Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Gastronomía

La nueva gastronomía orgánica de San Miguel de Allende

Comer, beber y saber de la tierra: la cultura orgánica y sustentable lleva tiempo germinando en San Miguel de Allende. De cómo una invitación se torna en un paseo gastronómico lleno de verdor versa esta historia.

Iliana y Gerardo de la Marmota Azul

Estábamos emocionados: siempre que alguien emprende una aventura, la adrenalina se contagia. Paola y José, unos buenos amigos, planearon unir sus vidas en San Miguel de Allende donde un vuelo en globo los dejó enamorados, literalmente. Tomamos nuestras maletas que llevaban nuestras mejores ‘garras’ y salimos de viaje. Años atrás habíamos estado en San Miguel de Allende, pero siempre nos gusta volver; ningún lugar es el mismo y uno siempre cambia…

HASTA LA COCINA

De entrada, las calles empedradas y los novios en carreta ya es una escena como de película, sumada a la arquitectura y atmósfera colonial de San Miguel de Allende. La recepción fue en el jardín Los Pirules del Hotel Rosewood. Pese a que íbamos de fiesta, la curiosidad nos llevó tras “bambalinas”; por una u otra razón, nuestros viajes terminan o empiezan ahí, y eso nos encanta.

En fin, pues esta vez nos metimos hasta la cocina, donde conocimos a Carlos Hannon, el chef ejecutivo de Rosewood San Miguel de Allende. quien con un toque de humor ácido (como su plato jitomate con tomate), nos contó que los platillos que sirve siempre se inspira en momentos familiares y que se busque que todo sea muy natural. Ahí mismo nos dimos cuenta de que en San Miguel está floreciendo la conciencia alimenticia, por lo que fue necesario salir para constatar que lo más rico puede estar a la vuelta de la esquina, como sucedía en esta cocina.

Carlos nos habló de la importancia de los productos orgánicos, pero en especial de los locales, así que desde ese momento empezamos a ver y saborear cada bocado con más cuidado. Ya metidos en esto, y una vez terminada la pachanga, nos decidimos a caminar y buscar esos sabores, de repente tan familiares pero sutilmente “nuevos”.

NATURALMENTE, ORGÁNICO

La tarde siguiente, nos topamos con Nena, un hotel boutique que ofrece una cocina liderada por el muy joven chef Alonso Domínguez, que está al frente de Nextia, un restaurante pequeño en tamaño pero de gran sazón. Algo que nos sorprendió mucho escuchar del mismo Alonso fue que no está “rescatando nuevos ingredientes”, y es que es común que hoy en día la juventud crea que está sacando la magia en cosas ancestrales. Entonces llega mi abuelita a decir “que se los crea Jarillo”. Entre plato y plato, nos platicó a detalle que los ingredientes naturales y orgánicos que utiliza en su cocina han estado presentes por años en nuestra alimentación, tal es el caso del excelso postre de cacao, que invita a viajar en el sabor y la textura del chocolate en sus diferentes versiones: espuma, helado, en trozo, polvo, mousse o crujiente, todas deliciosas.

Nextia / La Marmota Azul

Si quieres escaparte un fin de semana a San Miguel de Allende da clic en la imagen. 

SIGUIENDO LA TORNA FIESTA

Ya habíamos tenido la posibilidad de conocer algunas casas vinícolas en Baja California y la ruta queretana, pero no la de Guanajuato. Qué mejor lugar, bajo el pretexto de la torna fiesta, que un viñedo.

Llegamos a Cuna de Tierra, la etiqueta sanmiguelense más emblemática, con 26 años de historia y contando. Nos pareció atractiva la idea de la enoexperiencia, donde se combina la cocina y los vinos: una cata con maridaje guiada por Carlos Segura, chef del lugar. Como todo cocinero apasionado y ya entrados en la charla, también coincidió, al igual que Carlos Hannon y Alonso, con esta idea del consumo responsable, de los productos locales y orgánicos. Algo que valoramos mucho fue la convicción de Carlos al sentir una responsabilidad social al entregar en sus platos un mensaje a largo plazo sobre el consumo consciente: “es mi granito de arena”, nos dice.

