Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Fin de semana en Chichén Itzá, Valladolid y Ek Balam (Yucatán)

Chichén Itzá, Valladolid y Ek’Balam, en el estado de Yucatán, forman parte de la Ruta del Oriente y conservan una notoria riqueza que permite descubrir la grandiosa cultura de los mayas, quienes construyeron magnas obras arquitectónicas, crearon fantásticas piezas artesanales y realizaron importantes estudios astronómicos, además de diseñar un sistema de calendarios de gran precisión.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


VIERNES 

17:00 Para visitar la citada Ruta del Oriente lo ideal es llegar a Mérida, la capital yucateca, y de ahí abordar un camión en la Central de autobuses –calle 50 x 65 en la Zona Centro– que se dirija a estos destinos, realizar una excursión mediante una agencia de viajes o rentar un automóvil con un guía que lo lleve a descubrir estas maravillas dignas de visitarse por su legado histórico y grandioso testimonio.Con una gran hospitalidad nos recibe esta ciudad colonial, que data de 1542 y conserva numerosos edificios de carácter religioso y civil de las épocas de la colonia y del Porfiriato.Antes de denominarse Mérida, en tiempos prehispánicos aquí se ubicaba el sitio maya denominado Ichcaanzihó o T’hó, y contaba con sobresalientes edificios que evocaban a las construcciones de la ciudad romana de Mérida.

18:00 Para aprovechar parte de la tarde decidimos recorrer la plaza central y admirar la catedral de San Ildefonso y los paseos en calesa; también, nos dirigimos al parque de Santa Lucía, que antes fungía como terminal de diligencias y que todos los jueves por la noche se engalana con bailes folclóricos y serenatas.Le sugerimos tomar un descanso en unas sillas poco comunes que se denominan “tú y yo” o confidentes, que se encuentran en el parque, propias para disfrutar de una espléndida noche.Caminamos hacia la calle 57 para instalarnos en el Hotel El Castellano, bella y acogedora construcción con tradición histórica enclavada en el corazón de Mérida, en el interior se encuentra el restaurante El Salmanito, con típicas y deliciosas comidas y cenas yucatecas.

SÁBADO

10:00 120 km al oriente de la ciudad de Mérida, por la carretera federal núm. 180 rumbo a Cancún, se ubica la zona arqueológica de Chichén Itzá, lugar de peregrinación durante los siglos previos a la conquista española. Chichén Itzá cuenta aproximadamente con 300 ha de superficie. Su nombre se traduce como boca del pozo de los itzáes, aunque algunos la llaman La ciudad de los brujos del agua; también es conocida como La ciudad de los itzáes. Fue la capital regional más importante del área maya en los años 750 al 1200 dC, cuando controlaba las rutas del comercio, además de ejercer un gran dominio político y militar en la península. Los primeros edificios se construyeron con el estilo arquitectónico puuc, presente también en las ciudades de Uxmal, Kabah y Sayil, ubicadas en la serranía de lo que se denomina como La ruta puuc.El sitio se divide en tres áreas, el grupo norte –toltecas–, el grupo central –del periodo temprano– y el denominado Chichén Viejo. Es un lugar de gran relevancia porque representa dos diferentes periodos de la historia, uno totalmente maya y el otro con influencia tolteca, lo cual se refleja principalmente en la arquitectura y escultura.

El edificio más importante es El Castillo o la pirámide de Kukulcán –serpiente emplumada o Quetzálcoatl–, con una altura de 30 m, nombre que le dieron los conquistadores en el siglo XVI, debido a su imponente presencia. De acuerdo con las investigaciones, esta pirámide es la representación del calendario de los mayas: cada escalón simboliza un día del año, que multiplicado por cuatro lados suma 364, más uno de la plataforma, resultan los 365 días del año solar. Se cree que fue erigido en honor al dios del Sol. Tiene una etapa constructiva más temprana que ostenta un friso con representaciones de jaguares, una escultura de Chac Mool y el trono del jaguar, pintado de rojo brillante e incrustado de jade y concha. La parte inferior de las alfardas de las escaleras remata en cabezas de serpientes y se entra a esa estructura a través de un túnel excavado sobre la escalera original. Lo atractivo es ascender y descender sus 91 peldaños.Cada 21 de marzo, día del equinoccio de primavera, ocurre un fenómeno natural de luz y sombra que da la impresión de que la serpiente emplumada está en movimiento y desciende por la escalinata de la pirámide. También se puede apreciar todos los días a las ocho de la noche un espectáculo de luz y sonido con traducción simultánea al español, inglés, italiano, alemán y francés.

