Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Sin categoría

La Paz, capital del estado (Baja California Sur)

El 3 de mayo de 1535 Hernán Cortés entró en las aguas de una apacible bahía bordeada por manglares, puso pie en tierra.

mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.


Donde tomó posesión del sitio en nombre de la Corona española, dándole el nombre de Santa Cruz. El conquistador venía a confirmar los reportes de sus capitanes que habían explorado la región pocos años antes, atraídos por la leyenda de una isla poblada sólo por mujeres y rica en perlas y oro, llamada California.

Las perlas las encontró, tantas y tan bellas que las mujeres y el oro tuvieron que esperar. La noticia de las perlas desencadenó una serie de eventos históricos que aún reverberan en esta tranquila bahía que hoy llamamos La Paz. El hombre que había conquistado a México fracasó en su intento por colonizar este lugar, y no fue sino hasta 1720 que se fundó con éxito un asentamiento permanente. El calor extremo, la escasez de agua y las dificultades de abastecimiento desde la contracosta, factores que no pudo superar Cortés, siguen igual, y los paceños que deambulamos por el malecón, paseando por el lugar donde desembarcó, sabemos bien que lo que venció al conquistador le da un carácter muy especial a esta ciudad y a sus habitantes. Sí, hace calor en verano, el agua es muy escasa y casi todo lo que consumimos es traído de otras partes, pero se vive bien, la gente es buena y amable, nos damos los buenos días en la calle y las tranquilas aguas de nuestra bahía nos deleitan al reflejar los atardeceres encendidos que, como las perlas, nos han hecho famosos.

El aislamiento geográfico nos ha conferido una fuerte identidad. Vivimos en el desierto rodeados de mar, y cuando salimos en una lancha nos encontramos en el mar rodeados de desierto. Siempre ha sido así, y ello nos ha hecho distintos a los otros mexicanos.

Además, somos un coctel genético muy complejo y sabroso: españoles, ingleses, alemanes, franceses, chinos, japoneses, italianos, turcos, libaneses y muchos más llegaron a La Paz atraídos por el comercio de las perlas, y se quedaron. Abrir el directorio telefónico ilustra claramente lo anterior, y los rostros de los paceños son elocuente mapa de nuestros orígenes.

La belleza natural que nos rodea es de renombre mundial, somos la puerta que da al Mar de Cortés; sus islas, playas y fauna están frente a nosotros. Desde el malecón es común ver delfines a escasos metros de distancia; más afuera, ballenas, mantarrayas y peces deleitan a buzos y kayaqueros. El turismo que busca la naturaleza la encuentra aquí en espectacular abundancia. Caminar por las calles sombreadas de laureles de la India le brindan al visitante una probadita de esta amigable y tranquila ciudad. Se oye música; en la plaza frente a la catedral la gente se recrea jugando lotería bajo los árboles, se perciben aromas deliciosos que invitan a saborear mariscos de frescura y calidad legendaria. Nosotros no tenemos prisa, el lugar donde vivimos nos propone tomar el tiempo necesario para deleitarnos con todo lo que nos rodea y distingue. Cuando alguien nos visita lo invitamos a hacer lo mismo.

Cuando nos vamos recordamos nuestra ciudad en las bellas palabras de una vieja canción: “La Paz, puerto de ilusión, como una perla que el mar encierra, así te guarda mi corazón”.

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

México
Experiencias únicas para el 2018
Regalos originales de Navidad para viajeros.
México
Ideas de regalos originales de Navidad para viajeros ¡Desde 85 pesos!

En estas fechas siempre es difícil encontrar regalos originales de Navidad para el intercambio o para obsequiar. Te dejamos algunas ideas que te encantarán.

México
Letanía para pedir posada y cantos, checa la letra completa

Te presentamos la letra completa de la letanía para pedir posada. Disfruta cantándola en estas fechas de posadas navideñas.

Ciudad de México
Esta familia fabrica las piñatas más bonitas de la CDMX

La familia Estrella es la encargada de fabricar las piñatas más bonitas y originales de la CDMX.