PUBLICIDAD
Tapijulapa: Para los amantes de la naturaleza
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por Las Cañadas del bosque de niebla (Veracruz)

Por: Mayra A. Martínez

El bosque en la región de las grandes montañas del centro del estado de Veracruz recibe muchos nombres, entre otros, "monte, bosque de niebla o caducifolio o bosque mesófilo de montaña".

En uno de sus remanentes se encuentra Las Cañadas, reserva privada de 306 ha, diseñada con la finalidad de compartir una forma diferente de vivir, producir y viajar. Así, desde hace poco más de un lustro, la joven pareja de Ricardo y Tania, respaldada por una veintena de trabajadores de la zona, propició que una antigua granja destinada a la ganadería extensiva con la finalidad de producir carne de res se convirtiera en una reserva ecológica, para lo cual reforestaron 60 ha con 50 mil árboles nativos -liquidámbares, encinos, nogales fresnos y hayas-, y en el resto de los potreros abandonados dejaron crecer la vegetación.   

Desde entonces, grandes cambios se observan entre una primavera y la siguiente gracias al Corazón de Las Cañadas, un manchón de aproximadamente 40 ha de bosque de niebla, que ayudado por un ejército de aves, murciélagos, ardillas y el viento, diseminan sin descanso semillas de un sinnúmero de hierbas, arbustos y árboles, brindándole una nueva vida a las zonas en recuperación.   

UN BOSQUE ÚNICO   

"A escala mundial, el bosque de niebla resulta único por su biodiversidad, pues su composición florística es una mezcla de especies de afinidad templada y tropical-explica la doctora Guadalupe Williams-Linera, investigadora de! Instituto de Ecología, AC, de Xalapa, Veracruz-. Se trata, esencialmente, de un ecosistema tropical verdaderamente frágil, muy importante para la captación de agua y para evitar la erosión del suelo, así como para prevenir las inundaciones, pero está desapareciendo rápidamente debido a su destrucción física." La doctora Williams-Linera añade que el bosque de niebla es el más diverso en México en términos del área que ocupa, menos de 1% del territorio nacional, y en comparación contribuye con 10% a la biodiversidad vegetal. Además, 30% de las plantas son endémicas y se cuenta con una alta biodiversidad y endemismo de fauna, como mamíferos, anfibios, aves, mariposas, etcétera.      

Los bosques mesófilos son también los ecosistemas con mayor número de especies amenazadas, raras, en peligro de extinción o sujetas a protección especial, más aún que las selvas altas perennifolias, según la NOM-059-ECOL-1994 y 2002. En total, los bosques mesófilos son el hábitat para 415 especies de las 980 contenidas en la NOM-059: 103 plantas con flores y 131 anfibios y reptiles, comparado con 381 especies de la selva alta perennifolia. "En general, en esta región, en México y en toda Latinoamérica -explica Williams-Linera- los bosques de niebla sufren una fuerte intervención que está provocando su pérdida irrevocable debido a que, aunque se localizan en sitios con pendientes fuertes, el suelo es de origen volcánico y muy fértil, han sido convertidos a cafetales, después a potreros y cañaverales, y más tarde en asentamientos humanos.   

 DE VISITA EN LAS CAÑADAS   

Los creadores de esta reserva constituyeron una asociación sin fines de lucro llamada Bosque de Niebla, A.C., y se impusieron la misión de implementar y transmitir alternativas que conserven los recursos naturales, además de generar ingresos razonables para lograr un desarrollo perdurable y socialmente justo. De este modo, se propusieron conservar y recuperar 270 hectáreas de bosque de niebla; ayudar a disminuir la erosión y el empobrecimiento del suelo en la zona; vivir y producir de una manera sustentable, es decir, que cualquiera generación venidera pueda hacerlo igual o mejor, involucrando a pobladores de la localidad: campesinos, escuelas, propietarios vecinos, etc., en la preservación de la base de recursos, ya sea el bosque, el agua, el suelo o la cultura.   

Ricardo y Tania atienden personalmente como máximo a 12 huéspedes cada fin de semana, quienes se hospedan en la zona de cabañas o ecoalojamiento, la cual dispone de tres microsistemas de tratamiento de aguas grises, consistentes en una serie de tanques con tezontle llenos de agua y con plantas acuáticas en la superficie; el agua gris va circulando de tanque en tanque y al final se devuelve al arroyo totalmente limpia. Además, para el servicio del eco- turismo están los sanitarios ecológicos secos, que no utilizan agua y con el tiempo producen materia orgánica descompuesta que permite devolver- le a la tierra los minerales requeridos para su enriquecimiento.       

Entre las actividades para los visitantes está, por supuesto, un largo paseo por el bosque con detalladas explicaciones sobre su riqueza en flora y fauna; un recorrido por el huerto; un taller de lácteos para quienes deseen aprender lo básico sobre la preparación de quesos o yogurt; también se muestra el uso de 1as energías alternas y ecotécnicas, como los dos arietes hidráulicos, uno de los cuales bombea 20 mil litros diarios de agua a 88 m de altura, que surte las necesidades del vital líquido en el área de ganadería, en tanto el otro bombea igual cantidad diariamente a 60 m de altura para la zona agroecológica, la habitada y la de proceso de lácteos. Por otra parte, de manera periódica se imparten cursos de capacitación, demostración e investigación sobre el Método biointensivo de cultivo, así como de otras prácticas agroecológicas, mediante el cual se proporciona a los participantes las habilidades y conocimientos que les permitan iniciar, mejorar o pro- mover una producción agroecológica de alimentos en una parcela, finca o rancho.   

Cabe destacar que en 1998, Las Cañadas constituyó junto con PRONATURA, AC, la primera Servidumbre ecológica en México, un mecanismo legal para la conservación de tierras.De forma tal, se han autolimitado en el uso de la tierra, por lo que ahora el bosque que cuidan y las áreas que se recuperan serán a perpetuidad una hermosa isla de bosque de niebla.   

Fuente:  México desconocido No. 321 / noviembre 2003

Compartir

ComScore
IASA Comunicación