Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Naturaleza Conoce México

Aldama, alucinante destino turístico para expedicionarios naturalistas

Playa, montaña, ríos, historia y cenotes son algunos de los atractivos turísticos de Aldama, en Tamaulipas. Este municipio resulta desconocido para los viajeros que gustan estar en contacto con la naturaleza.

25-07-2019, 9:07:15 AM
Aldama, alucinante destino turístico para expedicionarios naturalistas
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Aldama es uno de los destino turísticos más enigmáticos del México desconocido. El municipio donde se ubica se ha ganado a pulso el interés de expedicionarios naturalistas.

En Aldama se encuentra una serie de cenotes, considerados los más profundos del planeta, así como impresionantes sistemas de cavernas. Playa, montaña, ríos, historia y cenotes son algunos de los atractivos turísticos de este municipio, desconocido para los viajeros que gustan estar en contacto con la naturaleza.

Aldama como base de expediciones

Aldama es en donde parte la expedición para conocer todo el municipio, que está rodeado por atractivos turísticos de todo tipo. Por un lado está la sierra de Maratines, la zona de ganado vacuno por excelencia, frecuentada por los entusiastas de los animales salvajes, quienes desean fotografiar al jaguar o al venado mexicano.

Por otro lado están sus playas, una serie de ríos que permiten realizar pesca en agua dulce y salada, con restaurantes que elaboran platillos a la orilla del mar o del río.

Por si fuera poco, también es considerado un santuario de la tortuga Lora, especie protegida que se encuentra en peligro de extinción.


Cómo llegar:

Aldama está comunicada con la carretera número 180 que conduce a la ciudad de Tampico y Ciudad Madero, así como con la capital, Ciudad Victoria.

Ruta de los cenotes en Aldama

El municipio de Aldama es el sitio que la naturaleza eligió para crear una serie de simas que se encuentran interconectadas mediante cavernas subterráneas.

La orografía y suelo de la cabecera municipal se caracteriza por ser de tipo volcánico y ha creado sitios realmente espectaculares, como El Zacatón, el cenote más profundo del planeta, ubicado en el ejido El Nacimiento.

Hasta ahora nadie ha llegado al fondo de este, aunque la NASA llegó al fondo del abismo a través de un robot que logró descender hasta 319 metros de profundidad y así realizar una cartografía como parte de sus pruebas complementarias para la futura operación espacial Europa, que explorará Júpiter, el quinto planeta del sistema solar.

El Zacatón es un sitio majestuoso, es de aguas sulfurosas y tiene un diámetro de 99 metros que lo hace parecer un gigantesco cráter habitado por pequeñas islas flotantes de zacate, creando una ilusión óptica cuando estos se mueven aleatoriamente cada vez que sopla el viento.

Muy cerca de allí, a 400 metros de distancia de El Zacatón está Poza Verde, otro cenote que tiene un diámetro de 125 metros, una profundidad de 45 metros y una temperatura promedio de 25ºC.

Esta poza es un balneario natural que se ha equipado con un solario y una palapa. Sus aguas son sumamente tranquilas y no tiene filtraciones de aguas subterráneas, lo que permite tener una gran pureza y visibilidad, haciéndola favorita para practicar natación, buceo y kayak.

Cómo llegar:

De la ciudad de Aldama hay que tomar la carretera 180 con dirección a Soto la Marina, hasta arribar a la desviación que conduce al ejido La Azufrosa. Los cenotes se encuentran a 400 metros de distancia, sobre el mismo camino de terracería que comunica al rancho también llamado La Azufrosa.

Cavernas Los Cuarteles

La gruta de Los Cuarteles es un capricho de la naturaleza: fue creada en la era Cenozoica con los movimientos de la tierra, que formaron una serie de galerías subterráneas iluminada por domos naturales.

Caminar por aquí es una gran experiencia, sobre todo por los espacios donde penetran los rayos del sol, dándole vida a milenarios y gigantescos higuerones que se han aferrado a las paredes con sus hermosas raíces.

El socavón está en el rancho La Azufrosa y el acceso a la caverna es fácil para cualquier miembro de la familia. Se trata de una pendiente que paulatinamente conduce a las cámaras y bóvedas, la mayoría con tragaluces producidos por hundimientos naturales y colapsos milenarios, desarrollando espectaculares paisajes y microclimas con bosques de piedras y árboles.

Esta caverna de 850 metros de profundidad, de donde cuelgan estalactitas hasta de 15 metros de largo, fue utilizada durante la Revolución como un escondite y bodega de armas y botines.

Quizá por lo anterior durante la década de 1980 fue muy popular para los cazadores de fortunas, pues se creía que había tesoros enterrados en las cavidades de Los Cuarteles.

Otro mito que afirman los oriundos es que en algún momento hubo pinturas rupestres, pero el tiempo las fue deteriorando hasta desaparecerlas.

Los Cuarteles también es hogar de alrededor de 800 mil murciélagos insectívoros. Ellos viven al final de la caverna y son de suma importancia para el equilibrio de la biodiversidad en la zona, esto debido a la polinización que estos quirópteros realizan durante sus vuelos nocturnos.

Cómo llegar:

La caverna de Los Cuarteles está muy cerca de los cenotes, a unos kilómetros de El Zacatón y Poza Verde, en el ejido La Azufrosa.

La playa en Barra del Tordo

Las playas de Aldama son muy frecuentadas por los tamaulipecos que buscan un espacio para relajarse.

Barra del Tordo, ubicada a 35 kilómetros de Aldama, es una playa muy popular y segura. Es de oleaje tranquilo y la profundidad es apta para toda la familia, como si se tratara de una gran alberca.

Cuenta con una pequeña pero eficiente infraestructura turística. Hay algunas palapas comunales, pequeños restaurantes de sazón casero que preparan platillos con mariscos muy frescos.

Cuenta también con lo básico para campistas, sobre todo para los grupos de biólogos que llegan hasta esta región, considerada un santuario de la tortuga Lora (la más pequeña y con distribución más restringida), a donde llega a desovar hasta 95% del total de estos seres marinos que visitan las costas del Golfo de México para reducir su alto riesgo de extinción.

Aquí desemboca el río Carrizal y la zona permite salir de pesca, bucear y hacer exploraciones en lancha, practicar el windsurf y hacer velerismo.

Los habitantes de Barra del Tordo son artesanos muy creativos. Al estar rodeados de río, mar y lagunas han aprovechado muy bien lo que brindan estos ecosistemas. Así, echan mano de su ingenio para crear figuras decorativas y aretes o collares elaborados con conchas, estrellas de mar y caracoles.

Cómo llegar:

De la ciudad de Aldama, tomar la carretera Aldama – Barra El Tordo en dirección a Barra del Tordo/Playa. Son 43 kilómetros hasta la costa.

Te puede interesar: