Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Hacienda de Jalpa

A finales del siglo XIX, Guadalupe Cánovas heredó de su padre el terreno donde se levantaría la Hacienda de Jalpa. Hoy día, de aquella construcción solo sobrevive el antiguo casco, que actualmente funciona como museo. Alrededor encontrarás algunos de los edificios que formaron parte de la finca: las trojes, la tienda de raya, la casa del administrador y el santuario de Guadalupe.

Dos tercios de la propiedad se componía de valles y cerros y su sistema de irrigación —uno de los más impresionantes— trabajaba la tierra mediante presas y canales. Cereales, alfalfa, trébol y pastizales de alta calidad eran algunos de los productos que se cosechaban.

Dónde
Centro de Jalpa

Lo que debes saber
Durante el Porfiriato llegó a ser una de las fincas más prósperas del país, al grado de ser nombrada “El granero de México”. Se dice que su terreno era lo suficientemente grande como para construir una pequeña provincia.

En el interior de la hacienda se encuentra un Santo Niño de Atocha que, cuenta la leyenda, siempre se mueve de lugar.

 

Más actividades