Buscador
Ver revista digital
Actualidad

5 Cenotes en Yucatán: Explora los ríos subterráneos del Mayab

Yucatán
cenotes en Yucatán

Conoce qué son los cenotes, cómo se forman y su clasificación. Te presentamos cinco cenotes que puedes visitar en Yucatán.

Descubre cinco cenotes en Yucatán que puedes visitar sin alejarte de Mérida. Conoce la historia de los cenotes, días y horarios de admisión.

Los cenotes en Yucatán son un misterio que ha maravillado a locales y extranjeros desde la época prehispánica y hasta el día de hoy existe la creencia de que tienen propiedades místicas.

Los mayas creían que los cenotes de Yucatán eran la entrada al Xibalbá, el inframundo, razón por la cual eran lugar de sacrificios materiales y humanos como ofrenda para los dioses.

El número de cenotes que existen en Yucatán va en aumento, pues al ser formaciones subterráneas, podrías estar viviendo sobre uno sin darte cuenta. Al día de hoy se han encontrado alrededor de ocho mil.

Además, se sabe que en Yucatán existen cientos de cenotes aún no descubiertos en la selva inexplorada de la península.

cenotes en Yucatán
depositphotos.com Agua cristalina en un cenote semiabierto.

El tiempo es crucial para el nacimiento de los cenotes. Descubre cómo se formaron y los tipos de cenote que existen en Yucatán.

¿Cómo se formaron los cenotes de Yucatán?

La palabra cenote viene del vocablo maya Dzonot (ts’ono’ot) que significa “caverna con agua”.

¿Qué son los cenotes? ¿Cómo se forman? La respuesta está en la naturaleza del suelo yucateco. 

En Yucatán el suelo es de piedra caliza, lo que hace imposible excavar a profundidad y protege la zona de los movimientos naturales de las placas tectónicas.

Los cenotes se forman por el desgaste del suelo, que con el paso del tiempo y el filtrado del agua de lluvia va formando las míticas cuevas. 

cenotes en Yucatán
depositphotos.com Se puede apreciar el desgaste de la piedra caliza y el paso del tiempo en las marcas que deja el agua.

Otra teoría sobre la formación de los cenotes en Yucatán es que fueron ocasionados por el meteorito que cayó en Chicxulub hace millones de años y que dio fin a la era de los dinosaurios.

Los cenotes en Yucatán tienen una belleza incomparable, digna de admirarse y que invita a nadar en ellos. ¿Te atreves? Conoce 5 cenotes en Yucatán que puedes visitar sin alejarte de Mérida. 

3 tipos de cenote que existen en Yucatán

No existen dos cenotes en Yucatán que sean iguales y ahora que sabes cómo se forman, hablemos de su clasificación.

Cenotes abiertos/antiguos

Son los cenotes más viejos en Yucatán, el techo se ha caído por completo y en algunos casos la cueva está completamente inundada, dándole aspecto de laguna.

Si no está completamente bajo el agua, las paredes de la caverna suelen estar cubiertas de plantas, flores e incluso árboles. El piso del cenote puede ser muy resbaladizo por el tiempo que ha estado expuesto al agua.

Por su contacto con el exterior también albergan todo tipo de fauna, comúnmente pájaros, mariposas y murciélagos. El agua de los cenotes abiertos no está tan protegida, por lo que es proclive a contaminarse.

cenotes en Mérida
depositphotos.com Cenote abierto que conserva las paredes de lo que alguna vez fue su bóveda.

La transformación de los cenotes hasta quedar completamente abiertos tarda millones de años

Cenotes semiabiertos

Considerados como cenotes de mediana edad, algunas partes del techo han colapsado, dejando una parte de la caverna expuesta y algunos hoyos por donde entra la luz.

En el piso y las paredes se observan formaciones de roca como estalactitas y estalagmitas. La fauna pueden ser algunos pájaros, murciélagos y muchos tipos de peces. 

cenotes en Yucatán
depositphotos.com Cenote semiabierto con hoyos en el techo.

El agua de los cenotes semiabiertos es muy limpia, fría y cristalina.

