En 1996, el 61% de mexicanos quiso el Horario de Verano; así fue el primer día - México Desconocido
Buscador
Ver revista digital
Conoce México

En 1996, el 61% de mexicanos quiso el Horario de Verano; así fue el primer día

reloj_de_la_latino_nuevo_horario

Al Metro se le olvidó cambiarle la hora a los relojes de los andenes, muchos perdieron aviones y autobuses, otros tantos tuvieron miedo por su salud.

La madrugada del domingo 7 de abril de 1996, México perdió, por primera vez, una hora de vida. Ese año, por decreto del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, las 00:00 horas de ese día, se convirtieron de un manecillazo en las 01:00 horas. ¿Cómo recibieron los mexicanos de entonces el Horario de Verano

Para saberlo nos echamos un clavado a los diarios de ese año, dándonos cuenta que el cambio no fue tan mal recibido en realidad. Gracias a una encuesta de Reforma, publicada el primer día en que se adelantó el reloj una hora, sabemos que el 61% de la población estuvo de acuerdo con la medida, al 25% le dio igual y solo el 14% estuvo en contra. 

Mexicanos ilusionados por consumir menos luz en sus hogares

El mismo estudio demoscópico (perdone usted la palabra dominguera) también reveló que del total de los mexicanos encuestados en 1996,  el 73%  dijo que sí habría un ahorro de energía en sus hogares, el 20% estimó que definitivamente no habría ningún ahorro, y el 7% se declaró incompetente para decir si sí o si no. 

Periódico Reforma explicaba con gráficos que el cambio de horario no traería problema alguno

Los mexicanos en los días 1 y 2 del Horario de Verano

Mientras, en las calles, el primer y segundo día del cambio de horario en México (domingo 7 y lunes 8 de abril, respectivamente), ocurrió que a las autoridades del Metro de la Ciudad de México, se les olvidó poner, con la nueva hora, sus famosos relojes digitales ubicados en los andenes. 

También que algunos pocos empleados fueron observados desesperados en las calles del DF por no llegar a tiempo a sus trabajo, y que en contraste, a ningún niño, preparatoriano o universitario, le pasó eso de arribar tarde por culpa del nuevo horario porque ese lunes todavía eran días de asueto por la Semana Santa

Hombre de avanzada edad muere en pasillos del Metro Tasqueña - El Sol de  México | Noticias, Deportes, Gossip, Columnas

Mientras tanto en Aguascalientes, dos pasajeros que compraron sus boletos con días de anticipación, perdieron su autobús en la línea Futura, mientras que en Mérida, cientos de vacacionistas no se subieron a sus camiones y vuelos por la misma causa. Lo mismo ocurriría en Guadalajara y Acapulco, en donde muchos bañistas lamentaron que les hayan quitado una hora de sus vacaciones. 

Gobierno prometió ahorro de mil millones de dólares al año

Pero en realidad no hubo nada grave en esos dos primeros días del cambio de horario. Tal vez fue porque, durante los primeros tres meses de 1996, el gobierno federal ya había hecho saber a los mexicanos los beneficios del Horario de Verano. Como que con la nueva disposición se ahorrarían mil millones de dólares al año, habría una reducción del 1% del consumo de electricidad nacional y que, dicho ahorro, equivaldría al consumo Aguascalientes, Colima o Tlaxcala.

Se advirtió que no se notarían cambios en el consumo individual de electricidad

Desde antes de la aplicación del Horario del Verano, el sector empresarial del país se mostraba feliz, porque con más luz natural se acabarían los tiempos muertos para los trabajadores, y por ende aumentaría la producción, como pronosticó en aquel año Jaime Acosta, director de la firma Calidad Mexicana Certificada. 

Empresarios entusiasmados con cambio de horario

También antes, Rogelio Covarrubias, Coordinador del Horario de Verano del Fideicomiso del Programa de Ahorro de Energía del Sector Eléctrico, advirtió a la población y empresarios, no esperar grandes cambios en sus consumos o cobros individuales, pues el impacto sería a nivel nacional. 

Un anuncio de la entonces Secretaría de Comercio y Fomento Industrial sobre el cambio de horario en México

En las notas y crónicas publicadas en el primer día del Horario de Verano, destaca una del periodista de ciencia Javier Cruz, quien escribió en su primer párrafo: En alguna parte de México, hoy, un romance se truncará porque alguno de los amantes llegará a la cita una hora tarde, millones de despertadores sonarán una hora tarde y las Chivas podrían perder su partido con los Pumas si la defensiva rayada reacciona una hora tarde”. 

Los miedos sobre “perder” una hora de sueño

Y Cruz continúa con esta crónica retratando algunos de los miedos de una pequeña parte de la población con eso de la adelantada de horario: como que el ciclo circadiano se alterará severamente,  que perderemos apetito o que hay riesgo de infarto, etcétera. A lo que el cronista, con ayuda de expertos contesta: “el único riesgo que hay es volverse loco tratando de ajustar el reloj”.

Han pasado 26 años desde que los mexicanos adelantamos nuestro reloj una hora, como parte del Horario de Verano. ¿Cómo reaccionaríamos en la actualidad si nos quitaran el cambio de horario, cómo nos retrataría la historia?

ahorro de energíaernesto zedillohorario de inviernohorario de verano

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Viajero que además de experiencias por la vida anda tras el click.
Comentarios