Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Amaranta

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados […]

Descripción

Numerosos son los municipios del Estado de México, también los destellos culinarios que hay en ellos. En Toluca existe un restaurante que tuvo a bien reunirlos, rescatarlos. Se trata de Amaranta, el proyecto del chef Pablo Salas donde todo cabe y se renueva: las tradiciones mazahuas y nahuas, las costumbres españolas, las recetas atesoradas en los mercados, los guisados de fiesta, la inmediatez de la comida callejera. En un salón de paredes oscuras y manteles blancos, debajo de lámparas de focos amontonados, desfilan los platos. Parten de la cocina al fondo, siempre abierta e iluminada, tanto la sopa de médula como las croquetas de huauzontles, también los ravioles de quelites y requesón artesanal, quizá la lengua de res encacahuatada, tal vez la papada de cerdo con pipián verde. La esfera helada de nata con polvo de concha, galleta blanca y chocolate Abuelita es algo que debes probar.

Ubicación