Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Amaranta

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados […]

Descripción

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados de fiesta, la inmediatez de la comida callejera. En un salón de paredes oscuras y manteles blancos, debajo de lámparas de focos amontonados, desfilan los platos. Parten de la cocina al fondo, siempre abierta e iluminada, tanto la sopa de médula como las croquetas de huauzontles, también los ravioles de quelites y requesón artesanal, quizá la lengua de res encacahuatada, tal vez la papada de cerdo con pipián verde. La esfera helada de nata con polvo de concha, galleta blanca y chocolate Abuelita es algo que debes probar.

Ubicación

Amaranta

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados […]

27-04-2017, 11:51:44 AM

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados de fiesta, la inmediatez de la comida callejera. En un salón de paredes oscuras y manteles blancos, debajo de lámparas de focos amontonados, desfilan los platos. Parten de la cocina al fondo, siempre abierta e iluminada, tanto la sopa de médula como las croquetas de huauzontles, también los ravioles de quelites y requesón artesanal, quizá la lengua de res encacahuatada, tal vez la papada de cerdo con pipián verde. La esfera helada de nata con polvo de concha, galleta blanca y chocolate Abuelita es algo que debes probar.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Estado de México
Vámonos al primer Festival de la Garnacha en Teotihuacán

No dejes de asistir al primer Festival de la Garnacha en Teotihuacán.

El Códice Badiano
México
Códice Badiano de plantas medicinales mexicanas

El primer tratado de plantas medicinales mexicanas. Aquí se está el registro más antiguo de medicina indígena que cura todos los males.

Oaxaca
28 playas de Oaxaca para vivir unas vacaciones inolvidables

Conoce y disfruta de las hermosas playas de Oaxaca y escápate de la monotonía. Te damos los detalles de cada una de ellas.

mexicodesconocido
México
Azulik Uh May, Centro Holístico

Asómbrate y siente el cobijo de un paraíso en la tierra. Se trata de Azulik Uh May, el Centro Holístico en Tulum, Quintana Roo.