Buscador
Ver revista digital
Arte y Artesanías

La Capilla del Rosario de Azcapotzalco, un tesoro barroco poco conocido

Capilla del Rosario de Azcapotzalco
© Rodrigo Osegueda

¿Conoces la capilla del Rosario en Azcapotzalco? Te contamos sobre este templo paralelo a los de Oaxaca y Puebla.

Cuando viajamos a Oaxaca o Puebla es imposible no detenernos para admirar la maravilla arquitectónica y artística de las capillas del Rosario de los templos de Santo Domingo. Aunque el templo homónimo del Centro Histórico de la Ciudad de México tuvo su propia capilla dedicada a esta advocación mariana, fue demolida para abrir paso a la actual calle Leandro Valle. Sin embargo, aún existe una opción en la Ciudad de México para conocer y admirar una versión de este legado dominico, se trata de la capilla del Rosario de Azcapotzalco.

¿Quieres escaparte a la Ciudad de México? Descubre y planea aquí una experiencia inolvidable.

Su origen data de la evangelización de la región en el siglo XVI, cuando los frailes dominicos hicieron erigir el Templo de los santos apóstoles Felipe y Santiago, hoy sede de la Diócesis de Azcapotzalco. De acuerdo con la placa en el exterior del edificio principal, la construcción inició 1565 y es un diseño de fray Lorenzo de Asunción. Sin embargo, la capilla del Rosario es de carácter tardío.

Image
Foto: Alcaldía Azcapotzalco.

Entre las tradiciones más arraigadas de este templo se encuentra la peregrinación al cerro del Tepeyac. Según los registros históricos, fue de este mismo lugar de donde partió la primera peregrinación a la Virgen de Guadalupe en 1532; tan sólo 11 meses después de la narración de las apariciones. Actualmente, la peregrinación reúne a 3,5 millones de personas que viajan de distintos puntos de México y el mundo.

La capilla del Rosario de Azcapotzalco, joya novohispana

Esta tradición también permitió que aspectos de las culturas prehispánicas sobrevivieran en Azcapotzalco como lo es la Fiesta de los Naturales, donde los 28 mayordomos de los pueblos originarios recolectan la ofrenda que se llevará al Tepeyac el 12 de diciembre. Durante la celebración se queman castillos, se realizan procesiones en los barrios y se peregrina al atrio mariano en la Villa de Guadalupe.

Dentro del complejo también destaca la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, misma que se construyó hacia 1702. Este espacio de devoción es una característica de la espiritualidad dominicana, pues según la hagiografía de santo Domingo de Guzmán –fundador de dicha orden–, la Virgen del Rosario se le apareció en 1208 y le enseñó a rezar con este instrumento.

De acuerdo con la investigación de Jorge Alberto Manríque, la capilla del Rosario de Azcapotzalco es el fruto de las donaciones de fieles; quienes vendieron parte de sus haciendas para la construcción de los retablos y pertenecían a cofradías dedicadas a rezar el rosario.

La capilla tiene una cruz latina y su eje mayor está perpendicular al templo principal. Su cielo está rematado con una cúpula octagonal; posee dos puertas, una que la comunica con el jardín y otra para el templo principal.

capilla del rosario de azcapotzalco
Exterior de la Capilla del Rosario de Azcapotzalco. Sobre la puerta remata una escultura de la Virgen que data del Siglo XX; la custodian los escudos franciscano y dominico.

Características

A diferencia de las capillas de Puebla y Oaxaca, la de Azcapotzalco no se construyó bajo un proyecto único, sin embargo, mantiene una unidad simbólica homogeneizada.

Entre los retablos más valorados están el de Santa Ana, San José y Guadalupe; los cuales están firmados por José Correa, contemporáneo de Villalpando, con la fecha de 1682.

¿Quieres escaparte a la Ciudad de México? Descubre y planea aquí una experiencia inolvidable.

El retablo mayor, que ocupa el púlpito, es el dedicado a la Virgen del Rosario y data de 1779. Pese a su protagonismo visual, se considera como el menos trabajado y más tardío.

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Filósofo por formación. Contempla el alma e imaginación de México.
Comentarios