Portada-2020-MD-507
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Pueblos Mágicos Naturaleza Pueblear Spa y relajación

Lugares increíbles en Chignahuapan: aguas termales, haciendas y más

La próxima vez que vayas al Pueblo Mágico de Chignahuapan, no dejes de visitar estos lugares alternativos que te recomendamos.

09-10-2019, 2:49:34 PM
Lugares increíbles en Chignahuapan: aguas termales, haciendas y más
Archivo MD
mm

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Chignahuapan es uno de los pueblos mágicos de Puebla y un destino que vale visitar todo el año. Su Feria de la Esfera y el Festival de la Vida y la Muerte son algunos de sus mayores eventos, pero hay mucho que hacer aquí.

A continuación, te presentamos opciones alternativas a las ya convencionales, para que te enamores de Chignahuapan.

Relax en las aguas termales de Chignahuapan

En el camino a las aguas termales, en el Barrio de Ixtlahuaca, se encuentra el Santuario del Honguito, la iglesia que atesora un curioso hongo petrificado. Cuentan que fue hallado milagrosamente en 1880 y si se sorprende es porque en su superficie puede verse, a través de un lente de aumento, la figura de Cristo. Sumergido en una barranca, a seis kilómetros del pueblo de las esferas, está el spa y resort de Aguas Termales de Chignahuapan (Barrio de Tenextla s/n; T. 01797 971 0982; termaleschignahuapan.com.mx).

Quienes se hospeden en cualquiera de las 65 habitaciones del hotel (en todas hay tina con agua termal) tienen acceso a las once albercas privadas. O se puede pagar una entrada general y deambular entre las albercas públicas, las hay techadas o al aire libre con las montañas agolpadas alrededor.

Todo en este lugar contribuye a serenar el alma: los masajes de piedras calientes, las envolturas de lodo termal, el temazcal. Se venden aceites relajantes hechos con cítricos, lociones de rosas, de raíces silvestres, también jabones artesanales y mascarillas. Y la vida pasa lenta, mojada, perfecta.

El río Ajajalpan pasa por aquí en su camino hasta el mar de Veracruz. Pero a diferencia del río y su movimiento, en este sitio las horas se invierten en no hacer nada más que estar con el cuerpo metido en el agua caliente y la calma.

Aventura y pulque en la Hacienda Amoltepec

A siete kilómetros de Chignahuapan se encuentra una hacienda que en el pasado se dedicaba a la agricultura y la ganadería. Desde hace tres años, ha querido rescatar el cultivo del maguey y la producción de pulque. Asistir al mágico proceso de elaboración de esta bebida fermentada es algo digno de considerarse.

Y aquí se camina entre magueyes que han tardado de ocho a diez años en crecer, capados en luna recia para que no se llenen de gusanos, y luego raspados en luna nueva para permitir que de sus poros vaya saliendo poco a poco el aguamiel que ha de ser transformado en pulque. Una visita a Amoltepec incluye la degustación de la miel de agave y el destilado de pulque que aquí se fabrica.

Además, la hacienda tiene diez habitaciones que parecen traídas del pasado: dispuestas alrededor de un patio con una fuente al centro. Es posible andar a caballo o bicicleta de montaña en sus inmediaciones, y se ofrecen paseos en bote por un lago que bien podría pertenecer a un cuento de hadas (Carr. Chignahuapan-Zacatlán Km. 3.5; T. 01797 598 0205; haciendaamoltepec.com).

Te recomendamos: