Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía

Buscando la mejor torta ahogada

A veces pasa que vas a un lugar buscando algo en especial y desafortunadamente, te pierdes en la inmensidad de la oferta. Descubre cómo nuestros expertos viajaron hasta Guadalajara y lograron encontrar el mejor lugar para saborear una rica torta ahogada.

mm

Editora de la revista México desconocido.


Cuando nos encomendaron ir a Guadalajara para hablar de las tortas ahogadas, me agobió la idea de perderme las mejores. A veces pasa que vas a un lugar buscando algo en especial y te pierdes en la inmensidad de la oferta. ¡Hay tantos lugares donde comerlas! Y esto fue lo que pasó.

Las tortas ahogadas de La Bicicleta tienen 48 años, y por supuesto tienen una gran historia detrás. Don José comenzó en su “bicla” repartiendo varios pedidos y después se quedó en un sólo lugar, a petición de algunos ya seguidores del sabor de sus ahogadas. Él mismo despacha las tortas en la calle de Mexicaltzingo, a espaldas del WallMart. Mientras llegaba la clientela, nos platicaron que la salsa la hacen a diario porque va cruda y se agria. El birote es untado con frijoles machucados y las carnitas van, como debe ser, surtidas: cachete, lengua, riñón y maciza. Además, como dicta la tradición, puede pedir también tacos dorados de las mismas carnitas, con la misma salsa, por cierto elaborada con el chile de árbol que les llevan especialmente de Yahualica. La verdad que están buenísimas. Se ponen de 8:30 a 18:00 horas.

Galerías, ahogadas y otras delicias
No se puede ir a Guadalajara e ignorar Tlaquepaque, el municipio alfarero más importante de México y conocido a nivel mundial. En este sitio visitamos el Salón Monterrey, en El Parián. Este lugar es el antiguo mercado que desde 1879 reúne a los jaliscienses para comer y escuchar al mariachi. En esos tiempos se acostumbraba tomar las “canelitas” con alcohol que no era otra cosa que té, canela, azúcar, ron o brandy.

Probamos la birria de ternera, un plato excedido en sabores y aromas, que es preciso “domar” poco a poco. Simplemente, en especias lleva clavos de olor, pimienta, cominos, canela, jengibre, tomillo, orégano y laurel. Acá usan mucho el término birria tatemada que se refiere a que está horneada y da como resultado una carne más oscura. La ternera la acostumbran en Tonalá. La de borrego es más aceptada por la carretera a Zapotlanejo.

El pozole es un tema aparte. Sin meternos si es originario de Guerrero o de Jalisco, lo que sabemos es que los jaliscienses están muy orgullosos del maíz que producen en Zapopan, que de verdad es de primera calidad. La estampa del que sirven en el Salón Monterrey no tenía peros, de pura pierna.

Después nos fuimos a las instalaciones de la destiladora Río de la Plata, también en Tlaquepaque. Cualquiera puede ser atendido con un tour o con una cata muy interesante. El proyecto impulsa también la artesanía con vidrio soplado. Tienen 15 marcas de tequilas, todas de excelente calidad. El Dos Lunas, por ejemplo tiene 12 años de añejamiento y cuesta ¡dos mil dólares! Un verdadero tesoro. El olor a la piña en fermentación nos fascinó. 30 mil litros a nuestro alcance…

Chapala y Ajijíc

Desayunamos temprano en Chapala para estar un rato junto a su famoso lago, una sensación muy agradable. Comimos menudo en el mercado, en unas mesas que están en la placita, todo lo que les digo acompañado con tortillas de maíz hechas a mano (revaloradas por todos los que vivimos en las grandes ciudades). Después de caminar un rato y ver cuánto está cambiando la imagen de Chapala (están haciendo una linda playa para disfrutar del lago), vimos la oferta gastronómica que no se detiene en los frutos laguneros como el famoso charal. Está el restaurante Cazadores (Casa Braniff), la zona de Acapulquito, por ejemplo, está El Guayabo, donde puede uno degustar botana de marlín o el caviar de Chapala que no es otra cosa que hueva de pescado.

Para terminar nuestro viaje nos fuimos a Ajijíc, a unos cuantos minutos de Chapala. Es el paseo dominguero perfecto. Su pequeño y bucólico muelle, sus calles con esas fachadas tan llenas de color y creatividad… se refleja en su oferta de lugares para comer y pasarla realmente bien. Visitamos Los Telares, donde comimos camarones a los cinco chiles y nos metimos a cada una de sus pequeñas tiendas de artesanías y boutiques muy especiales.

Todo esto en un fin de semana… ¿qué no haríamos y comeríamos si nos quedáramos más días? ¿Por qué tenemos que correr tanto? Todo para que usted sepa dónde encontrar las mejores tortas ahogadas en su próximo viaje a Guadalajara, aunque sea de “pisa y corre”, como nosotros.

Bebidas típicas

• La raicilla de la costa
• Ponches de frutas en todo el estado
• Tequila del centro y de la región de los altos
• La tuba de Autlán de Navarro
• Mezcal, aguamiel y tepache en todo el estado
• Cazuelas de Ocotlán y La Barca
• Rompopes de Sayula y Tapalpa
• Tejuino de la región centro
• Pajaretes en todo el estado

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
El año en el que llegó el primer árbol de Navidad a México

Esta es la historia de cómo llegó el primer Árbol de Navidad a México y del lugar en el que fue instalado por primera vez.

México
Flor de Nochebuena: la representante de México en Navidad

La flor de nochebuena es originaria de México, pero antes de ser utilizada en Navidad se usaba en otros rituales prehispánicos, aquí te dejamos su historia.

Quintana Roo
Las nuevas y emocionantes experiencias que puedes vivir en Cancún

¿Te vas de vacaciones a Cancún? Aprovecha tu visita y disfruta de increíbles, divertidas y novedosas actividades que solamente podrás realizar en este paraíso de arena blanca y mar turquesa.

Veracruz
Naolinco, un hallazgo delicioso en Veracruz

El sabrosísimo mole de sus cocinas, los zapatos de piel de excelente calidad y sus calles primorosas hacen de Naolinco el complemento perfecto de Xalapa.