Cenotes de caverna

Son los cenotes más jóvenes y misteriosos de Yucatán, pues su caverna se encuentra totalmente cubierta a excepción de algunos hoyos en el techo, que probablemente sean la única manera de entrar.

En los cenotes de caverna se han encontrado vestigios que indican que eran los preferidos para hacer tributos y sacrificios a los dioses

El agua de los cenotes de caverna es la más pura al estar menos expuestos al exterior y tiene la temperatura más baja. 

depositphotos.com Cenote de caverna completamente resguardado del exterior.

Este tipo de cenotes son los favoritos para explorar porque suelen estar al final de cuevas en las que se han encontrado todo tipo de elementos de la cultura maya. La fauna son murciélagos y una gran variedad de peces.

Todos los cenotes desembocan en el mar y están conectados entre sí a través de túneles y cuevas que recorren cientos de kilómetros.

5 cenotes en Yucatán que puedes visitar sin alejarte de la ciudad de Mérida

Cenote Dzombakal en San Antonio Mulix

Comenzamos esta lista con el cenote Dzombakal en San Antonio Mulix al sur de la península. 

A tan sólo una hora de la ciudad de Mérida, el cenote Dzombakal es de tipo semiabierto de azules y cristalinas aguas.

De veinticinco metros de largo y quince de ancho, con una profundidad máxima de treinta metros. El acceso es una antigua pero segura escalera de madera.

Este cenote es uno de los mejor protegidos en Yucatán. Puedes hospedarte en una de sus cabañas rústicas y rentar equipo salvavidas, para bucear y bicicletas.

Cenotes en Yucatán
Ceonte Dzombakal.

Se ubica en la carretera cenotes, 49 kilómetros al sur de Mérida en la carretera Mérida-Muna, tomando la desviación del kilómetro 38 que lleva a la hacienda Cacao. Al llegar, se toma el camino hacia San Antonio Mulix.

Cenote X’batún en San Antonio Mulix

Nuestra travesía por San Antonio Mulix no termina en Dzombakal, también puedes visitar X’batún, un cenote de tipo abierto con una profundidad máxima de veinte metros.

La entrada es una pendiente natural por la que hay que bajar cuidadosamente hasta llegar a sus cristalinas aguas llenas de vegetación y vida animal.

El techo y las paredes del cenote están adornados con las raíces de los árboles que crecen a su alrededor, dándole hogar a muchas especies de aves como el pájaro thó, el xtacay y las tórtolas.

Cenotes en Mérida
Cenote X’batún.

Bucear es la actividad perfecta para los visitantes del cenote X’batún, además puedes acampar bajo las estrellas o rentar una cabaña. Si sólo vas a pasar el día, hay palapas de descanso, estacionamiento y servicio de guía.

El equipo de buceo, salvavidas y bicicletas se pueden rentar en el mismo cenote.

Cenote Xlacah en Dzibilchaltún

El cenote Xlacah es uno de los más antiguos en Yucatán, se encuentra en la zona arqueológica de Dzibilchaltún

¿Te imaginas cómo se veía en la época de oro de la cultura maya? Puedes nadar en sus azules aguas y disfrutar de la arquitectura prehispánica en el mismo lugar. 

En su interior se han encontrado vasijas, huesos tallados y todo tipo de pruebas que indican que el cenote Xlacah era sagrado para los habitantes de Dzibilchaltún. Hoy en día, está lleno de flora acuática. 

Xlacah mide alrededor de 100 metros de largo por 200 de ancho y su profundidad llega a los 45 metros, en la parte menos profunda existía una plataforma construida por los antiguos habitantes para facilitar el acceso al agua.

Las cristalinas aguas del cenote Xlacah.

La zona arqueológica de Dzibilchaltún se encuentra en la carretera Mérida – Progreso, tomando la desviación hacia Chablekal/Conkal. El horario es de ocho de la mañana a cinco de la tarde.

Conoce más sobre Dzibilchaltún y descubre el esplendor del mundo maya aquí

Cenotes de Cuzamá

Llegar a Cuzamá toma aproximadamente una hora desde la ciudad de Mérida, la zona es una reserva donde puedes visitar tres de los más importantes cenotes de Yucatán.

