Buscador
Ver revista digital
Historia

Juan Nepomuceno Almonte, el hijo que Morelos tuvo pese a que era sacerdote

Juan Nepomuceno Almonte

Juan Nepomuceno Almonte luchó en la Guerra de Independencia junto a Morelos y defendió a México frente a Estados Unidos, pero finalmente entregó el gobierno al emperador Maximiliano. Te contamos su historia.

Juan Nepomuceno Almonte Ramírez nació el 15 de mayo de 1803 en el Virreinato de la Nueva España. No se tiene certeza de su lugar de nacimiento, pero se sabe que fue en la antigua Valladolid, hoy Morelia, Michoacán. Fue el hijo biológico de José María Morelos y Pavón, insurgente independentista, y Brígida Almonte.

José María Morelos y Pavón.

Estuvo junto a su padre en algunos de los combates de la Guerra de Independencia, entre ellos el Sitio de Cuautla en 1812. Debido a su calidad de sacerdote, Jose María Morelos lo presentaba como su sobrino. A los 12 años obtuvo el grado de General Brigadier.

Posteriormente, fue enviado a Nueva Orleans, donde recibió la noticia de la ejecución de su padre el 22 de diciembre de 1815. En Estados Unidos aprendió inglés y trabajó como dependiente de un negocio. Regresó a México en 1821, cuando el proceso de independencia había finalizado.

Entre 1822 y 1824 se sumó a José Félix Trespalacios, quien se convirtió en el primer gobernador de Texas y Coahuila del México independiente. Para ello se requirió de una serie de negociaciones con el gobierno británico, labor que se convirtió en el primer tratado internacional de México.

Para 1839 fue enviado como diplomático a Bélgica por un breve tiempo. Posteriormente, se convirtió en Ministro de Guerra y Armas en México bajo la administración del presidente Anastasio Bustamante.

En 1840 se casó con Dolores Quesada Almonte, su sobrina e hija de su hermana, para ello tuvo una dispensa eclesial. Cuando Juan Nepomuceno Almonte se convirtió en aliado de Maximiliano, su joven esposa fungió como la segunda mujer más importante del imperio.

Juan Nepomuceno Almonte, ¿de liberal a conservador?

Tras la firma de las Bases de Tacubaya, se niega a ser desterrado y es confinado en un cuartel militar en Tehuacán, Puebla. Ahí se encarga de establecer el alumbrado público y a promover la lectura.

Juan nepomuceno almonte

En 1842 se convierte en representante de México ante Estados Unidos, trabajo que desempeñó con excelencia gracias a su perfecto inglés y francés. Tras la anexión de Texas, vuelve a México y nuevamente se convierte en Ministro de Guerra. Bajo dicho cargo, defiende a Veracruz de los estadounidenses en septiembre de 1846.

Por un breve lapso de tiempo, fue Ministro de Hacienda, cargo al que renunció por negarse a expropiar los bienes eclesiales, ya que consideraba que era una ofensa para la mayoría católica y no deseaba generar una polarización. Sin embargo, vió con dolor la pérdida del territorio como consecuencia del Tratado de Guadalupe Hidalgo firmado por la iglesia católica, los conservadores y el gobierno de Estados Unidos.

Se postuló tres veces a la presidencia; las dos primeras candidaturas fueron de corte liberal y la tercera como conservador, pero no logró el apoyo suficiente. Tras la Revolución de Ayutla en 1854, Juan Nepomuceno Almonte comenzó a militar abiertamente en el bando conservador. Debido a ello, el presidente Juárez llamó a Almonte “espurio”.

Entre el 13 de julio de 1863 y el 20 de mayo de 1864, fungió como Regente del Segundo Imperio Mexicano. Fue el encargado de recibir a los emperadores Maximiliano de Habsburgo y Carlota, con lo que finalmente traicionó la causa independentista de Morelos. Debido a que no cumplió con sus promesas políticas para con Maximiliano fue destituido. Sobre el hijo de Morelos, Maximiano expresó:

“El carácter de Almonte es frío, avaro y vengativo.”

En 1867 parte a Francia en busca de ayuda para el Imperio. Murió en París dos años más tarde.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Suscríbete al Newsletter

Recibe infomación sobre eventos, escapadas y los mejores lugares de México directo en tu correo.

Comentarios