Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Café Bagdad, la joyita de La Merced

No sé si para ustedes, pero para mí encontrar un lugar donde se tome buen café y te sientas como en casa, es un tesoro. Pero aún más valioso es que la locación tenga su propia historia, como esta que les voy a contar.

Foto:

Este tradicional lugar está justo en el centro de La Merced, un barrio que me apasiona por toda la carga histórica que tiene. Desde aquí se distribuían todos los alimentos a la gran ciudad cuando el lago y sus brazos aún fluían dándole otra vida. 

La locación

Café Bagdad habita en una casa que data de 1700, pero el establecimiento tiene “apenas” 70 años. Está en medio de la llamada “Plaza de la Aguilita”, ya que se dice que aquí es donde los mexicas encontraron al águila devorando a la serpiente que era la “señal” para fundar su imperio. Por eso esta plaza cuenta con un monumento al águila de nuestro símbolo patrio y otra curiosidad es que tiene bancas-jardineras con 47 símbolos patrios, según este ha evolucionado. Muy interesante. ¡Imagínate… tomas café de grano recién tostado y molido en lo que se podría decir el es punto exacto donde se fundó Tenochtitlan! Eso para mí no tiene precio… de verdad. También me encantó que tienen que la propiedad tiene un salón cantina (donde se hacen eventos privados o sesiones de foto) y hasta una capilla dedicada a San Judas Tadeo.
 

Lo que probé

-Comencé mi experiencia con un aromático latte y panqué de naranja de la casa; después me ofrecieron frijoles de la olla (en una tarro de barro) con cebollita fresca picada y chilito verde; después pedí unas enmoladas (receta de la dueña) y una guajolota con excelente pan, frijoles, chilaquiles y un huevo estrellado encima (¡llevaba buen apetito!). Me dijeron que el atole de masa era su especialidad, así que no me resistí y pude percibir enseguida el delicioso toque de canela.
 

Detalles que encantan

El café tiene un ambiente auténtico de barrio, el personal es muy servicial y generoso, sus clientes son de décadas atrás y eso lo hace diferente y confortable. Entre antigüedades y tesoros de la familia se puede ver la vida pasar, sorbo a sorbo, en esta plaza que pocos conocen de la Ciudad de México. 
 
¿Dónde está?
Plaza Juan José Baz 4, Centro, CDMX

Los editores recomiendan: Los mejores cafés de la colonia Roma

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos