PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Rutas "Bellezas naturales de Michoacán"

Por: Salatiel Barrag

Ubicado en el centro del país, Michoacán tiene un espléndido colorido de bellezas naturales enmarcadas por un favorable clima, cálido en las costas y fresco en las zonas centrales. Esta inusual conjunción de atractivos se ha dividido en cuatro rutas:

Ruta clásica o lacustre

Comprende el Lago de Pátzcuaro con sus islas; los pueblos de Cuitzeo, Zirahuén y Tacámbaro; cascadas como La Tzaráracua, que es una caída de casi 60 m que, rodeada de frondosa vegetación, durante siglos ha labrado su propio cañón; y volcanes como el Paricutín, cuya erupción en 1942 sepultó al antiguo pueblo de San Juan Parangaricutiro, hoy paraje pétreo del que sobre- salen las torres de una iglesia.

Ruta oriente

Conjuga cuatro elementos: salud, reposo, cultura y diversión. Cuenta con bellos paisajes, serranías, aguas termales, balnearios y el Santuario de la Mariposa Monarca. Montañas cubiertas de coníferas y huertos frutales enmarcan el ambiente natural de algunas de sus ciudades, como Zitácuaro y Angangueo. En diferentes presas de los alrededores puede practicarse pesca, campismo y deportes acuáticos. Otros atractivos son los Azufres, los Ajolotes, Laguna Larga y las aguas sulfurosas de San José Purúa.

Ruta noreste

Con bosques y montañas, tiene paisajes acuáticos que acentúan el encanto que inicia en Zamora, donde está el cerro Curutarán, lugar con pinturas rupestres. Un impresionante géiser y un balneario son el mayor atractivo de Ixtlán de los Hervores. En Tangancícuaro, el Lago Camécuaro es óptimo para la recreación familiar; y en Zacapu se puede disfrutar una plácida laguna ubicada en el interior de un cráter; cerca abundan balnearios y manantiales como Chilchota, Jacona y Orandino; y en Los Reyes se parte hacia las magníficas cascadas de Chorros del Varal. Cojumatlán de Regules, enmarcado por un extremo del Lago de Chapala, ofrece un idílico panorama de pelícanos blancos o borregones.

Ruta Apatzingán-Costa

Lázaro Cárdenas es la puerta de entrada, ya en la ruta Apatzingán-Costa, a la paradisíaca costa michoacana. Un horizonte de mar con paisajes rocosos y arenosos inicia en Playa Azul con una extensa costa en la que abundan playas, caletas y bahías. Para descansar y practicar deportes acuáticos está el conjunto más bello de playas arenosas con caprichosos acantilados: la bahía de Maruata, el Faro Bucerías, San Juan Alima, Boca de Apiza, Caleta de Campos, Playón de Nexapa y Pichilinguillo. También existen áreas protegidas entre las que destacan el Parque Natural Eduardo Ruiz, la Barranca de Cupatitzio, el Pico de Tancítaro, el Cerro de Garnica y el antes mencionado, Santuario de la Mariposa Monarca.

Sus magníficos dones naturales, que en armonía conjugan mágicos paisajes y privilegiadas bellezas naturales, hacen de Michoacán un verdadero paraíso para la aventura.

Destinos
Estados
Áreas naturales
Ciudades
Barrios Mágicos del DF
Ciudades Coloniales
Playas
Pueblos mágicos
Pueblos con encanto
Zonas arqueológicas
Tipos de viaje
Fin de semana
Aventura y ecoturismo
De placer
Cultural
Recreativo
Tips de viaje
Conoce México
Historia
Naturaleza
Cultura
Gastronomía
Revistas
REVISTA NUEVA México Desconocido portada edición del mes
EDICIÓN ESPECIAL México Desconocido portada edición especial
Alto Nivel Cine PREMIERE Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación