Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia Cultura y artesanías

Funcionamiento de las misiones

Los religiosos que incursionaban en los territorios despoblados del norte de la Nueva España llevaban la idea de convertir a las naciones “bárbaras” al cristianismo y así integrarlos también a la vida política, para posteriormente fundar colegios y ciudades en las villas previamente establecidas por ellos.

15-07-2010, 11:29:09 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Para lograr estos objetivos, los padres, siempre acompañados de grupos armados, se acercaban a los gentiles y les ofrecían protección de la Iglesia y de la Corona española a cambio de recibir educación cristiana. Los indígenas que aceptaban, se congregaban para edificar una misión, convirtiéndose ésta en un refugio para los indios y un lugar para aprender técnicas europeas de agricultura y otros oficios.

Una vez que la pacificación se había completado, la misión se convertía en una incipiente población con una iglesia, mientras que los misioneros se trasladaban a otro lugar para reiniciar su tarea de evangelización. Este sistema era riesgoso, porque los indios del norte pusieron desde luego cierta resistencia, ya que eran más hostiles que los del centro, y huían hacia los montes.

La conversión funcionaba a base de la premiación con tierras y protección para los indios a cambio de obediencia. Los que se oponían eran castigados, mientras los que organizaban rebeliones, eran ejecutados.

Una vez congregada la tribu indígena se integraba un núcleo principal o cabecera, que se constituía con varios pueblos y rancherías que le estaban sujetos. Los misioneros residían en las cabeceras y tenían a su cargo por lo menos dos pueblos de visita. Tres o más misioneros dependían de un rector y un visitador local. Estos establecimientos juntos formaban una Provincia.

Primeramente se erigía una iglesia hecha de piedra y a su alrededor, con adobe, se construían las casas para los frailes que iban a evangelizar, los sol, dados y las familias indígenas, y generalmente una escuela. En los establecimientos se encontraba lo que podríamos llamar una primitiva estructura económica. Tenían áreas de cultivo, sembrado de tierras, apertura de caminos y canales de riego; cría de ganado, vegetales y actividad artesanal. En las escuelas se enseñaba el catecismo, a leer, escribir y música.

Al paso del tiempo, algunas misiones quedaron en el completo abandono por diversos acontecimientos, como la expulsión de los jesuitas en 1767, la expansión de enfermedades que trajeron los españoles, los ataques de los indios “bárbaros”, las condiciones climáticas, las largas distancias y el poco dinero para mantenerlas. Unas se conservan en la actualidad como iglesias y otras conforman ahora poblaciones de gran importancia. Sin embargo, de algunas misiones sólo se conoce el sitio de su inicial localización y de otras únicamente quedan ruinas.

Los jesuitas establecieron misiones en Baja California Norte y Sur, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, norte de Nayarit, parte de Durango y de Coahuila. Tras su salida, los dominicos se asentaron al norte de la Baja California, mientras que los franciscanos evangelizaron Tamaulipas y Nuevo León y sustituyeron a los misioneros de la Orden de Loyola en la parte sur de Baja California, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Nayarit, Durango y Coahuila. En el norcentro, después de la rebelión de los zacatecos —lo cual impidió que se continuaran las misiones franciscanos—, los indígenas se organizaban en conventos.

En 1563 el capitán Francisco de Ibarra recorrió el territorio que comprende el actual estado de Sinaloa y fundó algunas poblaciones. Sin embargo, éstas duraron poco tiempo y no fue sino hasta 1591 que por disposiciones del gobernador de la Nueva Vizcaya, se comisionó a los padres jesuitas Gonzalo de Tapia y Martín Pérez para evangelizar la región.

Los religiosos franquearon la Sierra Madre Occidental en mayo de ese mismo año, entrando por Acaponeta, Nayarit, y pasando por Culiacán llegaron al sitio, en donde el 6 de junio de 1591 fundaron su primera edificación: San Felipe de Sinaloa.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Estas son las imágenes ganadoras de Fotocalavera 2018

Si participaste en el concurso Fotocalavera 2018, quizás tu foto esté aquí. Te presentamos las imágenes más votadas de esta primera edición.

México
Disfruta del Festival Internacional de Trova en Yucatán

No te pierdas este evento en donde podrás disfrutar de músicos como Alejandro Filio, Silvana Estrada, Fernando Delgadillo y Jorge Drexler.

Nopales revolcados con Xamues
México
Xamues: una delicia prehispánica del Valle del Mezquital

Los xamues son pequeños insectos que se encuentran en las ramas del mezquital y que son degustados desde la época prehispánica.

México
5 cascadas de Veracruz que no te puedes perder

Las cascadas de Veracruz sin duda son espectaculares . Aquí te contamos cuales son sus caídas de agua más bonitas.