Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Conoce México Historia

Los orígenes de la gran Teotihuacan

En los años previos a nuestra era (600-200 a.C.) existían varios centros habitados en la cuenca del Valle de México.

27-07-2010, 2:40:51 PM
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Son los casos de Cuicuilco, Tlapacoya, Cerro del Tepalcate, Ticomán, Zacatenco, Copilco y Terremote-Tlaltenco, entre otros. Había desde pequeñas aldeas, como Terremote, en donde se han encontrado vestigios de una población dedicada a la fabricación de textiles y cestas, hasta sitios con grandes edificios, como Tlapacoya y Cuicuilco, en donde se nota ya una pronunciada estratificación social.

Fue precisamente en Cuicuilco, al sur de la ciudad de México, donde se encontraron restos arquitectónicos que apuntan ya hacia lo que veremos en Teotihuacan. También hay figurillas y deidades en barro que representan al dios del fuego, Huehuetéotl, sentado y con un gran brasero en la cabeza, cuyas características se verán más tarde en Teotihuacan. Todo esto ha hecho pensar a algunos investigadores en que al ser destruido Cuicuilco por la lava de un pequeño volcán, el Xitle, hacia el año 200 a.C., parte de su población pudo desplazarse en busca de mejores lugares un poco más al norte, asentándose en Teotihuacan.

En realidad, hay que pensar que el área de Teotihuacan presentaba por aquellos años un medio ambiente favorable. Su cercanía al lago de Tex­coco, la presencia de varios ríos y arroyos como el San Juan y el Atla­ma­jac, y la barranca de Oxtotípac que re­cibía las aguas de las vertientes de ­los cerros cercanos, como el Patlachique, el Cerro Gordo y el Malinalco, así como la presencia de una zona de manantiales hacia el suroeste con posibilidades agrícolas, eran, sin lugar a dudas, elementos potencialmente aprovechables. A esto se aunaba que los cerros circundantes, a su vez, se cubrían de coníferas que fueron ampliamente explotadas por los pobladores. El área era rica en un material profusamente utilizado para la fabricación de una gran variedad de objetos: la obsi­diana, cuyos yacimientos se encuentran al noreste del valle, hacia la región de Otumba, y la Sierra de las Navajas, ubicada varios kilómetros más al norte. También eran fácilmente obtenibles diversos tipos de rocas, algunos de origen volcánico, utilizados en la manufactura de instrumentos y para la construcción, como tezontle, basaltos, pizarra, andesita, etcétera, además de pig­men­tos de origen mineral para las pinturas.

En cuanto a la fauna, los mismos teotihuacanos nos han proporcionado información a través de esculturas y pinturas. Aquí hay que aclarar que se representó tanto fauna del lugar como de regiones lejanas. De la primera tenemos puma, perro, coyote, venado, liebre, armadillo, tlacuache, guajolote, pato, paloma, garza, tortuga, víbora de cascabel e insectos como mariposas, libélulas, etcétera, que debieron ser aprovechados en la dieta alimenticia, además de poseer un carácter simbólico. La pesca era abundante en el lago y en los ríos. En cuanto a la fauna de otras regiones, tenemos figuras de monos, jaguares, cocodrilos, conchas y caracoles marinos muy importantes dentro de la sociedad teotihuacana.

De las plantas cultivadas podemos ver en distintos murales la representación de maíz, frijol, calabaza, jito­ma­te, nopal, flores y maguey, que también debió proporcionar fibras textiles. Por todo lo anterior podemos afirmar que poco antes de nuestra era el valle de Teo­ti­hua­can presentaba condiciones favorables para sus moradores, lo que significó un atractivo importante para el asentamiento de grupos humanos y el desarrollo de los mismos, hasta llegar a convertirse en una de las ciudades más pobladas de la antigua Me­soamérica.

Fuente: Pasajes de la Historia No. 4 El milenio teotihuacano / noviembre 2000

Recomendaciones

También te podría interesar

Comentarios

Lo último

5 Pueblos Mágicos ideales para recibir la primavera
México
5 Pueblos Mágicos ideales para recibir la primavera

¡La primavera está por llegar! Aprovecha el equinoccio para llenarte de energía en un viaje inolvidable en alguno de estos Pueblos Mágicos que te proponemos.

Ciudad de México
El fantástico Museo del Tiempo donde viven los aparatos viejitos del mundo

El Museo del Tiempo guarda dentro de sí 1,500 aparatos que hicieron la vida más fácil y placentera a la gente de tiempos remotos.

México
Llegó el momento de votar por Lo Mejor de México, ¡participa!

Es hora de que reúnas tus recuerdos de viaje y elijas ‘Lo Mejor de México’. Vota por tus lugares favoritos del país.

Ciudad de México
Noche de Primavera: fiesta nocturna en el centro histórico de la CDMX

En esta Noche de Primavera vive una fiesta nocturna de música y presentaciones escénicas en algunos espacios del Centro Histórico de la CDMX