PUBLICIDAD
Mapa Fauna Protegida de México
PUBLICIDAD
Rankings
Newsletter de México Desconocido México Desconocido en Facebook México Desconocido en Twitter México Desconocido en Google+ México Desconocido en YouTube México Desconocido en Flipboard RSS de México Desconocido
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Serpientes: ¿cómo identificarlas?

Por: Gerardo Ochoa

En México hay 700 especies de serpientes pero sólo cuatro son venenosas. Aprende a distinguirlas y ¡evita su peligrosa mordedura!

A pesar de que los datos son inciertos, se sabe que miles de personas mueren al año en el mundo a causa de mordeduras de serpientes venenosas.

No obstante, la mayoría de las serpientes no son venenosas. En México hay 700 especies y sólo cuatro son venenosas: cascabeles, nauyacas, coralillos y cantiles.

No es sencillo identificar a una serpiente venenosa. La cabeza triangular, que muchos suponen una característica, está presente en serpientes inofensivas, mientras que la coralillo, una de las más venenosas, tiene cabeza afilada que casi no se diferencia del cuello. Un cascabel en la cola, claro, es siempre señal de peligro. Ante la duda, evítalas a todas. Pero no las agredas. El 80% de las mordeduras se produce cuando se intenta matar a la serpiente.

Por la posición de sus colmillos las serpientes se clasifican en:

Aglifas: serpientes sin colmillos, no venenosas. Algunas pueden ser agresivas y morder con fiereza, pero el daño de su mordedura es una simple lesión local. Ejemplo: boas, pitones, serpientes de maizal, etcétera.

Opistoglifas: serpientes no muy venenosas con colmillos posteriores poco desarrollados. Su mordedura produce dolor y lesión local; raras veces provoca daños mayores. Ejemplo: bejuquillo.

Proteroglifas: serpientes con colmillos anteriores, fijos y no muy desarrollados. Por lo general son renuentes a morder y las variedades del continente americano son tímidas. Su veneno es de los más activos. Ejemplo: coral.

Solenoglifas: serpientes con colmillos anteriores, retráctiles, muy desarrollados. Aunque su veneno es menos potente que el de las proteroglifas, por su agresividad y desarrollo del sistema de colmillos son las más peligrosas, siendo responsables de casi el total de las mordeduras venenosas. Ejemplo: cascabel y nauyaca.

Aun las serpientes más agresivas y venenosas suelen ser inofensivas si no se les molesta. Para ello hay que tomar las siguientes precauciones:

1. Fíjate dónde pisas cuando transites por terrenos donde hay serpientes venenosas, para evitar molestarlas.

2. Al saltar troncos cerciórate de que al otro lado no se oculte alguna serpiente; al escalar muros o caminar sobre piedras revisa que en el hueco donde pones el pie o la mano no haya serpientes.

3. Al caminar por zonas con maleza limpia la vegetación con un machete, ya que eso las espanta, o al menos las pone al descubierto y fuera de sus escondites.

4. Al caminar cerca de paredes rocosas, pon en práctica las mismas precauciones y no te acerques a huecos o hendiduras y no metas las manos sin asegurarte de que están libres de esos reptiles.

5. Al dormir en el campo, limpia el terreno y no instales tu campamento cerca de montones de rocas o maleza tupida.

6. No metas las manos debajo de piedras o troncos para levantarlos. Primero, ruédalos con un palo o con un machete.

7. Revisa los zapatos antes de ponértelos. Haz lo mismo al abrir las mochilas o las tiendas.

8. De preferencia utiliza calzado grueso o botas altas. Recuerda que el 80% de las mordeduras se producen debajo de la rodilla.

Si ya fuiste mordido

1. El veneno tiene dos efectos: hemorrágico y neurotóxico. El primero se debe a la interferencia con la coagulación; el segundo paraliza a la víctima. Todas las víboras tienen ambos componentes, aunque las proporciones varían; en el caso de los cascabeles el veneno predominante es hemorrágico, mientras que el del coralillo es casi totalmente neurotóxico.

2. Conserva la calma. El veneno no es tan violento y el pánico es el responsable de las complicaciones. Tienes hasta 36 hrs para actuar, pero mientras más pronto te atiendas es mejor.

3. Revisa la herida. Si no hay marcas de colmillos se trata de una serpiente no venenosa. En ese caso sólo limpia la herida muy bien con antiséptico y colócate una venda.

4. Si hay marcas de colmillos (podría ser una sola marca, pues las serpientes mudan sus colmillos o uno se les rompe) aplica un torniquete 10 cm arriba del lugar de la mordedura, que debe aflojarse uno de cada 10 minutos. El torniquete es para entorpecer la circulación linfática y deberá permitir deslizar el dedo con algo de dificultad entre la ligadura y el miembro afectado.

5. Limpia muy bien el área con un antiséptico.

6. Succiona la herida por 30 minutos con una ventosa especial que debes incluir en tu botiquín; se recomienda utilizar la boca únicamente si quien va a succionar no tiene úlceras en la boca o en el estómago. De esta manera se elimina hasta el 90% del veneno. La succión debe hacerse en los orificios de penetración de los colmillos. No hagas incisiones, pues cortar la piel facilita la distribución del veneno.

7. Si no desarrollas sangrado activo por los orificios, hinchazón o enrojecimiento, se trata de una mordida “seca”. Hasta el 20% de las mordeduras de nauyacas son secas. En ese momento interrumpe el tratamiento y sólo limpia la herida con antiséptico.

8. Aplica suero antiviperino o acude cuanto antes al médico. Si lo haces, sigue al pie de la letra el procedimiento que indica el fabricante del suero.

9. Con el tratamiento adecuado, la mortalidad es menor al uno por ciento de los casos.

10. Resulta ineficaz cauterizar la herida, aplicar corriente eléctrica o consumir alcohol. Tampoco sirven los remedios locales que indígenas o lugareños recomiendan.

El suero antiviperino

En México se produce suero contra veneno de cascabel y nauyaca, causantes de alrededor del 98% de las mordeduras. Se puede adquirir en la Dirección de Biológicos y Reactivos de la Secretaría de Salud, en Amores 1240, Colonia del Valle, México D.F.

Antes había suero contra coralillo, pero ahora está disponible sólo en zoológicos o de importación y es muy caro. Con esta serpiente, tímida y escurridiza, la mejor precaución es prestar atención a su viva coloración (anillos negros, rojos y amarillos) y evitar importunarla.

¿Te has encontrado con alguna serpiente en tus viajes por México? Cuéntanos tu experiencia.

¿Quiénes somos? Contacto Políticas de uso Aviso de privacidad separador sitios Alto Nivel Cine PREMIERE Cómo Funciona Nupcias Magazine Soy Entrepreneur
ComScore
IASA Comunicación