Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Vive Experiencias Ecoturismo y aventura

4 destinos para vivir turismo de naturaleza en pareja

Los viajes en pareja también pueden ayudarte a desconectarte del bullicio humano y para eso no hay nada como permitir que la naturaleza los guíe de vuelta a lo esencial. Aquí les presentamos cuatro destinos verdes para redescubrir el mundo en pareja.

Luza Alvarado

México cuenta con destinos paradisíacos que te permiten conectarte con la naturaleza y realizar actividades al aire libre. Muchos de esos lugares, además, son perfectos para pasar unos días alejados del bullicio junto  a esa persona especial.

Un grupo de parejas nos compartieron sus experiencias en algunos destinos verdes. Conócelos y planea una escapada a estos lugares ideales para vivir el amor al aire libre.

La Huasteca, San Luis Potosí

Aquí, ríos, cañadas, cuevas y otros accidentes geográficos se vuelven afortunados escenarios de belleza y conexión natural. Dentro del estado de San Luis Potosí, el eje que forman las carreteras 70 y 85 te conducirá a todas partes. Puedes tomar Ciudad Valles como centro de operaciones. No olvides llevar ropa para enlodarte y zapatos antiderrapantes.

 “No hay ruido humano, no hay carteles ni grandes transportes. Pura naturaleza. Vimos el amanecer en el Sótano de las Golondrinas; la luz fue abriendo la oscuridad y millones de aves volaban en espiral. Nos olvidamos de las fotos y nos rendimos ante el espectáculo de la naturaleza. Luego, de regreso de una cascada, caminamos por las vías del tren, íbamos literalmente entre las nubes. Sentimos que hay un misterio, algo sagrado en esa belleza. Hicimos los paseos con otras personas y un guía excepcional del hotel La Malanca. Eso nos permitió relajarnos, sin preocuparnos por nada. Descubrimos que estando juntos, podemos ir a cualquier lado”.
—Berenice Alvarado y Alejandro Wolsey

Cascadas en la Huasteca Potosina / Dasha Horita

Gran Selva Maya, Quintana Roo

Abarca la mitad sur del estado y es la selva mejor conservada de América Latina, solo después del Amazonas. En auto, desde Escárcega, Campeche, atraviesa la Reserva de la Biosfera de Calakmul y llega hasta la Reserva de Sian-Ka’an. Si hay poco tiempo, lo mejor es volar a Chetumal y contratar el tour completo. No olvides el repelente ecológico y ropa de algodón.

“Nos recomendaron ir al hotel The Explorean y nos lanzamos sin expectativas. Fue increíble, como vivir una luna de miel organizada por gente local. Todo nos sorprendía a cada paso, los animales, los ruidos… Hicimos kayak por la laguna de Bacalar, de día y de noche, buscando cocodrilos envueltos por la densidad de la selva nocturna. Fuimos en bici a la zona arqueológica, cenamos a la luz de la luna, nos dormíamos y nos levantábamos muy temprano. Fue un viaje fuera de serie. Hay una especie de temor a lo desconocido, pero vas fluyendo al ritmo de la luz. Como el resto de los seres vivos, nos volvimos parte del entorno”.
—Rocío Vázquez y Erick Reinhardt

Gran Selva Maya / iStock

Jalcomulco, Veracruz

A 29 kilómetros de la capital veracruzana, y atravesado por los ríos Pescados y La Antigua, es famoso por tener los mejores descensos en rafting. Ofrece servicios ecoturísticos de primera, una cocina regional exquisita, alfarería de barro blanco, cestería y un clima templado y lluvioso. Código de vestimenta: todo terreno.

“Todo el tiempo nos sentimos protegidos por la naturaleza, entre los árboles, el ruido del río y los pájaros. Nos desconectamos de todo y descansamos como nunca. Nos quedamos en el hotel Aldea Rodavento, en una especie de cabaña parecida a una tienda de campaña; te bañas al aire libre pero nadie puede verte. Es algo muy íntimo. También hicimos un temascal, aunque fue una experiencia intensa, nos encantó. Vivimos la aventura de los rápidos y no esperábamos que fuera tan lindo y tan sencillo a la vez. Vivir la mezcla de adrenalina y relajación en pareja fue lo máximo”.
—Marcela Cahue y Claudio Romero

Deportes extremos en Jalcomulco / Marcos Ferro

Cuatro Ciénegas, Coahuila

Este oasis prehistórico en medio del desierto se ubica a 80 kilómetros de Monclova. El pueblo cuenta con infraestructura suficiente para aventurarse con libertad. Sus paisajes parecen sacados de una película de ciencia ficción: pozas, dunas desérticas, minas de mármol, arroyos, especies endémicas y cielos cuajados de estrellas. Una buena chamarra es básica.

“Te olvidas del celular, te pones en el presente, y comprendes lo que significa estar en un lugar intacto desde hace millones de años. Nos tomamos un montón de fotos y cuando las volvimos a ver, pensamos: ‘Parece otro planeta, ¡pero es México!’. Los colores de las ciénegas son impresionantes; fue increíble descubrirlo juntos. El pueblito también es silencioso y tranquilo, sientes que es un set de película solo para ti y tu pareja. Pero las noches, ¡qué noches! Hacía mucho frío, pero no queríamos perdernos todas esas estrellas, así que nos abrazamos fuerte y nos dejamos llevar”.
—Lucía Martínez y Joel Torres

Laguna de Cuatro Ciénegas / iStock

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
3 playas de México para viajar en temporada baja

En enero comienza la temporada baja para vacacionar, este es uno de los mejores meses para los viajeros; los vuelos son más baratos y los hoteles también, las playas están vacías y el sol es cálido pero no abrasador. Si no saliste de vacaciones o te quedaste con ganas de más, aprovecha la temporada baja y relájate en estas hermosas playas.

Teatro Kabuki, edificio emblemático de Sumiya
Morelos
El gran hotel japonés de la Pobre Niña Rica en Cuernavaca

Hay una gran historia tras la majestuosa construcción del Camino Real Sumiya. La propiedad perteneció a la señora Bárbara Hulton Woolworth, considerada una de las mujeres más ricas del siglo XX. Además del brunch y su arquitectura japonesa, este lugar es perfecto para una escapada de la CDMX.

Veracruz
Fin de semana en el puerto de Veracruz

El puerto de Veracruz está lleno de nuevos atractivos que en conjunto con sus tradiciones hacen de este lugar un sitio imperdible para los viajeros.

México
Colomitos, la playa más pequeña de México

Colomitos es conocida por ser una de las playas más pequeñas de México, pero sus aguas esmeraldas, su arena dorada y su oleaje tranquilo, lo hacen un lugar imperdible si vas a Puerto Vallarta.