Buscador
Ver revista digital
Conoce México

Los Topos, los héroes mexicanos que salvan vidas

topos-mexicanos

La Brigada de Rescate Topos nació a raíz del terremoto de 1985. A lo largo de los años han apoyado a miles de personas alrededor del mundo.

El 19 de septiembre de 1985 fue un día que marcó un antes y un después en la historia de México. Eran las 7:19 de la mañana y los ciudadanos del entonces Distrito Federal empezaban su día, cuando –sin esperarlo– un terremoto de 8.1 escala Richter azotó la ciudad. Los relojes se pararon; la vida se detuvo. En menos de dos minutos, la capital del país se derrumbó.

Fue una mañana fría y desoladora. Se empezaban a escuchar ambulancias, gritos, llantos; en la calle la gente tenía la mirada perdida, por momentos lo único que inundaba las calles era el silencio, de esos silencios tétricos que nacen del dolor.

Entonces, los ciudadanos empezaron a tomar acciones. Quienes se encontraban en las calles, empezaron a ayudar, sin importar nada. Con las manos desnudas empezaron a recoger los escombros de los edificios con la esperanza de hallar a personas con vida.

En un abrir y cerrar de ojos, un grupo de hombres que trabajaron como voluntarios unieron sus fuerzas para la búsqueda y rescate de víctimas. La prensa nacional los bautizó como los Topos, debido a las acciones que estaban realizando: algunos de ellos, cual topos, se zambullían entre los escombros para encontrar gente. Sus labores de rescate y la forma en la que poco a poco fueron organizándose fue sorprendente.

http://www.topos.mx

El nacer de un nuevo grupo de héroes

Meses más tarde, se constituyó legalmente la Brigada de Rescate Topos A.C.. Con el pasar de los años, este grupo fue creciendo y profesionalizando sus prácticas, que ellos mismos definen como “equipo ligero de respuesta inmediata”. Hasta el día de hoy estos ciudadanos apoyan con cuerdas, picos, martillos, sierras eléctricas, camillas y servicios básicos.

Además, esta brigada de rescate, que –por cierto- no dependen de ninguna institución gubernamental y ejerce con donaciones voluntarias, tiene como tarea la organización civil y la coordinación de actividades en caso de siniestro.

El trabajo de Los Topos durante el terremoto del 85 fue tan importante, que poco a poco las historias sobre su trabajo corrieron de voz en voz hasta cruzar los mares. Entonces, fue ahí como la brigada empezó a ayudar a todo aquel que lo necesitara. En 1988 apoyaron el incendio en el mercado de la Merced, en Ciudad de México. Pero su labor no paró ahí, Los Topos han llevado su ayuda durante el terremoto de Haití (2010), el tsunami en Indonesia Banda Aceh (2004) y el terremoto en Taiwán, China (1999), sólo por mencionar algunos.

Los Topos vía Twitter

2017

Como si se tratara de un deja vú o de un sueño vívido, la Ciudad de México volvió a revivir al trágico día del 85, pero 32 años después. ¿Quién iba a pensar que el 19 de septiembre de 2017 se iba a repetir ese mismo capítulo?

El sismo del 19 de septiembre de 2017 será otra fecha que quedará marcada en la memoria de los mexicanos. Un nuevo capítulo para la sociedad mexicana. Una nueva generación nació para ayudar a sus hermanos afectados, tal como lo hicieron 32 años antes sus padres, tíos, amigos, abuelos y conocidos.

Y Los Topos siguen ahí, con el pie en el cañón, con valentía, amor y empatía ayudando a sus iguales; porque después de todo somos humanos.  

Comentarios