Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Dunas de Yeso

Coahuila esconde un insólito desierto de cristal blanco que impresiona a cualquiera que lo visita por primera vez. Se trata de las Dunas de yeso, un paraje de 800 hectáreas donde se levantan extrañas esculturas naturales moldeadas por la erosión. Se dice que solo hay tres regiones semejantes de dunas blancas en el planeta: en Nuevo México, Texas y Túnez, así que no pierdas la oportunidad de conocer estos maravillosos paisajes en tu próxima escapada.

Millones de años atrás, Coahuila formaba parte del Mar de Tetis. Cuando el mar se retiró, quedaron lagunas cuyas aguas se fueron evaporando con el correr de los milenios; pero el yeso permaneció, depositándose y formando las dunas. Esta especie de arena se compone de sulfato de calcio, que es lo que le da el aspecto brillante y suave. El material está combinado con el silicio, que le da una textura más tersa.

El paisaje, parece extraído de la imaginación extravagante de algún pintor simbolista. Disfruta de una caminata por este increíble paisaje entre hondonadas y senderos. Quizá halles pequeños animales como conejos y lagartijas y demás formas de vida endémicas, adaptadas para sobrevivir en este universo de luz.

Dónde

Ubicado a 18 km al suroeste de la Ciudad, Cuatro Ciénegas

Precio

30 pesos que debes pagar en el Centro de Información para Visitantes

Horario

Lunes a Domingo de 10:00 a 17:00 

Más información

T. 869 696 0619

Más actividades

Dunas de Yeso

Coahuila esconde un insólito desierto de cristal blanco que impresiona a cualquiera que lo visita por primera vez. Se trata de las Dunas de yeso, un paraje de 800 hectáreas donde se levantan extrañas esculturas naturales moldeadas por la erosión. Se dice que solo hay tres regiones semejantes de dunas blancas en el planeta: en Nuevo […]

22-07-2016, 12:31:18 PM

Coahuila esconde un insólito desierto de cristal blanco que impresiona a cualquiera que lo visita por primera vez. Se trata de las Dunas de yeso, un paraje de 800 hectáreas donde se levantan extrañas esculturas naturales moldeadas por la erosión. Se dice que solo hay tres regiones semejantes de dunas blancas en el planeta: en Nuevo México, Texas y Túnez, así que no pierdas la oportunidad de conocer estos maravillosos paisajes en tu próxima escapada.

Millones de años atrás, Coahuila formaba parte del Mar de Tetis. Cuando el mar se retiró, quedaron lagunas cuyas aguas se fueron evaporando con el correr de los milenios; pero el yeso permaneció, depositándose y formando las dunas. Esta especie de arena se compone de sulfato de calcio, que es lo que le da el aspecto brillante y suave. El material está combinado con el silicio, que le da una textura más tersa.

El paisaje, parece extraído de la imaginación extravagante de algún pintor simbolista. Disfruta de una caminata por este increíble paisaje entre hondonadas y senderos. Quizá halles pequeños animales como conejos y lagartijas y demás formas de vida endémicas, adaptadas para sobrevivir en este universo de luz.

Dónde

Ubicado a 18 km al suroeste de la Ciudad, Cuatro Ciénegas

Precio

30 pesos que debes pagar en el Centro de Información para Visitantes

Horario

Lunes a Domingo de 10:00 a 17:00 

Más información

T. 869 696 0619

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

La desconocida historia del piñón
México
La desconocida historia del piñón

Muchos de los más ricos dulces, panes y nieves que se ofrecen en casi todo el país están aderezados con este ingrediente. Conoce desde cuándo se produce este “infaltable de la cocina mexicana”.

Ciudad de México
Lugares de la CDMX que aparecen en la película ‘Roma’

Conoce algunos de los lugares en la Ciudad de México que fueron escenario de la película ‘Roma’ de Alfonso Cuarón

México
Descarga gratis el calendario 2019 de México Desconocido

¡Tenemos un regalo para ti! Descarga gratis el calendario 2019 de México Desconocido y empieza a planear tu próxima aventura

México
Sorpréndete con los colores de Teotihuacán

Una nueva aplicación te permite descubrir el colorido original de una de las ciudades del México Antiguo: Teotihuacán