Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Chaneques, los traviesos duendes mexicanos

Los chaneques son conocidos en el sur de México como pequeños duendes traviesos que esconden cosas y niños.

09-05-2019, 12:09:43 PM
Chaneques, los traviesos duendes mexicanos
mm

Viajera con una gran amor por México, sus lugares y su historia.

Cuando era niña y viajaba por las carreteras de Veracruz, siempre que alguien mencionaba que había una zona de chaneques, entonces yo, como todos los pequeños de la región, nos escondíamos o nos poníamos la ropa al revés para que no nos robaran estas criaturas.

La leyenda de estos niños que esconden cosas o pierden personas nació desde la época prehispánica, ya que son criaturas de la mitología mexica.

¿Qué son los chaneques?

La palabra chaneque es una expresión náhuatl que quiere decir “los seres que habitan en los lugares peligrosos”.

Sus atributos, características y morada pueden variar de acuerdo con las tradiciones de las culturas locales.

Las leyendas de los chaneques siguen vivas en los estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas.

¿Cómo son los chaneques?

Estos dioses se dice que nacieron en la cultura totonaca y que después pasó a la mexica.

Los chaneques son los encargados de cuidar los bosques, las selvas, los animales silvestres y los manantiales.

Se les describe de distintas formas: algunos dicen que son personas que miden un metro veinte centímetros de altura, con los pies al revés, el cuerpo deforme, que tienen cola y carecen de una oreja.

Otra descripción los señala como enanos con rostros de niños que aunque hacen movimientos y emiten una voz infantil evidentemente tienen el rostro avejentado.

Para algunos son simplemente niños que hacen algunas travesuras como lanzar piedras, jalarle la cola a los perros, mover hamacas y tirar trastes en la cocina o asustar animales.

Chaneques buenos y malos

En el área de los Tuxtlas en Veracruz, se dice que hay dos tipos de chaneques: los buenos que se aparecen donde habita la gente y los malos que viven en cuevas, ríos o en los cerros, en lugares apartados.

Los chaneques de esta zona están bajo el mando de Chane, dios de la tierra y el agua, quien vive en el mundo subterráneo. Vela por los humanos y castiga a los adúlteros con ayuda del burrito Lúpu Ti y el gatito Shúnu ti.

Los chaneques buenos habitan en los cultivos y solo hacen travesuras sin causar daños; en cambio, los que están en las cuevas y ríos raptan niños y los convierten en sus sirvientes.

Los chaneques de Higalgotitlán en Veracruz se aparecen como niños o adultos y si los molestas o te portas mal con ellos, te causan una enfermedad en el espíritu que se caracteriza por la falta de apetito y desgano.

Se dice que un chaneque enojado puede hacerte enfermar y perder tu tonallo, que es la energía vital; si esto ocurre, debe tratarte un curandero, quien seguro te hará llevarles una ofrenda para que te quiten el hechizo.

¿Cómo protegerse de los chaneques?

Muchas personas le temen a los chaneques pero otros consideran que solo son espíritus amistosos haciendo travesuras.

Pero si tienes niños pequeños y quieres protegerlos, lo puedes hacer con ojos de venado o collares de nueces o solo poniéndole la ropa al revés.

Si sientes que hay algún chaneque en tu casa que mueve las cosas o hace que se caigan, debes dejarles un dulce o una fruta y verás que se calmarán; si los encuentras en el bosque, solo trátalos amablemente y diles “gracias” por cuidarte.

Quizá te interese leer

Explora Los Tuxtlas en Veracruz