Caminamos hacia el Templo de los Guerreros, donde destacan las columnas de serpientes emplumadas y cuyo nombre se debe a los múltiples personajes poseedores de armas esculpidas en piedra y que forma parte del Conjunto de las Mil Columnas, pilastras que sirvieron para sostener una construcción hoy desaparecida.Al Caracol u Observatorio se le llama así por contener una escalera interior en espiral, que conducía al mirador y supuestamente servía para observaciones astronómicas a través de orificios situados en la parte superior de la torre. Cabe destacar que El Juego de Pelota es el más amplio de Mesoamérica, con 168 m de largo es uno de los 13 dentro del área y fue un campo sagrado de encuentros deportivo-religiosos. 

12:00 Nos dirigimos al Cenote Sagrado, de forma casi circular, con 60 m de diámetro y paredes de unos 22 m de altura, que se usaba con fines rituales. Los mayas fueron un grupo muy religioso y tenían la idea de que aquí moraban los dioses de la lluvia, motivo por el cual llevaban a cabo sacrificios y ofrendas. Aquí se realizaban ceremonias dedicadas a Chaac, dios de la lluvia y el agua, en las que se ofrendaban objetos valiosos de jade, cerámica, joyería, textiles, madera, seres humanos y animales.Luego visitamos el museo de sitio, donde se explica el desarrollo económico y social de este asentamiento prehispánico; además del juego de pelota, el observatorio astronómico, el edificio de las monjas, el mercado, entre otras plataformas y construcciones que guardan testimonios de esta cultura. El horario de acceso a la zona arqueológica es de 8:00 am a 6:00 pm. 

13:00 Seis km más adelante conocimos a las grutas de Balankanché, donde se celebraban ceremonias y se han encontrado ofrendas de joyería y cerámica, trozos de jade, metales y figuras del dios Chaac que dan cuenta de las actividades aquí realizadas. Fueron descubiertas hace 30 años y están abiertas al público todos los días.En los alrededores de Chichén Itzá se localizan diversos pueblos que conservan sus tradiciones, como las fiestas religiosas predominantes en las calles en determinadas fechas.

14:00 Continuamos por la carretera 180 y luego de 40 km arribamos a Valladolid, la segunda ciudad más antigua de Yucatán, caracterizada por sus edificios pintados en colores pastel e impresionantes casonas que datan de la época colonial. Vamos al restaurante El Mesón del Marqués, en una casona del siglo XVII, lugar de exquisita belleza situada en el centro de la ciudad, donde nos espera una suculenta comida hecha en base de escabeche oriental, pavo en sak-kol, longaniza ahumada y los típicos lomitos.

15:00 Nos disponemos a caminar por La Perla del Oriente, como se le conoce también a Valladolid, conformada por siete barrios, cada uno con su iglesia. Actualmente es el centro principal de abasto y comercio para los mayas, y fue fundada en 1543 por Francisco de Montejo –El sobrino– y construida en el mismo lugar donde existió la ciudad maya de Zaci.Valladolid fue uno de los primeros asentamientos españoles en la península de Yucatán y ha sido testigo de numerosas guerras entre españoles y mayas, que se resistieron a perder su independencia y cultura. Las últimas insurrecciones se registraron a principios del siglo XIX.

Llegamos a la plaza principal, donde algunas señoras venden sus trabajos de punto de cruz y deshilado plasmado en vestidos, blusas, pañuelos y fustanes; también se muestran huaraches, fajas, carteras y bolsas de piel. La orfebrería es otra actividad relevante y directamente con los artesanos se pueden encontrar trabajos de oro y plata.Para ir al ex convento y templo franciscano de San Bernandino de Siena entramos por la Calzada de los Frailes, callejón que une al barrio de Sisal con la calle principal, que da acceso al centro de Valladolid. Este conjunto conventual es el más impresionante del lugar por su tamaño y estructura; su construcción se inició en 1552 por la orden franciscana y se terminó en 1560, pero la edificación del convento se prolongó casi hasta la primera década del siglo XVII.

