Celestún, un paraíso para disfrutar del avistamiento de flamencos