Se debe tomar la carretera que va hacia Acanceh hasta llegar a Cuzamá, una vez ahí, aborda un bicitaxi o mototaxi que te lleva a la hacienda henequenera de Chunkanán

Una vez en la hacienda se aborda un truck, que es un antiguo vagón de tren jalado por un caballo que te llevará por la ruta de los cenotes siguiendo un antiguo camino blanco, también conocido como baktún. 

Los tres cenotes de Cuzamá son de tipo semiabierto. El primero es Chelentún, cuyo acceso es una antigua escalera de madera con barandales hechos de riel de ferrocarril.

Chelentún mide aproximadamente 50 metros con aguas que alcanzan una profundidad máxima de 18 metros. Tiene dos cavernas, una alcanza los 300 metros de profundidad y la otra 40. En la parte posterior de la caverna se puede apreciar una figura de piedra con forma de arco.

cenotes en Mérida
Entrada del cenote Chelentún.

El segundo cenote es Chak-zinik-ché, que significa “hogar de la hormiga roja”, la entrada es un agujero en el piso por donde se baja a través de una escalera de madera. 

La belleza del cenote Chak-zinik-ché.

Las raíces de los árboles caen del techo y las paredes del cenote, que tiene una profundidad aproximada de 40 metros. El canal se abre en forma de T, llevando a dos cámaras cuyas aguas alcanzan los 70 metros de profundidad.

El tercer cenote es Bolom-chojol, cuyo nombre significa “Nueve hoyos de ratón”, por los huecos que dejan entrar la luz del sol. Para llegar a sus aguas se baja por una escalera hecha de rieles de ferrocarril o también puedes practicar clavados desde 10 metros de altura.

Entrada al cenote Bolom-chojol.

El cenote Bolom-Chojol mide treinta metros con una profundidad de doce metros. En medio hay una pequeña isla iluminada por un hoyo en el techo, desde donde puedes bucear hacia las cuevas alternas del cenote, pero solo bajo supervisión, porque la profundidad llega a los cuarenta metros.

Más detalles de Cuzamá y sus cenotes aquí.

Cenotes de la Hacienda Mucuyché

A una hora de la ciudad de Mérida se encuentra la Hacienda Mucuyché en el poblado de Abalá.

Ubicados en una antigua hacienda henequenera restaurada en tiempos modernos se encuentran dos de los cenotes más hermosos de Yucatán: Carlota y Azul Maya.

El cenote Carlota es semiabierto y debe su nombre a que la hacienda fue visitada por la emperatriz Carlota de México en 1865. Es un cenote semiabierto con una profundidad máxima de siete metros, perfecta para nadar.

cenotes
El paso que conecta ambos cenotes en la Hacienda Mucuyché.

El cenote Azul Maya es semiabierto con un gran pilar en medio rodeado de estalagmitas que tocan el agua. Ambos cenotes están conectados por un camino que puedes cruzar nadando o a pie.

La combinación perfecta entre arquitectura moderna y la belleza de la naturaleza está en Mucuyché y sus cenotes. Para visitarlos se necesita reservación. 

Además de los cenotes, puedes disfrutar del restaurante de la hacienda, baños, regaderas y estacionamiento. 

Explora Yucatán y descubre sus maravillas naturales.

Explora la belleza de Yucatán y sus cenotes, además de las facilidades que la gente y el gobierno del estado han instalado para que locales y visitantes puedan descubrir los misterios que ocultan sus aguas.

No olvides seguir todas las medidas de higiene/seguridad, recuerda que cada cenote es diferente y se deben visitar con precaución y respeto al medio ambiente, pues su entorno es frágil.

Visitar un cenote es una experiencia única en la vida, conéctate con la naturaleza y el místico pasado de nuestro país explorando sus maravillas naturales.

cenotescenotes en yucatancenotes mayascenotes yucatanque hacer en yucatanvisita yucatán
Suscríbete al Newsletter

Recibe información sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios