantas tipo yácata o cuadrangular.

Al sur de la población de Tingambato se localiza la zona arqueológica Tinganio, o “lugar donde termina el fuego”. De este centro purépecha destacan los muros inclinados de sus construcciones tipo talud y tablero, parecidos a las de Teotihuacán. Posee un juego de pelota, dos plazas con adoratorios y una tumba.

Santa Clara del Cobre

Rodeado por la tupida naturaleza, a 17 kilómetros de Pátzcuaro se ubica este Pueblo Mágico que destaca por la tradición orfebre, especialmente del cobre. Conoce el Templo de Nuestra Señora del Sagrario, patrona de los artesanos, y el Templo de la Inmaculada Concepción erigido en el siglo XVII. Muy cerca se encuentra el Lago de Zirahuén, donde podrás dar un paseo en lancha para admirar sus aguas verde-azulosas, o aventurarte a los puentes colgantes, cuatrimotos, caballos y bicicletas de montaña en el Parque Zirahuén Forest & Resort.

FIESTAS Y EVENTOS

Día de Muertos

Del 1 al 2 de noviembre se realizan ofrendas y los panteones de Pátzcuaro se visten con adornos para celebrar a Todos los Santos y a los Fieles Difuntos.

Día de la Virgen de la Salud

Del 7 al 8 de diciembre, la venerada imagen de la Virgen sale de su iglesia en procesión con niños disfrazados de personajes religiosos. Se realizan danzas de Viejitos y Concheros, aparte del juego de pelota de origen prehispánico.

Aniversario de la Fundación de la Ciudad

Se celebra el 28 de septiembre la fundación de Pátzcuaro por Don Vasco de Quiroga.

GASTRONOMÍA / DÓNDE COMER

Para el desayuno: el lago de Pátzcuaro provee a la zona de pescado blanco, utilizado en los tamales tarascos, aunque los hay también de ceniza y de zarzamora. Te recomendamos acompañarlos con un atole o un chocolate caliente. Para la comida: el mismo pescado blanco se prepara de múltiples maneras, dando vida a platillos deliciosos como los que ofrece el restaurante Doña Paca. Además, en otros locales encontrarás las típicas corundas y los uchepos. Para la cena: en las noches frías nada como una sopa tarasca; pruébala donde se dice que la inventaron: en el restaurante Don Rafa. Para las noches de verano, refréscate con las nieves de pasta.

ACTIVIDADES
Especial: Día de Muertos 2014
México Desconocido en USA
Especial: México Emergente
¡Descarga GRATIS! 100 años Toma de Zacatecas. MxD Niños
ComScore
IASA Comunicación