Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

Gonzalo Carrasco

“Alumno en cuya alma de artista tenía cifrada sus más legítimas glorias la Academia y que ha abandonado por completo el arte, afiliándose a una orden religiosa en Italia”.El Siglo Diez y Nueve, 1884.

28-07-2010, 8:42:52 AM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

“Alumno en cuya alma de artista tenía cifrada sus más legítimas glorias la Academia y que ha abandonado por completo el arte, afiliándose a una orden religiosa en Italia”.El Siglo Diez y Nueve, 1884.

En la vida y obra de este pintor fecundo y sacerdote jesuita se advierte una hiato: el momento en que decide dedicarse a la vida religiosa. La dicotomía que de ello resultó divide también a la crítica. Los historiadores de arte unánimemente reconocen sus creaciones de estudiante, en particular los óleosSan Luis Gonzaga en la peste de Roma y Job en el estercolero, por sus cualidades en el manejo del lenguaje académico, igual que desechan su producción como religioso, que como escribe Báez, les parece que “la sotana había mediatizado”. En cambio, para quienes ven en sus pinturas para iglesias, de vivos colores y multitud de figuras, una expresión de religiosidad antes que un objeto artístico, opinan que con el sacerdocio sus capacidades artísticas no se mediatizaron sino que se volcaron hacia su mejor propósito.

Nació en Otumba en 1859 y estudió en San Carlos entre 1876 y 1883, donde tuvo como maestros principalmente a J. S. Pina y S. Rebull. Desde la exposición de 1878, sus trabajos fueron bien recibidos y en ocasión de la de 1881, F. S. Gutiérrez elogió sus cartonesLa taberna romana, Diluvio y RemordimientoyDesesperación de Judas, además de la citada pintura de Job, aunque con ciertas reservas. La pintura de San Luis le mereció un premio en 1883. Al siguiente año ingresó al seminario; algunas fuentes mencionan que copió varios cuadros en el Museo del Prado Madrid.

Luego de su ingreso en la Compañía de Jesús, continuó pintando al caballete —Pérez Salazar afirma que varias iglesias de Puebla tuvieron pinturas suyas— pero se le recuerda sobre todo por sus pinturas murales en cuatro sitios: la antigua basílica de Guadalupe.El primer milagro de la Virgen(1895), las iglesias de San Juan Nepomuceno en Saltillo (1920); la Sagrada Familia en México (1924) y La Compañía en Puebla.

En los pasillos del Colegio Católico del Sagrado Corazón Jesús plasmó un tema:La misión del Paraguay, que había desarrollado como estudiante cuyo cartón se presentó desde la exposición de San Carlos de con el comentario de que “de servir de boceto para la ejecución de un gran cuadro”, lo cual no tuvo verificativo por tener que dedicarse este joven alumno a otra clase de estudios. Otra decoración mural en el Santuario de Guadalupe de León, Guanajuato, se frustró por un accidente que sufrió Carrasco en 1931. En Puebla fue rector del Colegio Católico del Sagrado Corazón de Jesús. Murió en esa ciudad, en 1936.

Te lo contamos en video

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Piratas del siglo XVIII
México
Los piratas que navegaron en México

Los piratas fueron hombres -y algunas mujeres- que durante mucho tiempo reinaron los mares y causaron terror. Conoce a aquellos que navegaron en México.

Chilaquiles con pechuga de pavo
Ciudad de México
La Lorena: un sitio para cenar diferente en temporada navideña

Conoce La Lorena, un restaurante en Lomas de Chapultepec que te encantará por el delicioso sabor de sus platillos y por la bella decoración del sitio.

Ciudad de México
Dulcería de Celaya, el templo de los dulces típicos en CDMX

La Dulcería de Celaya es un espacio de tradición que ningún viajero se debería de perder. Un viaje para probar los mejores dulces de México.

Guanajuato
Mi primer vuelo en globo fue en León, Guanajuto

Deja el miedo en el suelo y aventúrate a hacer ese vuelo en globo que siempre has soñado. Es una experiencia que recordarás siempre.