Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Naturaleza

Gómez Farías, el destino favorito de los amantes del ecoturismo desde los años 80

Si te gusta el ecoturismo, no dejes de visitar Gómez Farías en Tamaulipas, un lugar con bellos paisajes para explorar.

24-09-2019, 12:12:54 PM
Gómez Farías, el destino favorito de los amantes del ecoturismo desde los años 80
Paulo Jiménez
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

El poblado de Gómez Farías, Tamaulipas, enclavado en las faldas de la imponente Sierra Madre Oriental, es un sitio frecuentado por los amantes del ecoturismo desde la década de los años 80, cuando los bosques y montañas que lo flanquean fueron reconocidas como un pulmón de la Tierra por parte de la Organización de las Naciones Unidas.

Paulo Jiménez

Puerta verde

Gómez Farías funciona como base de operaciones previa a la expedición a la reserva del Biósfera El Cielo, además se ha transformado en un destino familiar que complementa muy bien la experiencia ecoturística en la región. Su plaza invita a dar una apacible caminata: tiene un quiosco de tipo porfiriano al centro, un monumento erigido en homenaje a Valentín Gómez Farías y está rodeada por antiguas casas con tejados en dos aguas.

Paulo Jiménez

Allí es donde las familias salen a pasear por las tardes. También llega el panadero, carritos de nieves, elotes y otros comercios que siempre llenan de color las plazas del México popular. Las fiestas más importantes se llevan a cabo los días 28 y 29 de septiembre, cuando se celebra el aniversario de la fundación del municipio, en 1869.

La Bocatoma

Uno de los parajes más populares y cercanos a Gómez Farías es La Bocatoma, un sitio donde gracias a la ingeniería y la naturaleza el visitante puede disfrutar de la riqueza de ríos, flora y fauna. Se trata de un agradable balneario natural nutrido por las corrientes milenarias que llegan mediante filtraciones desde la Sierra Madre Oriental, formando una hermosa alberca natural llamada La Poza Azul, que al desbordarse se desliza por la montaña uniéndose con otras dos vertientes, la del Nacimiento y la de la Florida, dando lugar a la formación del río Frío, esto gracias a la bocatoma creada en 1959 para beneficio de la comunidad.

Paulo Jiménez

Este canal es una importante obra de irrigación que cruza el pueblo hasta llegar a los cañaverales de la región de Gómez Farías y desembocar en el río Guayalejo, contribuyendo a la prosperidad de los ingenios azucareros de la región. La Bocatoma cuenta con instalaciones básicas para un picnic, como baños, estacionamiento y asadores comunitarios. También ha sido beneficiada con puentes colgantes y un servicio de limpieza que mantiene este paraje como si nadie hubiera puesto un pie allí.

  • Cómo llegar:
    Conducir durante 10 kilómetros por la carretera 58 hacia Rancho Alegre, hasta llegar a la señalización que indica La Bocatoma.

Safari fotográfico en río frío

Actualmente el río Frío que nutre La Bocatoma se ha vuelto un atractivo turístico muy solicitado por los grupos de viajeros que gustan de hacer avistamiento de aves y anfibios. Ya sea por las mañanas o por las tardes, turistas equipados con catalejos y cámaras fotográficas navegan a bordo de una lancha conducida por un guía local, buscando la garza tigre y la garceta tricolor, algún gavilán cabeza gris, palomas de collar, cuclillos picos negros, tortugas y otras especies tanto de flora como de fauna.

Paulo Jiménez

El trayecto que comprende el recorrido es de unos 6 kilómetros y la embarcación paulatinamente se adentra a espacios donde la flora es abundante, concentrándose la mayor actividad de la fauna específicamente durante las primeras horas del día o cuando oscurece. En la ribera de río Frío y La Bocatoma se puede acampar. Allí brindan servicios de baños, además de contar con los famosos restaurantes que se han colado en los mapas de los viajeros foodie con deliciosos langostinos, preparados al mojo de ajo, a la plancha o en caldos muy bien sazonados.

  • Cómo llegar:
    Conducir durante 10 km por la carretera 58 hacia Rancho Alegre, hasta llegar a la señalización que indica La Bocatoma.

Centro de integración ecológica (CIE)

A 5.7 kilómetros de la plaza principal de Gómez Farías se halla el Centro de Interpretación Ecológica (CIE) de la Reserva de la Biosfera El Cielo, un complejo de investigación de la biodiversidad de la región con exhibiciones muy ilustrativas. CIE fue construido bajo un estilo arquitectónico moderno, hecho con materiales reciclados y procesos constructivos acordes a los principios de sustentabilidad ecológica de la zona.

La construcción sobresale a la distancia. A la entrada del complejo hay una fuente que representa a la magnolia de El Cielo, una especie de planta endémica.

Paulo Jiménez

El CIE está compuesto por una serie de salas que representan la flora y fauna que habitan en la reserva de la Biosfera El Cielo. La experiencia del recorrido incluye sonidos de aves, detallados mapas y censos de especies encontradas en la reserva, recreaciones del bosque de niebla y la vida nocturna en la montaña. Hay un aviario que protege al loro tamaulipeco (Amazona viridigenalis), un mariposario y un herpetario con algunos ejemplares muy singulares, como la serpiente látigo. El CIE también realiza talleres acerca de ecoturismo, genera conocimiento y prácticas para la protección y el cuidado de la biodiversidad regional: es un espacio que contribuye a mejorar la calidad de vida.

  • Cómo llegar:
    Está a 3.5 kilómetros de la plaza principal de Gómez Farías, hacia el este, por la calle Miguel Hidalgo y Costilla hasta llegar la calle Ignacio Zaragoza.

¿Adrenalina o paz con vista a las montañas?

Antes de ascender a la montaña para conocer el corazón de la biosfera El Cielo vale la pena descansar para reponer fuerzas o recargarse de adrenalina. La población de Gómez Farías permite hacerlo.Hay una serie de operadores turísticos que brindan servicios para hacer kayak, ciclismo de montaña o paseos a caballo.

Paulo Jiménez

Los grupos prefieren vivir un emocionante encuentro de gotcha, hacer rapel y escalada en roca, o subir a la montaña para hacer tirolesa. El poblado cuenta con más de una docena de hoteles para todos los bolsillos, desde hostales y bed & breakfast hasta resorts donde no hace falta salir para vivir un itinerario lleno de actividades deportivas; incluso algunos con bar. Varios han sido construidos frente a la Sierra Madre para aprovechar los paisajes y enmarcar habitaciones, cabañas, albercas, restaurantes y otros centros de consumo con
magníficas vistas a las montañas.

Te recomendamos: