Buscador
Ver revista digital
Conoce México

El copal, el incienso que guía a las almas

copal
© Gobierno de México

El copal es el incienso mexicano por excelencia y está lleno de propiedades medicinales y espirituales. Conoce más al respecto.

El copal es uno de los elementos que no puede faltar en la ofrenda de Día de Muertos. Aunque muchos lo consideran un incienso común, en realidad se trata de resinas olorosas en estado intermedio entre la resina líquida y el ámbar. Proviene de distintos árboles pertenecientes a la familia de los árboles de la familia Burseraceae.

Usos prehispánicos

En la época prehispánica, el árbol de copal era conocido como copalquáhuitl, mientras que la resina olorosa era conocida como copalli, cuyo significado literal es incienso. En aquel tiempo era altamente apreciado por sus propiedades terapéuticas y su uso religioso. Debido ello, también era conocido como iztacteteo que quiere decir “dios blanco”.

Rituales prehispánicos que te curan el alma y el cuerpo - México Desconocido

El uso del copal es atestiguado por fray Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España, quien narra cómo era usado como ofrenda a los dioses del siguiente modo:

En la ofrenda del incienso o copal usaban estos mexicanos, y todos los de Nueva España, de una goma blanca que llaman copalli —que también ahora se usa mucho— para incensar a sus dioses. No usaban del incienso, aunque lo hay en esta tierra. De este incienso o copal usaban los sátrapas en el templo y toda la otra gente en sus casas […].”

Propiedades medicinales del copal

Por su parte, el médico y botánico Francisco Hernández, hizo un estudio sobre el copal en el siglo XVI, aclarando que no se trataba de una goma en específico, sino de distintas gomas que se designaban bajo un mismo nombre y servía para aliviar las jaquecas.

Otros cronistas españoles narran que el copal era utilizado tanto para rituales religiosos, como para ceremonias personales. Sin embargo, el copal tenía una fuerte vinculación con la fertilidad y el agua, por lo que se llegó a representar a Tláloc con una bolsa de copal.

Para la quema del incienso, los mexicas utilizaban sahumadores con una gran boca llamados tlémaitl, que quiere decir “manos de fuego”. Para avivar la llama, se quemaba ocote, oyamel y yauhtli. Debido a su importancia religiosa, se han llegado a encontrar figurillas echas con copal en las inmediaciones de los templos.

3 destinos mágicos para 'limpiar' la mala suerte | México Desconocido |  Mala suerte, Suerte, Malo

La recolección del copal ocurre de dos formas: quitándolo directamente de la corteza o haciendo heridas al árbol para que sangre la resina. El método de recolección dependerá de la especie de árbol. De acuerdo con el Gobierno de México:

“El copal crece en regiones cálidas y secas, como el Alto Balsas de Guerrero y la Mixteca poblana y oaxaqueña, donde familias enteras de copaleros migran a las montañas en épocas de cosecha para seleccionar los árboles aptos de los que recolectan el preciado recurso.”

Además de la curación del dolor de cabeza, el copal es utilizado como lo siguiente:

  • analgésico general
  • ayuda en el tratamiento con dolores de huesos
  • malestar de útero
  • dolor de muelas
  • padecimientos del estómago
  • quemaduras

Sin embargo, su principal uso es como purificador y como medicina de enfermedades espirituales, las cuales, según la cosmovisión indígena, pueden manifestarse en enfermedades físicas.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios