Buscador
Ver revista digital
Arte y Artesanías

Emma, la muñeca con dientes y cabello reales que era tratada como una niña de verdad

emma
© Museo de la Bicicleta

Este Día de Muertos visita el Museo de la Bicicleta en Puebla y conoce a Emma, una muñeca con una historia tétrica, digna de una película de terror.

Cuando un ser querido parte de este mundo es común conservar como reliquias sus antiguas pertenencias. Sin embargo, siempre hay personas que están dispuestas ir más allá, conservando objetos que son dignos de una historia de horror. Este es el caso de Emma, una muñeca poblana que está hecha con dientes y cabellos reales.

De acuerdo con el reportaje de Israel George, se trata de una muñeca inspirada en Emma, una niña originaria de Puebla que murió de muerte de cuna a los tres años. Como la familia no se resignaba a la muerte de la infante, decidieron darle una nueva vida en forma de muñeca, a la que injertaron cabello y dientes naturales. La figura está hecha de porcelana y tiene un mecanismo que le permite llorar y abrir y cerrar los ojos.

La cultura mortuoria tiene una larga data y ha ido cambiado a lo largo de los siglos. Hasta el siglo XX, era común necrografía –fotografiar a los muertos en sus ataúdes o colocados en posiciones para tomar de ellos su último recuerdo–. Sin embargo, hoy esas prácticas podrían parecer excéntricas o enfermizas.

De hecho, dentro de la historia de la iglesia católica también fueron comunes la conservación de reliquias, algunas de las cuales eran parte de los restos biológicos de los santos fallecidos, acto que hoy podría parecer insalubre o poco deseable.

Emma, de los tres años a la perpetuidad

Sin embargo, el caso de Emma va más allá, pues se trata de una de las prácticas de necrografía más excéntricas que existían. De acuerdo con los historiadores, cuando un infante se encontraba en la etapa final de su vida, se le tomaba el molde y se mandaba a hacer un muñeco. Luego, el juguete pasaba a reemplazar al niño fallecido y era tratado como tal. Por ejemplo, a Emma, que tiene 127 años de edad, se le contaban cuentos, se le daban clases de música, etcétera.

Emma cuenta con una leyenda en su espalda que dice su causa de muerte y su nombre completo, así como con un sello de la casa alemano-judía en la que fue fabricada. Hoy Emma vive en el Museo de la Bicicleta Antigua y el Objeto en Puebla.

Dirección: Prolongacion de la Calle Libertad.Priv. Miguel Hidalgo #6-A, Col. Benito Juarez, Rosas del Tepeyac, 72014 Puebla, Puebla.

Fuente: Israel George, “Emma, la figura mortuoria que llegó a Puebla gracias a la necrografía“, Milenio.

autor Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.
Suscríbete al Newsletter

Recibe información sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios