Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Ve en busca de las ballenas del Mar de Cortés

Es increíble la sensación de pequeñez que se tiene ante la inmensidad de estos seres, su respiración es un torbellino de vida que espera por ti en el Mar de Cortés.

Foto: Alfredo Martínez
Alfredo Martínez

Alfredo Martínez

Navegaba sobre el Mar de Cortés en el Parque Nacional Bahía de Loreto cuando una ballena azul, el animal más grande del mundo, me sorprendió resoplando a un lado de la embarcación. Las aguas del Mar de Cortés me recibieron con su espectacular paisaje al iniciar el viaje, sus maravillosos tonos que van del azul cielo, marino y turquesa me parecieron como salidos de una acuarela. Estaba al fin en Balandra, una de las playas más bellas de México, famosa por su formación rocosa en forma de hongo, uno de los símbolos de la ciudad de La Paz. Es una laguna costera rodeada de un sistema de manglares, dunas, cactus y áreas con vestigios arqueológicos. Es ideal para nadar, esnorquelear y remar en kayak. Siguiendo con la aventura, partí de la ciudad de La Paz hacia el Parque Nacional Bahías de Loreto, en donde abordé el catamarán “El Mechudo”, que me llevó a explorar este maravilloso santuario natural. Visitamos la Isla Coronado, formada por un gran cono volcánico, el cual alcanza los 283 metros de altura y está rodeada por playas prístinas y caprichosas formaciones rocosas.

Alfredo MartínezFoto: Alfredo Martínez

Aquí hice esnórquel con lobos marinos y fui sorprendido por un grupo de delfines y una gran mancha de cientos de mantas móbulas. De meses de enero a marzo es posible observar aquí a ballenas jorobadas saltando y a la ballena azul, el animal más grande del mundo, la cual llega a medir 30 metros de longitud y pesar 190 toneladas. De pronto, el lanchero con su ojo entrenado nos dijo: “¡Allá hay una ballena azul. Acaba de sacar la cola!”. Así que nos dirigimos a ella y de pronto fuimos sorprendidos por un gran resoplido. La ballena azul salió justo enfrente de la lancha en donde pude fotografiarla; se veía pasar una y otra vez su silueta blanquiazul grisácea debajo de la superficie, enfrente de la panga,  y finalmente sacó la cola y se sumergió. Literalmente todos los presentes nos quedamos sin aliento, es una de las experiencias más bellas que puede ofrecer la naturaleza: estar frente a frente al animal más grande del mundo.

Alfredo MartínezFoto: Alfredo Martínez

Imprescindibles de La Paz, BCS

  • Caminar y admirar la belleza de la playa El Tesoro, de arena blanca y muy suave, a 1 kilómetro del puerto de Pichilingue, a las afueras de La Paz. 
  • Ver de cerca Playa Balandra, con su famosa piedra moldeada por el viento.
  • Reservar toda una tarde para dar una vuelta por el malecón, de una longitud aproximada de 5 kilómetros, desde donde se contempla El Mogote, una maravillosa extensión de tierra, así como el muelle para cruceros ecoturísticos.
  • Conocer el centro, en el cual resalta la belleza de su Jardín Velasco, en donde sus bancas, quiosco y su fuente Hongo de Balandra se ven custodiados por la belleza arquitectónica de antiguos edificios que los rodean.

Los editores recomiendan: 6 destinos para disfrutar Baja California

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos