Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Cultura y artesanías

La miel de hormiga (San Luis Potosí)

El uso de los insectos con fines medicinales es una tradición que existe en América desde la época prehispánica, como es el caso de las hormigas mieleras.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


La primera vez que escuché hablar de las hormigas que producen miel realizábamos una caminata por la Sierra de Catorce, en el estado de San Luis Potosí, y debo decir que me resultó difícil de creerlo, por lo cual solicité a un guía y amigo, cuya familia conoce desde hace muchos años los secretos de la extracción de la miel, me llevara a conocer esta maravillosa e increíble especie de insectos.

El sol de la tarde caía sobre nuestras cabezas cuando el guía hizo una señal para que nos detuviéramos. Después de cuatro horas de caminata, finalmente habíamos encontrado un pequeño orificio como de tres centímetros de diámetro, que bien podría pasar inadvertido a los ojos no expertos. El rastreador cortó una rama verde de una planta cercana y la introdujo en el orificio: “de esta manera podemos saber hacia dónde apunta nuestro objetivo”, dijo. Luego comenzó a escarbar un metro más abajo y con golpes cuidadosos removió la tierra. Después de algunos minutos sobrevino una exclamación de asombro: ante nosotros se encontraba un nido de hormigas productoras de miel. La luz dorada del crepúsculo iluminó unas esferas ambarinas ubicadas en el interior de pequeñas grutas, y así pudimos observar el comportamiento de estas criaturas, que cuentan con una organización social casi única dentro del mundo de los animales.

Un nido de hormigas mieleras llega a alcanzar hasta los dos metros de diámetro por uno de profundidad aproximadamente. El orificio de entrada nos conduce, a través de un túnel, a los diferentes niveles bajo la tierra en los cuales localizamos las cámaras que alojan a las hormigas-almacén de miel, también llamadas “repletas”. Allí, colgadas en el techo, hallamos a estas criaturas, cada una de las cuales presenta una esfera dorada del tamaño de una canica pequeña, que contiene el dulce néctar. Esta especie de hormigas productoras de miel se encuentran en las regiones secas y cálidas del planeta, donde las necesidades de comida fresca no siempre pueden satisfacerse. Así, las hormigas mieleras usan a las hormigas-almacén como verdaderas despensas vivientes.

En el continente americano hallamos a estos pequeños seres en el sur de los Estados Unidos y en el norte de nuestro país, siendo San Luis Potosí una de las entidades que cumple con las condiciones climatológicas y que cuenta con un ecosistema adecuado para su desarrollo y sobrevivencia.Según investigaciones del Instituto de Biología de la unam, los insectos comestibles siempre han formado parte de la dieta de muchísimas etnias en todo el mundo, y en México esa costumbre logró subsistir más que en otras partes debido a que la recolección de insectos no competía con los cultivos que los españoles validaban como alimento. El uso de insectos con fines medicinales es una tradición que en América viene desde los tiempos prehispánicos.En nuestro país, culturas como la nahua, la zapoteca, la mixteca y la maya, entre muchas otras, han utilizado a una gran variedad de insectos para aliviar enfermedades digestivas, respiratorias, óseas, nerviosas y circulatorias, y también los han aprovechado como antibióticos, bactericidas, tónicos, etcétera.

En el caso de la miel de hormiga, ésta se emplea en el tratamiento de otitis, infecciones en la boca y para controlar la fiebre en los niños.Australia es otro de los lugares donde encontramos estos insectos. Allí los aborígenes practican la extracción de miel de hormiga para usarla como alimento y como medicina en forma de bálsamo, así como para la producción de un licor especial. Las hormigas son insectos himenópteros, familia de los formicidos, género Myrmecystus; en el caso específico de las mieleras, su nombre científico es Myrmecystus mexicanus. Son en esencia seres sociales y con un claro polimorfismo que origina al menos tres castas bien definidas: hembras fértiles, machos fértiles y hembras estériles u obreras. Una hormiga obrera normal colecta jugos y rocío dulce de otros insectos o plantas y los introduce en un tipo especial de obrera joven. Ésta, debido al tamaño de su abdomen, no puede moverse y pasa toda su vida inmóvil en el techo de su nido, en cámaras especiales donde recibe o da miel, y cuya superficie, a diferencia de otras partes del hormiguero, presenta una textura rugosa al tacto.

El dulce líquido es transferido de la siguiente manera: una hormiga hambrienta se acerca a su compañera y toca la esfera de miel con sus antenas, entonces la “repleta” regurgita el líquido gota por gota para la hormiga que espera. Generalmente, estos almacenes de miel son utilizados por las hormigas recién nacidas, las que así se nutren hasta alcanzar la edad adulta. La extracción de miel de hormiga es practicada actualmente por unas cuantas familias de la comunidad de Real de Catorce, San Luis Potosí. Los conocimientos se heredan de generación en generación, y la costumbre, ahora casi extinta, es un bien preciado dentro de las maravillosas posibilidades que ofrece la naturaleza en nuestro país.

El procedimiento de extracción no es complicado, pero requiere de mucha paciencia y gran delicadeza para no destruir la frágil membrana de las hormigas-almacén ni la compleja estructura de sus pequeños nidos.Las esferas se retiran del hormiguero y se colocan en una penca de maguey previamente cortada. Una por una las hormigas se apilan hasta lograr un número considerable. Posteriormente, con una espina de la misma planta se van perforando y oprimiendo las esferas de los insectos, cuidando de no dañarlos, para extraer el líquido que lentamente va depositándose en el fondo de la penca. Esta operación es la más delicada. Una vez que el dulce líquido se extrajo, la hormiga es devuelta a su hormiguero, donde inmediatamente sus compañeras la ayudan a regresar a las profundidades de la tierra, donde más adelante volverá a llenar su depósito, luego de que la membrana sea restaurada. Así, el ciclo no se interrumpe y la especie puede continuar su rutina. Las quince esferas recolectadas por nosotros produjeron unos diez mililitros de miel. Según cálculos estimativos, un nido con varios miles de hormigas puede llegar a contener hasta seiscientos depósitos del dulce líquido, y se deduce que por cada mil de estas hormigas-almacén es posible obtener medio kilo de miel.

Esta miel llega a durar varios años y es utilizada medicinalmente en la cura de los padecimientos ya mencionados. Su sabor es ligeramente agrio al principio, pero después deja una agradable sensación de dulce frescor que se abre paso hasta la garganta. Durante el día estas hormigas no son visibles, lo que dificulta su localización, pero en la noche es posible observarlas trepando a las plantas cercanas a su hormiguero, en busca del néctar que les permitirá aumentar sus reservas alimenticias para una larga temporada. Gracias a esta tenacidad se puede recolectar miel virgen durante todo el año. Sus cuerpos son de color amarillo-dorado, y sus huevecillos son blancos. Se comunican entre sí por medio del olor y el tacto.

La mayoría de estas hormigas excavan en la tierra sus viviendas, constituidas por una serie de galerías y cámaras que forman una intrincada red y funcionan como almacenes, incubadoras, cámaras de cultivo, etcétera. Las hormigas que viven en nidos bajo tierra construyen sus hogares con la ayuda de sus mandíbulas y tenazas. Los laberintos de corredores y grutas son lisos en su superficie y se refuerzan con una mezcla de saliva y tierra, lo que les proporciona una increíble resistencia y durabilidad. Los hormigueros cuentan también con un sistema de corredores adicional que sirve para la circulación del aire. En los hormigueros reina siempre un grado de humedad, temperatura y ventilación adecuados para la vida de sus habitantes. Diversas especies de hormigas llegan a convivir con otras de distinto género o especie, e incluso con otros insectos.

El clima seco desértico es el que permite el desarrollo de la Myrmecystus mexicanus, ya que según algunas investigaciones las hormigas mieleras, cuyas cámaras son más húmedas, pueden llegar a morir por infecciones de hongos. Es importante mencionar que varias especies de hormigas no permanecen siempre en el mismo nido. En ocasiones se mueven en busca de alimento y llegan a hacer refugios temporales. Si se sienten agredidas se trasladan a otro sitio y de esta manera será difícil volver a encontrarlas, por lo que quienes practican la extracción de miel virgen resaltan siempre el cuidado y respeto que se les debe tener a estas criaturas maravillosas. El sentido del oído es vital para el recolector de miel virgen, ya que dependiendo del sonido que hace la barra al excavar la tierra es posible saber si más abajo se encuentra una galería vacía, una piedra o una cámara que contiene decenas de hormigas cuidando sus esferas. Hay que saber escarbar para no maltratarlas.

Una vez que las hormigas son regresadas a la tierra, el contenido de la penca se escurre en un recipiente; posteriormente se cuela y se transvasa para eliminar el asiento producido por impurezas y tierra. Ya terminada la recolección se coloca una piedra de buen tamaño encima de lo excavado para dar tiempo a la colonia de que vuelva a organizarse y a recomponer sus galerías. Luego se cubre todo con tierra, de manera que el hormiguero no quede expuesto a la intemperie ni a otros depredadores que podrían romper su equilibrio. El pequeño frasco con miel que logramos recolectar será guardado como un delicado tesoro. Ya de regreso a nuestra primera caminata sabíamos que siempre permanecería en nuestras mentes la visión del increíble mundo subterráneo que estos maravillosos seres construyen organizada y perseverantemente cada día de su ciclo vital.

Recomendaciones

Comentarios

Lo último

Durango
Trekking en Durango: haz deporte de aventura y salva el planeta

En el desierto de Durango hay un paraíso que necesita ser salvado: el Cañón de Fernández, donde a tu lado pasan correcaminos, vuelan garzas y hay árboles de más de mil años de vida (1,300 para ser preciso). ¡Sí, en el desierto!

México
Wine & Food Festival CDMX 2017

La tercera edición de Wine & Food Festival CDMX hace un tributo a la cocina mexicana dentro de los siete eventos que conforman esta suerte de festival.

Ciudad de México
Planes para disfrutar la Navidad 2017 en la CDMX

Te compartimos estos planes para disfrutar de la Navidad en la Ciudad de México. Visita la pista de hielo, las luces de Navidad y la nieve en la calle de Madero.

México
5 Sitios en los alrededores de Guadalajara que vas a querer conocer

Los alrededores de Guadalajara son tan interesantes como la ciudad misma, basta salir unos kilómetros a carretera para encontrarse con imponentes cerros, paisajes únicos, joyas naturales, haciendas y pueblos que nos recuerdan tiempos pasados.