Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía

La comida michoacana

La variedad de la cocina vernácula parece no tener límites en Michoacán.

Los habitantes de ese hermoso estado supieron incorporar los deliciosos ingredientes prehispánicos, como el maíz –ahtziri en purépecha– y una variedad de frutos, animales y peces, a los ingredientes traídos por los españoles, tales como el cerdo, la res o las almendras, y poco a poco se fueron configurando diversos platillos que distinguen a las diferentes regiones.

¿Quién no ha oído hablar de las deliciosas “carnitas michoacanas”, jugosas y doraditas de Zitácuaro, o de Uruapan, de Cotija o La Piedad?, o del extraordinario pescado blanco de Pátzcuaro, cuya exquisita y finísima carne casi se disuelve en la boca, y que se puede cocinar de diversas maneras, aunque la más conocida es “rebozado”. Y qué decir de los “uchepos”, tamalitos hechos de elote tierno acompañados con frijoles nuevos de Queréndaro y espolvoreados con queso de Cotija; o de las “corundas”, llamadas en la Colonia “panecillos de palacio”, que son tamales envueltos en las hojas de la planta del maíz con forma de poliedros irregulares que acompañan al “churipo”, especie de mole de olla hecho a base de carne res, chile ancho y verduras.

No podemos olvidar la “olla podrida”, famoso platillo de Ario, guiso de varias carnes y verduras de origen europeo. Si se encuentra en Morelia, después de las ocho de la noche no deje de pasar por los Portales de San Agustín a deleitarse con un “pollo placero”, dorado entre gorditas, enchiladas, papas y verduras.

Y si hablamos de los postres no podemos olvidar las gigantescas “aguacatas” de Tingüindín, enormes empanadas rellenas de chilacayote, o de calabaza en dulce, o de los ates de guayaba, fresa, manzana o membrillo de Morelia, o de los “chongos zamoranos”, sin dejar de lado los grandísimos buñuelos del barrio de la Inmaculada en Morelia, o de la maravillosa “nieve de pasta” que se toma en la Plaza de Don Vasco en Pátzcuaro.

Ya sólo nos resta hablar de las bebidas, como la “charanda” –aguardiente de caña–, o del chocolate de metate, o de la inmensa variedad de atoles que han hecho que la gente de Torécuato haya inventado la Feria del Atole, que cada mes de marzo nos permite probar los más inusitados sabores.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Veracruz
Naolinco, un hallazgo delicioso en Veracruz

El sabrosísimo mole de sus cocinas, los zapatos de piel de excelente calidad y sus calles primorosas hacen de Naolinco el complemento perfecto de Xalapa.

Hoteles con nieve
México
5 hoteles para pasar la Navidad en la nieve

Hospédate en uno de estos hoteles ubicados en lugares cuyas temperaturas te harán sentir ¡como si estuvieras en el polo norte!

Puebla
El impresionante vitromural de Zacatlán de las Manzanas

El vitromural de Zacatlán de las Manzanas es una de las nuevas atracciones de este pueblo mágico en el que podrás encontrar historia y arte.

México
Lugares donde puedes ver las obras de Diego Rivera

En estos museos y recintos puedes encontrar las obras de Diego Rivera, te sorprenderás con todos los sitios en donde podrás encontrar el trabajo del artista mexicano.