Portada-oct-nov
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Naturaleza Conoce México Gastronomía

Historias mezcaleras: un viaje multisensorial por Puebla

Puebla es uno de los estados con Denominación de Origen de mezcal. Te llevamos por un recorrido donde se miran los verdes campos de agave, se respira el dulce aroma del mezcal para después beberlo y sentirlo.

06-09-2019, 10:00:56 AM
Historias mezcaleras: un viaje multisensorial por Puebla
Cortesía Secytur Puebla
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

A través del tiempo las familias poblanas han preservado particulares y refinadas técnicas ancestrales que hacen que el mezcal de esta tierra sea  reconocido con la Denominación de Origen. Historias Mezcaleras es un viaje multisensorial que lleva por diversos rincones de Puebla para contar historias con sabor a mezcal y despertar al máximo los sentidos.

En este recorrido se miran los verdes campos de agave, se respira el dulce aroma del mezcal para después beberlo y sentirlo. Las voces de los maestros mezcaleros te esperan en los valles de Atlixco y de la Mixteca para seguir escribiendo historias.

Tepeaca

A 42 km de la ciudad de Puebla, autopista 150.
Usa la App what3words para llegar a la fábrica de Mezcal las Ruinas.
///evaluada.trasladados.dormida

Verdes y majestuosos campos de agave son el primer encuentro de esta historia; aquí, los hospitalarios maestros mezcaleros serán los guías de esta experiencia que continúa en las fábricas donde se desarrolla el proceso de elaboración del mezcal, el extraído del agave espadín. La comida típica del estado y las variedades de mezcal se convierten en un binomio inolvidable. Las cremas de mezcal de este lugar se vuelven el digestivo ideal para la sobremesa; los hay de café, frutas, nuez, piñón y vainilla. Al probarlos, seguramente será difícil parar pues las cremas de Tepeaca son realmente deliciosas.

Atlixco

A 71 km de Tepeaca, autopista 150 y 430, y federal 190.
Usa la App what3words para llegar a Agaves Unidos de Puebla.
///analógicas.tiraban.urbanita

Un día de campo acompañado por quienes se dedican a la siembra y jima de agaves; escuchar sus historias de vida y, por supuesto, de su trabajo hacen que el refrigerio tenga más sabor. En este pueblo mágico se miran las tierras con agave espadín, papalometl y tequiliana weber, y en los hogares de las familias mezcaleras es posible probar los deliciosos y refinados mezcales con técnicas artesanales en los que estos se han transformado. El acercamiento con los protagonistas, en los lugares donde han crecido y dedican su vida al mezcal, es la mejor experiencia para quien decida hacer una parada por acá.

San Diego la Mesa Tochimiltzingo

A 19 km de Atlixco, federal 190 y camino a Nexatengo.
Usa la App what3words para llegar a la fábrica La Perla de San Diego.
///asista.ballenas.orientado

Orgulloso presume sus más de 200 años en preservar y refinar las técnicas de elaboración de esta bebida mágica; su tradición mezcalera es avalada por sus impresionantes campos agaveros llenos de espadilla, papalometl y espadín. Las tres variedades con las que han de elaborarse deliciosos mezcales; disfrutar el sabor de estos resulta mas impactante al acompañarlo de un mole poblano o una barbacoa de borrego.

Huehuetlán El Grande

A 37 km de San Diego la Mesa Tochimiltzingo, carretera estatal.
Usa la App what3 words para llegar a la Parroquia de Santo Domingo.
///reventas.jengibre.anzuelos

Una clase detallada sobre la producción del mezcal, desde el proceso de la siembra del agave, la separación y cuidado de las semillas hasta la degustación de deliciosos cocteles a base de mezcal de frutas tropicales es la experiencia completa que los maestros mezcaleros están dispuestos a mostrar. Las características específicas y los cuidados del agave tepeztate, cupreta, espadín o espadilla son parte de la enseñanza. Campos siempre verdes, sonrisas, hospitalidad y anécdotas son la constante de esta experiencia.

Acatlán

A 131 km de Huehuetlán El Grande, federal 190.
Usa la App what3words para llegar a la plaza principal de La Huerta.
///ruta.cedros.sonreído

Elegantes haciendas y misteriosos ingenios azucareros guardan en sus muros las memorias cuando antaño, dentro de ellas, se producían y elaboraban destilados de caña. Hoy, aún en pie, continúan escribiendo su historia a lado del mezcal. Caminar por esos rincones con aroma a mezcal abre el apetito para deleitarse con los platillos de la región. Al sibarita, le espera una comida o cena temática con platillos de autor o de inspiración colonial y en la que el mezcal es la estrella.

Caltepec

A 96 km de Acatlán, carretera estatal 455.
Usa la App what3words para llegar al centro de Santiago Ocotepec.
///resuelve.estatales.sentar

Dicen que aquí se produce artesanalmente uno de los mezcales más exquisitos de todo Puebla. Dicen también que estar en medio de altos órganos, biznagas de dimensiones exorbitantes y un ambiente desértico es ubicarse entre el todo y nada. Los paisajes que regala la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán son los mejores compañeros mientras se camina por los senderos que conducen a las fábricas de mezcal.

Es un diálogo con la naturaleza y un encuentro con gente cálida que por años se ha dedicado al campo. Sus tierras han recibido bien al pichomel, al papalometl, al espadín y a la espadilla. Gracias a la armonía tierra-agave es que las familias de la comunidad ahora pueden contar su vida, bailar y cantar con quien toque su puerta con el afán de conocerle. Reuniones con sabor a mezcal, noche de estrellas, una tienda de campaña en medio del valle y la sinceridad de los lugareños son más de lo que se imagina.

Zapotitlán Salinas

A 37 km de Caltepec, federal 125.
Usa la App what3words para llegar al ayuntamiento de Zapotitlán.
///purista.amarras.corrosivos

Los aromas del mezcal alcanzan a esta comunidad abrazada por montañas que resguardan especies de plantas endémicas y depósitos donde se cultiva y produce sal. Desarrollarse en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Tehuacán-Cuicatlán le merece un recorrido por su ecosistema; por sus talleres artesanales de ónix y por sus restaurantes donde los platillos se hacen a base de insectos, plantas y frutos endémicos.

Te recomendamos: