Suscríbete: Newsletter Revista
Suscríbete: Newsletter Revista

Carnaval de Tenosique en Tabasco, de los más raros del mundo

Este carnaval es considerado uno de los "más raros del mundo". Se llevará a cabo a partir del 19 de enero, así que emprende el viaje y vive una de las festividades más tradicionales de México.

Foto: Alfredo Martínez
México Desconocido

México Desconocido

Enero y febrero son meses de carnaval y en Tabasco, específicamente en el municipio de Tenosique, sucede uno de los más grandes y considerado también como uno de los “más raros del mundo”, el Carnaval de Tenosique.

En este carnaval de raíces prehispánicas, que este año se llevará a cabo del 19 de enero al 26 de febrero, se realizan coloridas danzas con fuerte influencia indígena y en la inauguración se hace la “pinta de harina”, donde los habitantes y turistas se lanzan harina en una especie de batalla.

La danza del Pochó es una de las más importantes y se lleva a cabo durante los días de carnaval, principiando el 20 de enero, día de San Sebastián. El carácter mítico de esta danza es indudable y se considera que sus orígenes se remontan al tiempo anterior a la Conquista, ya que los indígenas la practicaban como parte de una ceremonia religiosa del culto a sus dioses.

El Pochó consiste en una serie de danzas y otras ceremonias ejecutadas al compás de una música melodiosa y triste, producida por un pito hecho con caña de carrizo, acompañado de tambores; todo esto simboliza la purificación del hombre a través de la lucha entre el bien y el mal. Los personajes de estas danzas son los “cojoes” (hombres), las “pochoveras” (doncellas) y los “tigres”.

Otra de las danzas que se realizan en este festival es la de Los Blanquitos, una danza mestiza de protesta que probablemente tuvo su origen en la región del Petén guatemalteco, entre los negros que trajeron como esclavos los conquistadores españoles.

Los danzantes, denominados “blanquitos”, lucen en la cabeza un penacho cilíndrico con papel picado de colores y llevan tatuada en el pecho y en la espalda una cruz de achiote que simboliza la religión cristiana de los blancos; éstos son maltratados por un capataz negro que se hace acompañar de sus esposas y que los fustiga durante la danza para hacerlos trabajar. Los “blanquitos” se la pasan quejándose a lo largo de la representación.

Los editores recomiendan: Fin de semana en Villahermosa, Tabasco

Comparte tu experiencia

Te Recomendamos