El henequén podría sustituir al plástico