Carlos nos hizo sentir entre amigos, tan a gusto con la conversación acompañada de mistela, un vino de postre basado en mosto de uva. Lo sentimos conocido, pues resulta que es el mismo que nos dieron para acompañar el pastel de la boda. Supimos entonces a qué se refería Carlos Hannon con la sustentabilidad del consumo local: este vino es fabricado a 40 kilómetros de San Miguel y es el mismo que sirvieron en la fiesta en el Rosewood.

Paseo por las barricas / La Marmota Azul

DE DONDE TODO SALE

La tercera fue la vencida, los tres nos hablaron del Mercado Sano: todo lo que habíamos comido hasta ese momento ¡había salido de ahí! “Esto no puede quedarse así”, nos miramos en complicidad y decidimos pasar un día más en este acogedor destino. Total que seguimos con nuestra racha de buena suerte, porque coincidió también con el Tianguis Orgánico de San Miguel de Allende (TOSMA), lugar donde se reúnen todos los productores locales (no necesariamente mexicanos) y donde algunos restaurantes del lugar surten sus almacenes. Aquí encontramos desde una variedad de moles hasta una fresca y deliciosa agua de jengibre, cosméticos, textiles y verdura fresca; todos los productos están libres de parabenos, fertilizantes y conservadores, además de que son seleccionados con rigor por una estricta revisión de procedimientos de producción.

Productos orgánicos / La Marmota Azul

Pues bien, empezamos el día temprano, a las ocho de la mañana. Ya desde esas horas está el tianguis. Nosotros aprovechamos para desayunar unas ricas quesadillas de garbanzo con nopalitos y unas gorditas rellenas de quelites. Enseguida recorrimos los puestos, con calma, dejándonos llevar por la frescura que al paso se desbordaba. Visitamos local por local, cada uno con productos muy particulares, pero uno en especial nos llamó la atención, junto a una abundante barra de ensaladas colgaban unos carteles con mapas de ubicación, datos de contacto y descripciones del producto; eran las fichas de los productores que surten la Bodega Orgánica.

Se acercó a nosotros Mariana, encargada del contacto con los pequeños productores, y nos contó sobre su cercanía con el campo por su trabajo comunitario en San Luis Potosí y que ahora estaba llevando a cabo acá en San Miguel; en eso, llegó Luc Monzies, un francés radicado en México que decidió dejar su país para trabajar en los Estados Unidos durante diez años, tiempo que le tomó descubrir que la tierra en México es más generosa para ser trabajada de manera biodinámica. Él, muy amable y apasionado por compartir a detalle su proyecto, nos invitó a su huerto. Aceptamos y la aventura nos sumerguió en el mundo de la permacultura y a saber más de esta revolución gastronómica que se está gestando en San Miguel de Allende. 

DESCUBRE SAN MIGUEL DE ALLENDE

Pasa el cursor sobre este mapa interactivo para descubrir más información de este destino. 

¿Buscas otras Escapadas en Guanajuato? Te compartimos estas opciones.

CÓMO LLEGAR

San Miguel de Allende se localiza a 271 km de la CDMX, a 97 de Guanajuato Capital y a 157 de León.

En auto desde la CDMX son alrededor de 4 horas por la autopista 57D.

Recomendaciones

Comentarios

Lo último

Querétaro
Asiste al Festival Nacional de Muñecas Artesanales Amealco

Del 17 al 20 de noviembre, no te pierdas el Festival Nacional de Muñecas Artesanales de Amealco, Querétaro y enamórate de estas bellas piezas hechas a mano

México
Descubre nuevos paraísos de playa y anímate a viajar

¿Quién dice que el paraíso es inalcanzable? No es necesario gastar demasiado para disfrutar estas playas de aguas cálidas e intensos calores. Conoce las maravillas de Costa Esmeralda, Chachalacas y Huatulco.

Veracruz
Pueblos Mágicos para viajar por Veracruz

En el estado de Veracruz se encuentran tres Pueblos Mágicos que te robarán el aliento con sus sabores, tradiciones, calles pintorescas, zonas arqueológicas y paradisíacos rincones naturales.

Campeche
El Convite, un imperdible festival gastronómico en Campeche

Este fin lánzate al Convite, y disfruta de las actividades y delicias que más de 20 chefs y sommeliers han preparado para ti. ¡No te lo pierdas!