PAG-000-MD-505
Suscripciones Media Kit
apple googleplay

Síguenos

Suscríbete al Newsletter

Descubre Destinos Barrios Mágicos

Lugares increíbles poco conocidos de Coyoacán en la CDMX

Un paseo por las colonias Ruiz Cortinez y Huayamilpas en Coyoacán te sorprenderá. Aquí te presentamos lugares increíbles poco conocidos de Coyoacán.

08-08-2019, 8:08:40 AM
Lugares increíbles poco conocidos de Coyoacán en la CDMX
Nicolás Triedo

Sobre la avenida Tlalpan, en la alcaldía de Coyoacán, se encuentra la colonia Ruiz Cortines que es conocida sobre todo por su famoso Museo Anahuacalli, obra del muralista Diego Rivera (1886 – 1957) realizada exprofeso para exponer su colección de piezas precolombinas y que fue inaugurada algunos años después de su muerte, puntualmente en 1964.

No menos famoso es su hermoso Parque Ecológico Huayamilpas que es un verdadero oasis en la ciudad, con un lago que es un cuerpo de agua natural, un jardín botánico de cactáceas, y senderos didácticos.

Y la Ruiz Cortines tiene por supuesto historias, personajes ilustres y recovecos muy interesantes que merecen ser recorridos a pie en uno de esos días dedicados a descubrir los tesoros y secretos de la CDMX.

El Parque del Reloj

Este pequeño parque, a solo un par de cuadras de la avenida Tlalpan, sorprende por su tranquilidad y belleza, y también por sus enormes arboledas que regalan amplias zonas sombreadas para disfrute de los vecinos.

Cuenta con una pista para correr con gravilla roja, en su parte central hay bancas y áreas de descanso bajo los árboles, y alberga del mismo modo canchas de fútbol rápido, basquetbol y volibol, así como amplias áreas de juegos infantiles.

Corola 21, El Reloj, Ciudad de México

Casa de la Cultura El Reloj

A un costado del parque está la Casa de la Cultura El Reloj, un amplio espacio cultural que presume en sus fachadas pinturas murales y que en lo concerniente a su oferta cultural cuenta con clases de: danza clásica y contemporánea, danza árabe y regional, guitarra y batería, fotografía digital, pintura en cerámica, náhuatl, inglés y francés, yoda, kung fu y karate, así como eventualmente: conferencias, teatro, exposiciones de artes plásticas, presentaciones de libros, conciertos al aire libre, etc.

Entre Tallo y Polen, Corola, El Reloj, Ciudad de México

Museo Diego Rosales

Justo a espaldas del Centro Asturiano, se encuentra la casa-estudio, Museo Diego Rosales (1927), un templo del arte con obra del maestro y una colección de más de 15 mil piezas prehispánicas que el pintor ha adquirido en su dilatada carrera artística. La casa de piedra volcánica diseñada por Rosales está siempre abierta al visitante que quiera conocer a esta leyenda viva del arte mexicano.

Diego Rosales, quien recibe siempre a los eventuales visitantes de manera amable y cordial, conoció a Diego Rivera en 1944, puntualmente en San Francisco, California, cuando el gran muralista mexicano daba una conferencia.

En ese momento, Rivera, al darse cuenta del talento de Rosales lo recomendó para estudiar en La Esmeralda de la Ciudad de México; y en 1947, lo invitó a ser su colaborador.

En 1950, el maestro Rosales trabajó con Rivera en el mural: Desembarco en Veracruz que está en el primer piso de Palacio Nacional (1951), en el mural El agua, origen de la vida en la Tierra, en 1952, en el mural Pesadilla de Guerra, Sueño de Paz, y así sucesivamente.

En 1960 Diego Rosales realizó el fabuloso mural La Conquista y el Tormento de Cuauhtémoc que está en la Capilla Laica del Registro Civil de Coyoacán; en 1987 finalizó el espléndido mural de la Casa de la Cultura Reyes Heroles en el centro de Coyoacán, y años después, realizó el mural de la fachada de la Alcaldía de Tlalpan, por solo mencionar algunos ejemplos de la extensa obra mural del maestro.

