Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Águila voló de Zacatecas a Texas en tan sólo tres días

Zacatecas
aguila-real
© Gaceta UNAM

¡Sorprendente! Gracias a un rastreador satelital, se pudo registrar el viaje de un ejemplar de águila real de Zacatecas a Texas en tan sólo tres días.

Gracias a un monitoreo satelital, se pudo registrar el vuelo de un ejemplar de águila real (Aquila chrysaetos) el cual fue de más de 1,000 kilómetros. El ave voló desde su natal Escobedo, Zacatecas, y llegó hasta Texas en el sur de los Estados Unidos. El águila permaneció cerca de tres días en Texas, tras lo cual regresó volando a Escobedo, mencionó el biólogo Luis Felipe Lozano Román, quien hizo el análisis de la telemetría satelital que el mismo financia.

Rastreos satelitales

Lozano Román muestra su asombro de que el ave haya viajado esa distancia después de dos años de haberse quedado en Escobedo con una pareja. El investigador fungió hasta 2020 coordinador del Programa de Acción para la Conservación (PACE) del Águila Real de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), lo que le permitió establecer el proyecto de monitoreo de migraciones con la finalidad de proteger a la especie.

Pese a que el proyecto dejo de ser financiado por el Gobierno Federal en la actual administración, Lozano Román continúa realizando los rastreos satelitales. Hasta el momento, Lozano ha logrado seguir a siete águilas en diversos estados de la república y conocer cuáles son sus condiciones de vida y riesgo.

En el caso del ejemplar originario de Zacatecas, nacido en 2015, sabe que emprendió una migración a sus seis años de edad, después de dos años de no desplazarse. El hecho es inusual, pues ya se había establecido en un territorio. También, especula que el retorno se debió a la dificultad para alimentarse que el ave pudo encontrar en la aridez de Texas. Se desconoce si viajó solo o con pareja, ya que sólo uno de los ejemplares posee rastreador.

El águila real mexicana, símbolo de nuestra identidad | México Desconocido

Cualidades

Entre las cualidades más notables del águila real se halla su vuelo sereno y majestuoso. Se desplaza en círculos, planeando y remontándose hasta alcanzar grandes alturas. Su vuelo normal es entre 65 y 90 km por hora, pero puede lograr una velocidad de 200 km por hora en picada, cuando va en pos de una presa, cuando juega y en sus vuelos de cortejo. El águila real es monógama. De su nidada, generalmente sólo sobreviven uno o dos polluelos, debido a la escasez de alimento (pequeños mamíferos, aves y serpientes) y la diferencia de fechas de la eclosión del huevo.

El pollo permanece mucho tiempo en el nido, y cuando ya puede volar, los padres le enseñan a cazar, pues carecen del instinto para ello. Un dato extraordinario es que los padres eligen presas que son abundantes, lo que contribuye al equilibrio natural.

Por sus extraordinarias cualidades biológicas, el águila se halla en la cumbre de la pirámide de las cadenas alimenticias; es decir, no es una presa asequible para otros depredadores, salvo del hombre, que así como la admira y ha hecho de ella símbolo y emblema de cualidades, tanto naturales como sagradas, la ha perseguido, matándola por diversos medios y arrasando su hábitat: ya no vemos a las hermosas águilas posadas sobre los grandes árboles porque éstos ya no existen.

Archivo:Bandera de Iturbide.png - Wikipedia, la enciclopedia libre

Los mexicas y el águila real

En la historia que conservamos de los mexicas, escrita durante la época el gran consejero Tlacaélel, para presentar a este pueblo como una gran nación dominadora, con una trayectoria histórica única y excepcional, encontramos al águila como símbolo de la identidad y epifanía del dios solar Huitzilopochtli, pues los valores mexicas fundamentales fueron precisamente los que el águila encarna: la fuerza, el poderío, el dominio sobre los otros, el afán de ocupar el sitio central en el cosmos, como el sol.

Para los mexicas, el águila representó, principalmente, el carácter guerrero (concebido como misión encomendada por los dioses), la fuerza, la agresividad, la valentía, el dominio del espacio. Simbolizó la muerte sagrada que genera la vida del universo, el autosacrificio del hombre para sustentar a los dioses con su propia sangre.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios