Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Denuncian abandono y vandalismo en los Baños de Nezahualcóyotl

Estado de México
imagen (1)

A través de redes sociales, usuarios denunciaron vandalismo y abandono gubernamental de la zona arqueológica de los Baños de Nezahualcóyotl. Te contamos sobre este esplendoroso lugar.

A través de redes sociales, un usuario denunció el abandono de la zona arqueológica de Texcotzingo en Texcoco, Estado de México. En las fotografías publicadas se puede observar pintas en las paredes del jardín diseñado por el tlatoani poeta Nezahualcóyotl en el siglo XV. El espacio también es popularmente conocido como los Baños de Nezahualcóyotl.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la zona arqueológica de los Baños de Nezahualcóyotl data del periodo de 1431 a 151 d. C. Los jardines fungieron como una espacio para compilar y estudiar la flora y fauna del Valle de México. Asimismo, fue un espacio de recreación dedicado al dios Tláloc.

Los baños y jardines de Nezahualcóyotl son testimonio del alto desarrollo cultural que logró para su pueblo el genio y “Rey Poeta”. Es increíble que muy cerca de la Ciudad de México exista un lugar de tal belleza e importancia arqueológica, y sea tan poco conocido. 

Baños de Nezahualcóyotl

Los Baños de Nezahualcóyotl: una maravilla de la época prehispánica

En una de las plataformas de esta estructura se encuentra una gran tina o pequeña alberca circular en donde se bañaba el monarca con sus concubinas. A esta gran tina le precede otra mucho más pequeña y poco profunda que servía para calentar el agua con el calor del sol, y de ahí se precipitaba a la tina mayor.

El agua fluía hasta las tinas a través de una red de pequeños canales, a veces labrados en la roca, y en tramos construidos con argamasa y piedra.

Estos canales fueron alimentados por un acueducto procedente de un manantial que nace en un cerro vecino. Es una verdadera obra de ingeniería hidráulica que, además de surtir el preciado líquido a las tinas, piletas, fuentes y jardines que estaban alrededor del cerro, llegaba incluso hasta los aposentos reales en el palacio de campo, y a los estanques del bosque.   

Baños de Nezahualcóyotl

En sus crónicas Fernando de Alva Ixtlixóchitl narra con lujo de detalles el esplendor de estos parajes, llenos de exuberante flora y fauna silvestre de gran belleza, procedente de muchas regiones de Mesoamérica.   

De donde están las tinas parte un camino hacia ambos lados del cerro circundándolo en perfecta horizontal y sobre el cual corren los canales. Este camino lleva hasta otra estructura situada sobre una saliente del terreno, en la cual se encuentra otra tina más pequeña labrada en la roca. La perfección circular de ésta es asombrosa, y se dice que era la tina privada de Nezahualcóyotl, en la que, además de bañarse contemplando el paisaje, meditaba y hacía poesía. A unos cuantos metros de ahí, por unas escaleras se bajaba a la cueva donde el rey reposaba, hacía sus ayunos y meditaba.   

Un patrimonio humano

Cientos de escalones cincelados en la ladera rocosa nos llevan hasta donde estuvo el palacio de campo del tlatoani, de cuyos vestigios se pueden apreciar muros y pisos de formas geométricas, algunos circulares, lo que puede dar una idea de la magnífica construcción que el tiempo y la ignorancia derrumbaron a su paso.   

Qué dice la historia de 'Los baños de Nezahualcóyotl'?

En este conjunto hay además otras cuevas, descansos, miradores, escalinatas, etc., que por falta de restauración y de la debida atención han perdido su importancia. Es notoria la gran variedad de plantas y flores, en su mayoría medicinales, que el mismo Nezahualcóyotl, mandó plantar para su uso personal y para su gente, así como para el estudio botánico y la investigación terapéutica. Todo esto nos hace pensar en la gran responsabilidad que tenemos de salvaguardar tan importante y bello lugar, haciendo conscientes a las autoridades competentes del legado cultural y ecológico que poseemos y así darle la debida protección a lo que es patrimonio universal de la humanidad.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios