Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

La Navidad de 1985 y el robo del Museo Nacional de Antropología

Durante seis meses Carlos Perches y Ramón Sardina planearon el “robo del siglo” de México. Te contamos la historia.

28-12-2018, 11:08:09 AM
mm

Editora y escritora para MD desde 2014

Carlos Perches y Ramón Sardina, dos estudiantes de veterinaria, decidieron que querían entrar a robar el Museo Nacional de Antropología.

Para hacerlo, durante los seis meses anteriores, visitaron más de 50 veces el museo más importante de México para estudiar cómo harían el atraco y seleccionar las piezas que consideraban más valiosas.

La madrugada de Nochebuena del año 1985, realizaron la “hazaña”, que sería conocida más tarde como el “robo del siglo” de México.

Aprovechándose del ánimo festivo de la noche, los jóvenes encontraron muy fácil el acceso. Saltaron las bardas, se introdujeron a través de los ductos de aire acondicionado y llegaron a las salas de exhibición que se hallaban sin vigilancia.

Perches y Sardina tuvieron suficiente tiempo para sustraer al menos 120 piezas de incalculable valor comercial e histórico. Entre las piezas que eligieron se encontraban la hermosa máscara del rey Pacal, originaria de Palenque; la máscara del Dios Murciélago, originaria de Texcoco; y la vasija Mono de Obsidiana, también de Texcoco, entre otras piezas pequeñas de oro.

El día 26 de diciembre los periódicos anunciaban la noticia del robo, una tragedia más para los habitantes de la Ciudad de México, y del país entero, ya que tan solo tres meses atrás, había ocurrido el terremoto que terminó, según algunas estimaciones, con la vida de unas 10,000 personas.

La noticia se esparció como pólvora en todo el mundo. El Estado mexicano pidió la ayuda de la Interpol para alertar la posible fuga de los sujetos con las piezas arqueológicas.

En los días posteriores miles de mexicanos y extranjeros visitaron el Museo Nacional de Antropología para admirar cómo lucían las vitrinas violadas y vacías.

Así pasaron cuatro años, y cuando se había dado por hecho la pérdida de las piezas, un día de junio de 1989, los objetos prehispánicos fueron encontrados en el clóset de la habitación de Perches, en donde habían permanecido escondidos durante más de un año.

El boletín enviado por la Procuraduría General de la República, cuando se recuperaron las piezas, decía que los jóvenes habían huido “a bordo de un vehículo Volkswagen, tanto Perches como su socio, se trasladaron a la casa de los padres de Perches, ubicada en la calle de Colorines No. 60, Colonia Jardines de San Mateo; ahí Perches guardó en el closet de su recámara la maleta de lona que contenía las piezas robadas, donde permanecieron guardadas por espacio de más de un año”.

El robo del siglo XX, fue uno de los más recordados de esas épocas, no solo por el escándalo que significaba sino porque como nunca los mexicanos fuimos conscientes de nuestro patrimonio cultural.

El escritor Carlos Monsiváis declaró años después al diario Crónica que “el robo ayudó a no permitir el despojo de algo tan nuestro y con tan alto valor estético. (Hasta entonces), los mexicanos no nos habíamos percatado del gran valor que tiene nuestra historia”.

¿Conocías esta historia?

El año en el que llegó el primer árbol de Navidad a México

La última nevada de la Ciudad de México

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

Feria del Tamal Coyoacán.
México
Más que 15 sabores en el Festival del Tamal y el Atole en Xochitla

¿Te gustan los tamales? Escápate a Xochitla y no dejes de vivir esta experiencia.

Sor Juana Inés de la Cruz
México
Test: ¿Qué tanto sabes de la vida de Sor Juana?

“Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón…”, quizá sepas que este verso es de Sor Juana, pero realmente ¿cuánto sabes de ella?

México
Así se vio el eclipse total de luna desde México, ¡mira las fotos!

La noche de este domingo, en México se pudo observar el eclipse total de la ‘Superluna de sangre de lobo’.

Oaxaca
Conoce las leyendas del árbol del Tule

El Tule es el árbol más grande del país: se trata de un sabino con más de 2,000 años de antigüedad, aquí te contamos sus leyendas.