El interior del templo es una nave con bóveda de cañón en la que destacan el retablo principal de estilo barroco elaborado en madera de cedro y los retablos laterales dedicados a San Francisco y a la Virgen Dolorosa. Se pueden apreciar aún las capillas de San Antonio de Padua y las de Guadalupe y San Diego de Alcalá o del Santo Entierro. En el convento se conservan algunas pinturas originales e imágenes que revelan la importancia de la fe en la época de la Conquista, así como la antigua huerta con su noria.En las calles 41 y 42 se ubica la Parroquia de San Gervasio, del siglo XVII, cuyo interior es de planta de cruz latina y bóveda de cañón; conserva los restos de un altar churrigueresco, además de contar con un retablo mayor relativamente moderno.También, decidimos visitar los cenotes Zaci, muy cerca de la plaza, y Dzitnup, que está a siete km del poblado, donde se puede nadar, ya que es poco profundo y se pueden observar infinidad de peces en aguas color turquesa iluminadas por la luz natural. Además, aprovechamos el tiempo restante para conocer el Museo de San Roque, el Ex Telar La Aurora y el Palacio de Gobierno. 

17:00 Continuamos nuestro recorrido hasta el barrio de La Candelaria, uno de los más legendarios y pintorescos sitios, donde se localiza el templo que le da nombre y la ex prisión de La Candelaria, hoy biblioteca pública “Pedro Saínz de Baranda”, en honor al destacado militar de origen campechano.Más tarde nos despedimos de Valladolid, ubicada en una privilegiada situación geográfica por encontrarse entre Cancún y Mérida, a tan sólo 160 km de distancia de cualquiera de estos dos sitios turísticos. Dejamos atrás una ciudad moderna, en la cual se conjuntan riquezas arqueológicas y culturales en un ambiente colonial, así como tesoros ecológicos.

DOMINGO

10:00 Para concluir nuestro recorrido por La Sultana del Oriente visitamos la zona arqueológica Ek´Balam, palabra de origen maya que significa jaguar negro o lucero jaguar, localizada a 186 km de Mérida, sobre la carretera a Cancún. Según los historiadores recibió el nombre de Ek´Balam o Coch Cal Balam de su fundador y gobernante durante los primeros 40 años. Se sabe que fue una capital de gran riqueza, que controló una región muy poblada enclavada en medio de un exuberante paraje rodeado por vegetación de selva tropical. Abarca un área aproximada de 12 km2 de asentamiento que incluía un espacio central sagrado donde residía la elite, protegido y delimitado por tres murallas de cinco entradas que desembocaban en igual número de caminos prehispánicos o sak be´oob. Estuvo ocupado desde el periodo formativo tardío, antes del siglo IV hasta el periodo colonial; en un principio mantuvo relaciones comerciales con centros como Cobá y otros como los de las orillas del río Usumacinta.

Los edificios principales están distribuidos en dos plazas, en las que destaca el conjunto de La Acrópolis, de tres cuerpos con una escalinata central y pequeños cuartos distribuidos a los lados de la escalera. En su interior se encontró una tumba del gobernante Ukit Kan Lek Tok con una rica ofrenda. Fue una de las ciudades más importantes del área maya, poseedora de una arquitectura monumental, murallas, estelas y serpientes jeroglíficas labradas en bloques de piedra plasmados en sus edificios. El horario de acceso a la zona arqueológica es de las 8:00 am a 5:00 pm, todos los días. Ya se acaba el tiempo de esta escapada, pero una vez más lo invitamos a que se deje sorprender un fin de semana por estos sitios, que a través de sus atractivos edificios, zonas arqueológicas y ciudades han quedado como testigos de la importancia histórica y el esplendor cultural de este magnífico estado que todavía tiene mucho más por descubrir.

Fuente: México desconocido No. 340 / junio 2005

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso.
México
Cómo hacer un nacimiento navideño, paso a paso

El nacimiento navideño es un elemento clave para festejar la Navidad. Si quieres poner el tuyo pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos seguir estos pasos.

México
6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, Año Nuevo y Reyes

Te compartimos 6 recetas mexicanas para preparar en Navidad, año Nuevo y Día de Reyes. Son recetas muy fáciles y deliciosas.

México
Experiencias únicas para el 2018
Regalos originales de Navidad para viajeros.
México
Ideas de regalos originales de Navidad para viajeros ¡Desde 85 pesos!

En estas fechas siempre es difícil encontrar regalos originales de Navidad para el intercambio o para obsequiar. Te dejamos algunas ideas que te encantarán.