Buscador
Ver revista digital
Ciudades de México

Amanalco, Estado de México

13-07-2010, 2:52:46 PM
Estado de México
69556500_2957551187649566_5001022866779537408_n
© Stefany Cisneros

Es naturaleza en plenitud, cada uno de los parajes de Amanalco se convierte en una postal viviente que perdura en la memoria de quienes recorren este pueblo, enclavado en la sierra del Nevado de Toluca.

Amanalco: el lugar ideal para admirar hermosos paisajes montañosos

Se trata de un destino que se distingue por su sistema montañoso: la Sierra del Volcán Xinantécatl y la Sierra Náhuatl, originando amplias y profundas cañadas, quebradas y barrancas; que se bañan con las aguas de los mantos acuíferos que corren por su suelo.

Entre los 400 manantiales con los que cuenta destacan: Los Mimbres, La Mulita, El Jazmín, Chupamirto, San Bartolo, Casa Blanca, San Mateo, San Lucas, Las Peñitas, Ojo de Agua, Tenextepec y Chimalpa. Este paisaje de ensueño que parece existir sólo en los cuentos de hadas, resulta ideal para hacer rappel, para caminatas, ciclismo de montaña y campamentos. Sin duda, estar en Amanalco resulta un agasajo y espectáculo para la vista.

La temporada de heladas se registra de noviembre a abril, por lo que te recomendamos si visitas este lugar, que vayas bien abrigado para que puedas disfrutar de los paisajes de ensueño que traen consigo las nevadas y admires la belleza natural que le rodea.

Conoce más

La región fue habitada desde la época prehistórica, una prueba es la huella del pie del “hombre de Amanalco”, la cual quedó impresa en una formación rocosa de procedencia volcánica en el Rincón de Guadalupe hace aproximadamente 7,000 años.

El territorio fue ocupado por los matlatzincas, etnia de donde provienen los otomíes. En 1476 Axayácatl conquistó el valle de Toluca, así Amanalco fue tributario de los aztecas. En 1521, llegó el español Gonzalo de Sandoval a la región y los franciscanos evangelizaron a los habitantes, dándole el nombre de San Jerónimo Amanalco.

Lo típico

Las manos de los habitantes de Amanalco son mágicas trabajando tejidos otomíes en tela, como servilletas y el traje típico, ambos labrados en punto de cruz, los tejidos de gancho y agujas. También encontrarás elaborados objetos tallados de madera, de herrería forjada, y de mimbre. Los tapetes florales y las portadas de las iglesias son algo tradicional sobre todo en las fiestas del pueblo.

EL CENTRO

Las grandes superficies cubiertas por bosques hicieron que sus calles sean sinuosas lo que ha influido considerablemente en la organización arquitectónica del centro del municipio; entre sus construcciones destaca el Templo de San Bartolomé del siglo XVII, y la Parroquia de Amanalco, dedicada a San Jerónimo, en su interior podrás admirar pinturas al óleo sobre tela del siglo XVI, así mismo las esculturas de santos de gran valor artístico.

TEMPLO DE SAN JERÓNIMO

Este edificio guarda armonía con el conjunto arquitectónico del municipio, pues los techos son a dos aguas y de teja roja. Más allá de esta singular característica, la magia de este recinto se encuentra en la portada del que destacan el arco, las jambas, las pilastras y el alfiz, decorada con motivos florales y geométricos, trabajo que revela la mano de obra indígena.

AmanalcomanantialesNevado de TolucaSierraToluca
mm Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Mag21
Comentarios