Buscador
Ver revista digital
Conoce México

IMSS se alía con 7 mil parteras que atienden el país

09-04-2020, 5:12:06 PM
Foto 3_30 (2)
© cortesía IMSS

Las parteras son una parte muy importante, prioritaria y fundamental para el desarrollo de la salud en todas las comunidades rurales del país. Y su oficio, como muchos otros, debe respetarse y difundirse.

El Instituto Mexicano del Seguro Social ha implementado una alianza con las parteras que en muchas regiones del país ofrecen sus saberes, doña Bártola Moreno es una de las 7 mil con las que han heredado a su vez de los linajes de mujeres que las han precedido.

El parto, un evento de salud

El parto es un evento de salud que, en las ciudades, se asocia con un hospital, donde ocurren más bien eventos de enfermedad. No hay nada más valioso e importante para que ocurra un parto exitoso que la mujer se sienta en confianza y segura. Y eso, en el México rural, ocurre cuando una partera es quien acompaña a las mujeres de parto.

A lo largo de los años, las parteras han demostrado su importancia, ya que atienden a las embarazadas, brindándoles cuidados y atención, de una manera cercana y segura.

Lo recomendable, desde luego, es que se hagan revisiones médicas mensuales para valorar el embarazo (a la mamá y al bebé) para recibir las recomendaciones y llevar un control de salud.

Resulta sumamente importante que la visión del embarazo sea siempre desde la salud y la prevención de cualquier complicación. Sin embargo, estar embarazada no es estar enferma y lo ideal es contar con el servicio médico para poder realizar las revisiones de control.

Doña Bartola, partera experimentada

Doña María Bartola Moreno, de 80 años de edad, originaria de Izamal, Yucatán, cuenta con 60 años de experiencia siendo partera rural. Aprendió esta labor a través de su madre.

En una entrevista publicada por el IMSS declaró: “He recibido a muchísimos niños, la mayoría sin complicaciones, siempre les digo a las mamás que acudan a la clínica desde que sepan que están embarazadas, que vayan a todas sus citas, y cada mes vengan conmigo para que las sobe, les explique cómo está el bebé y qué van a hacer cuando llegue la hora del parto, las ayudo a que se sientan seguras”.

Doña Bartola Moreno hizo énfasis en que la mujer debe poner de su parte para que nazca su bebé, “pues a la hora que tiene dolor, ella lo que tiene que hacer es pujar para que nazca el nene”.

“Tienes que ayudarla, por eso estás junto de ella”, y es esta visión de acompañamiento lo que facilita la labor del parto, que es titánica.

Esta especie de serenidad combinada con una sabiduría ancestral, es quizá lo que le ha valido el reconocimiento en su comunidad por sus conocimientos, habilidades y destrezas para la atención del embarazo y parto.

La doctora Adriana Pol, del IMSS, da las claves por las que es exitoso el desempeño de este oficio ancestral:

“Las parteras tienen el reconocimiento de sus comunidades, ya que comprenden los códigos culturales basados en el manejo de la misma lengua, tradiciones, mitos y costumbres, lo que las convierte en agentes naturales de salud, porque cuidan el binomio madre-hijo”.

Quiénes son las parteras

El programa IMSS-Bienestar ha establecido una alianza con las parteras, por lo que se han capacitado a más de 7 mil en temas de la atención de la salud reproductiva con el enfoque intercultural, como la principal prioridad, especialmente en las comunidades indígenas y alejadas de los servicios de salud.

La doctora Adriana Pol afirmó que la edad promedio de las parteras tienen las siguientes características:

  • Tienen alrededor de 60 años
  • 62% son indígenas
  • Pertenecen a 43 pueblos originarios del país

El acompañamiento en el parto

El enfoque de la seguridad y la cercanía en el acompañamiento durante los partos es básico para cualquier mujer que quiera elegir cómo será su parto.

Incluso, hay bastantes avances para erradicar la violencia obstétrica en los hospitales públicos, precisamente permitiendo el acompañamiento de doulas y parteras si acaso el parto va ocurriendo de manera natural.

Guadalupe Trueba y Mercedes Campiglia han recorrido un largo camino con Experiencia, Mi Parto, un espacio donde imparten talleres de preparación del parto dando todas las opciones posibles a las parejas para que la mujer decida en libertad y con conocimiento cómo será su parto.

Han ido tejiendo desde la sustento científico un camino en el que se han servido de la sabiduría de parteras, anatomistas, ginecólogos, entre muchos otros especialistas en el parto y el nacimiento. Y van abriendo paso a paso y ayudando a cientos de parejas a vivir de la manera más entrañablemente posible un hecho que cimbra y cambia la vida de todas las mujeres.

Han creado alianzas con médicos, impartido conferencias y avanzado en la academia para generar un cambio de conciencia que involucra la labor de las parteras y su conocimiento como elementos fundamentales de apoyo a la mujer durante el parto.

Incluso, de manera bastante humilde, Mercedes se describe como acompañante. Esa es su labor como doula: estar para la mujer parturienta, acercarle lo necesario, darle aire, agua, apapacho, olores, fragancias, texturas… objetos que le ayuden a transitar el parto. Y no es cualquier cosa.

Desde luego en la escena debe estar al menos presente una partera o un ginecólogo y una pediatra.

mm Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Mag21
Comentarios