Diego Rosales tuvo del mismo modo una destacada trayectoria como restaurador. Importantes fueron sus intervenciones en murales de José Clemente Orozco y del mismo Diego Rivera; su obra de caballete es del mismo modo de calidad y trascendencia, hoy, de hecho, el maestro sigue trabajando en unos magnífico girasoles y tiene varios proyectos en puerta.

La pasión del pintor por las culturas prehispánicas lo ha acompañado toda la vida, su espectacular colección de piezas precolombinas dan fe de ello, así como sus trabajos sobre los símbolos calendáricos aztecas que están recogidos en su obra: La Piedra del Sol o Serpiente de Nube.

Itzcoatl 51, Adolfo Ruíz Cortinez, Ciudad de México

Museo Anahuacalli

Este maravilloso recinto cultural, inaugurado en 1964, fue una obra concebida por Diego Rivera para albergar su colección de piezas prehispánicas.

Este edificio que es un interesante mestizaje entre la arquitectura moderna de la época y la estética precolombina, está incrustado entre la lava del volcán Xitle en algo así como un receptáculo sagrado con el inframundo, un concepto arquitectónico único que Rivera legó al pueblo de México.

Desde que uno ingresa en el edificio llaman poderosamente la atención los bellos diseños de mosaicos que están en el techo del lugar: una mezcla de simbologías entre lo prehispánico y lo contemporáneo, un trabajo en el que colaboró el arquitecto mexicano Juan O ´Gorman.

En los múltiples nichos de las 23 salas del museo destacan algo así como 2,000 piezas precolombinas presentadas con un criterio que tiene que ver más bien con lo estético; destacan piezas de las culturas del Occidente de México, es decir, Michoacán, Nayarit, Jalisco y Colima.

En el segundo piso se encuentran los bocetos restaurados y dibujos del proyecto del mural para el Rockefeller Center en Nueva York en 1933, que fue cancelado porque en él aparece la figura de Lenin.

Este mismo mural fue después pintado por el maestro, en 1934, en el recién terminado Palacio de Bellas Artes.

Desde el último piso del recinto se tienen hermosas vistas del entorno del Espacio Ecológico del Anahuacalli, es decir, de los agrestes paisajes del Pedregal, con la roca volcánica y su vegetación de cactáceas endémicas y varios pozos de agua, en algo así como 40 mil metros cuadrados de un oasis de nuestra ciudad pensado e ideado por Rivera, que fue de hecho un ecologista adelantado a su época y un estudioso de la medicina tradicional y herbolaria prehispánica.

Museo 150, San Pablo Tepetlapa, Ciudad de México

Parque Ecológico Huayamilpas

Este bello parque, inaugurado hace poco más de veinte años, es un remanso natural de esta zona de Coyoacán; hay un bello lago natural, senderos ecológicos, zonas de cactáceas, juegos para infantes, una fuente que hace las delicias de los pequeños, y hermosas resultan también las esculturas que acompañan el paseo por este parque.

Rey Nezahualcóyotl s/n, Huayamilpas, Ciudad de México

Casa de la Cultura Raúl Anguiano

En el Parque Ecológico Huayamilpas se encuentra la Casa de la Cultura Raúl Anguiano (1915-2006), un amplio y atractivo recinto cultural que rinde homenaje a este gran pintor y muralista mexicano.

Entre las actividades del lugar destacan los talleres de danza, artes plásticas, teatro, música e idiomas; y el recinto cuenta con salas de exposiciones, un auditorio, foros al aire libre, una biblioteca y cines.

Rey Nezahualcóyotl S/N, Huayamilpas, Ciudad de México

En fin, estos rumbos tienen mucho que ofrecer al visitante y a sus vecinos, sus áreas de esparcimiento y sus foros culturales son de los más atractivos de la ciudad.

Descubre más lugares en la CDMX. Todo lo que necesitas saber de la Ciudad de México la encuentras aquí: https://disfrutatuciudad.mx/

Quizá te interese leer: